Titiriteros (por Isa)

Tenía preparado un tema naive, un relatillo de pareja para el pre San Valentín, pero la indignación me ha podido, así que voy a desahogarme, aún a riesgo de que me denuncien por enaltecimiento del terrorismo o algo peor.

Hace tiempo que me repugna la ignorancia que me rodea, que me da asco escuchar a mis congéneres repetir como loros sin seso consignas difundidas por medios polítizados y políticos desvergonzados. Pero lo que está pasando estos días con los dichosos titiriteros del Carnaval de Madrid me supera.

El viernes por la noche ya estaba Twitter incendiado con el temita. “La que se ha liado con Carmena por unos titiriteros contratados por el Ayuntamiento para una actuación infantil. ¡Han hecho apología de ETA!”Busqué información antes de acostarme y todas las noticias que leí apuntaban a que el consistorio municipal la había cagado contratando a unos anarquistas proetarras que odiaban a los niños y les gustaba la violencia.
Por la mañana, como suele ser habitual, y no sin tener que escarbar un poquito, ya encontré noticias con más datos, aunque no es hasta el domingo cuando se empieza a publicar en algunos medios la verdad del asunto. Resulta que la representación de guiñoles era un clásico satírico de Lorca readaptado, pero circunscrito a un género (el del Títere de Cachiporra), resulta que el fallo es de la concejalía de Cultura que no ha tenido en cuenta que el espectáculo no es apto para menores y lo programa para ellos, y resulta que, en el transcurso de estos dos días, los titiriteros han sido detenidos ¡y están en prisión preventiva sin fianza! 
No doy crédito. En un país en el que los corruptos y demás ladrones de guante blanco están en su casa, forrados y sin nada pendiente con la justicia, se encarcela a gente por hacer teatro para adultos. Ese es nuestro país. Un país en el que, como dice un buen amigo, solo se enchirona a los robagallinas y los tuiteros. Y si eso me parece terrible, aún me da más nauseas, que a pesar de que ya hay informaciones dando a conocer los hechos, siga habiendo medios y políticos no ya desinformados, sino desinformando interesadamente.
Si a mí, que leo, me costó cierto esfuerzo localizar noticias en las que se expusiesen los datos reales y contextualizados del incidente de los titiriteros, ¿qué pasa con la mayor parte de la gente (que no lee)? Pues que no se enteran, pero que aún así se sienten muy legitimados para expandir por el ciberespacio su opinión contaminada y contaminante. Y tan panchos, oye.
El arte está plagado de temas desagradables, políticamente incorrectos y transgresores: cine, literatura, escultura, fotografía, música, pintura… Puede que no todo valga, pero hay que informarse un poco antes de acusar a alguien de un delito y, en este caso, parece claro -una vez lees la trama de la obra- que no existe tal. Más bien, habrá que indagar si el delito no está en encarcelar a alguien sin razón. Y mejor aún, habría que ver quiénes son los títeres aquí y quienes los titiriteros.

29 respuestas a “Titiriteros (por Isa)

  1. De acuerdo contigo en todo. Lo único que me preocupa de todo esto realmente es que, tras el ruido ficticio y estruendoso, la realidad sea que dos tipos estuvieron 5 días en la cárcel sin cometer delito alguno mientras que otros duermen en su casa cuando deberían estar encerrados… y sobre todo, que haya gente que no sepa diferenciar realidad de ficción y que hacía tiempo que no se perseguía así a la cultura. Asusta.
    Yo también estoy harta de que desde la izquierda se den excusas para cargar contra ellos, pero no los definiría como arsenales. Algunos son maestros en el arte de engrandecer nimiedades y ocultar grandes desfalcos.

    Me gusta

  2. No he querido comentar antes porque no me consideraba lo suficientemente informada para hacerlo… En este momento, tras el aluvión de horas y horas, páginas y palabras vertidas sobre el tema, tengo que decir unas cuantas cosas:

    – Fue un error garrafal contratar ese espectáculo como infantil. Fue otro error de bulto no suspender la función cuando el elenco se dió cuenta del tipo de público al que iba dirigido. Hay que depurar responsabilidades, expresión que les encanta utilizar en los medios. Pero que esto es otra cortina de humo, como la cabalgata y mil más, lo es, y con mayúsculas. De un tema absurdo hacemos una bola de nieve que se convierte en alud mientras se descubren cada día más imputados por corrupción en el Ayuntamiento de la misma ciudad, mientras en Valencia se desmantela el PP, mientras seguimos sin gobierno… Vale ya de caer en todo esto una y otra vez, por parte de los medios y de los ciudadanos… por dios, que somos muy mayores para diferenciar la paja de la mierda… Luchemos porque los titiriteros no estén en la cárcel, denunciémoslo, por supuesto, pero vamos a lo gordo, por favor…

    – Estoy harta que desde la izquierda, desde la cultura, desde los sectores suspuestamente afines a la ideología que más cercana me encuentro, se sigan ofreciendo de forma gratuita arsenal al contrario para poder seguir acusando de las mismas cosas. ¿Es necesario rezar un padrenuestro sexual en un acto oficial de un Ayuntamiento? ¿Es necesario hacer esta obra en un acto financiado por la Comunidad? De verdad, dejémonos de tonterías, actos grandilocuentes y postureos y pongámonos a trabajar en serio, que este país tiene muchos problemas como para andar discutiendo estos temas baladís…
    – ¿Los titiriteros en la cárcel? ABSURDO, se mire cómo se mire… No es delito, de ninguna manera, pero es que, aunque lo fuera, hasta que no vea a Rita Barberá, Rodrigo Rato y demás vestidos con el traje de rayas, un acto como este me parecería una gota en un mar de mierda…

    Me gusta

  3. Además de todo lo comentado, yo me planteo, como adulto y profesional tienes por delante una representación claramente no adecuada para el público infantil pero sentados en frente tuya un puñado de menores ¿la llevas a cabo? Francamente, me cuesta comprenderlo. La historia es un sin sentido de principio a fin…

    Me gusta

  4. No seré yo quien niegue que todos los medios arriman el ascua a su sardina, pero no todos mienten por igual o manipulan en el mismo grado.
    Soy contraria a ese tipo de generalizaciones, que además entrañan un tufo derrotista como de “no hay nada que hacer porque todos son iguales”, como si la podredumbre fuera inherente e irredenta. Tampoco creo que todos los políticos sean corruptos, ni todos los curas pederastas… por ende.

    Me gusta

  5. En la calle ya. Creo que estos artistas no han hecho apología del terrorismo y lo mismo que digo esto y viendo la viñeta de arriba añado que no solo Abc y La Razon mamipulan, como denuncia cualquier izquierdista con vehemencia, lo de Público también a veces es muy muy muy sectario. Huele a Podemos como los otros huelen a gaviota cagada de miedo y atacando por donde puede.. Yo no leo prensa inglesa, leo la nacional y la catalana por residencia -es otra- y a veces me provoca casi úlcera.
    La verdad dicen ustedes, pues es relativa, cada uno defiende su postura y eso es licito. Los medios se deben a otros intereses, no hay ninguna blanca paloma en ese aspecto. Como ya somos talluditos y podemos discernir no nos la cuelan, no.

    El Observador.

    Me gusta

  6. Hay una cosa que no se está teniendo en cuenta por la mayoría de la opinión pública y que ha señalado Juan Diego Botto hoy en un artículo: se trata de ficción, de arte… y solo las dictaduras criminalizan y censuran la ficción.
    Por tanto, no es necesario haber visto la obra. Porque una representación de títeres, una novela, una película no hacen apología del terrorismo aún cuando sus personajes la hagan (que ni siquiera es el caso).
    Dice J.D.B.”si un periodista dijera en hora de máxima audiencia que cada vez que ve a dos diputados electos tiene ganas de coger una escopeta y dispararles, puede estar incurriendo en un delito, pero si en una película un personaje que es periodista hace ese mismo comentario estaríamos ante una realidad completamente distinta”.

    Me gusta

  7. De hecho, la misma compañía actuó contratada por la anterior alcaldesa, Ana Botella, y no pasó nada. Como tampoco pasó nada con el incidente del Madrid Arena, que fue durante su gestión y organizada por su gobierno, y en el que hubo muertes de humanos, no de títeres.

    No, querido Anónimo, no coincidimos en nada. Pero le respeto igual. Es lo que tiene ser demócrata de verdad y no solo de boquilla, como estos que mientan a la democracia como quien mienta a la madre del adversario.

    Ojalá las utópicas promesas electorales que a usted le parecen mentiras puedan realizarse algún día. Ojalá estos que tanto se esfuerzan en tratar a la ciudadanía como marionetas dejen de poner palos en las ruedas a los que intentan hacerlo posible.

    Buen viaje y salud, Anónimo.

    Me gusta

  8. Por supuesto que no estarían en la cárcel ni se llevaría hablando de ellos varios días, sencillamente porque con otro gobierno municipal fuera impensable una obra, dirigida a niños, con ahorcamientos, apuñalamientos de embarazadas con crucifijos y cartelitos con la palabra ETA en la palestra (con independencia del contexto; con total y absoluta independencia del contexto). Con otro gobierno municipal, la concejalía es de cultura, no de Kultura. Celebro que coincidamos en esto.
    Lo de miente que algo queda es casi una verdad universal, tenga en cuenta que hay programas electorales plagados de mentiras y fantasías irrealizables que han cosechado unos 69 diputados. Ahí es nada.

    Me despido ya. Saludos.

    Me gusta

  9. Una reclamación a los organizadores, claro. Como en cualquier espectáculo que se preste.
    Lo de la conspiración, querido anónimo no es ni cuestionable. Tenga por seguro que ni los titiriteros estarían en la cárcel ni se llevaría hablando de ellos varios días si el gobierno municipal no estuviera en manos de quién está.
    Respecto al tema del pederasta, no hay nada que me repugne más que el abuso de cualquier índole a niños, los más inocentes e indefensos. Pero creo, como Carol, que la comparativa aquí no se presta. Más que para subrayar la laxitud de los jueces en un caso flagrante y la dureza en uno con sus “grises” (como dice usted) cuando menos). Los casos no se parecen en nada.
    Como dice Arantxa, veremos en que queda… y como siempre dará igual, porque el daño ya está hecho. “Miente, que algo queda” es la consigna, y la están llevando al límite de sus consecuencias.

    Me gusta

  10. ¿Qué fuentes alternativas? Sería bueno conocerlas, de esa forma quienes lo vemos de otro modo podríamos salir de nuestro error. Y también comprobar la independencia de esas fuentes o, en su caso, el grupo ideológico para el que trabajan. Tengo la sensación de que hay muchos más grises de los que usted da a entender en su artículo.

    ¿Una reclamación? ¿a quién? ¿a la concejalía de cultura?

    Si yo, pongamos por caso, estoy tocando la guitarra en plena calle y usted me denuncia a la policía, vendrán los agentes y, en todo caso, me invitarán a no armar tanto jaleo si es que ésta es eléctrica y voy con los amplis a todo trapo. Y lo más probable es que se rían de su denuncia. Los agentes de policía no se llevan detenido a alguien si no ven indicios de delito, y una vez en comisaría y tras la declaración pertinente, sale de rositas a la calle y no pasa la noche en un calabozo. A no ser claro que elevemos la apuesta conspiranoica, esto es, que estemos insinuando que los agentes están prevaricando, es decir, privar de la libertad a unos detenidos a sabiendas que no hay caso.

    Pero hay más. La Audiencia Nacional emite orden de prisión sin fianza: hay un rastro documental que vincula a los Sres. titiriteros con cierto grupo anarquista bastante violento. Por supuesto la decisión del Sr. Juez es de manual: reteniéndolos se puede tirar del hilo, y éste es muy posible conduzca y nos lleve a inquietantes sorpresas.

    De acuerdo con lo que dice Arantxa: no interesa protestar por esa canallada del pederasta. Ni siquiera someterlo a la consideración de algún que otro círculo. Lamentable.

    Muy politizada, lamentablemente es cierto. Pero también es cierto que no podemos, si somos serios, tomar la parte nauseabunda del asunto y darle el estatus de norma general, como también apuntaba Arantxa sobre la pederastia en el seno de la Iglesia.

    Me gusta

  11. Como periodista hace tiempo que me tomo con cautelanlo que se publica en los medios. En todos. Y busco fuentea alternativas y contrasto.

    No puedo decir que como se publican informaciones acusatorias y exculpatorias, no sé si los titiriteros son culpables o no del delito que se les acusa. Porque habiéndome informado resulta obvio que no lo son.

    Como madre, la reacción de los padres que presenciaban el espectáculo me parece completamente exagerada. El cauce no era ese. Si no te gusta una función o la consideras inapropiada o de mal gusto, presentas una reclamación, no llamas a la policía.

    Me parece desproporcionado que se les encarcele sin fianza por riesgo de fuga así como la dedicación al tema en los medios y en las redes. Muy al contrario de lo que ha pasado con el caso que menciona Arantxa: ni detención,ni prisión preventiva, ni presencia mediática. Efectivamente,porque no interesa.

    Y no, no me arrogo más conocimiento que un juez, pero estoy en mi derecho a opinar que la justicia está absolutamente politizada. Y este caso no es más que un ejemplo.

    Me gusta

  12. Es que mi libertad de expresión termina justo donde empieza el respeto que le debo como persona. No vale todo, pensar eso es uno de los rasgos fundamentales del llamado “pensamiento líquido”.

    Correcto. Pero los titiriteros son personas adultas. Sabían que había niños y de muy corta edad. Podían no haber ejecutado tamaña bazofia y avisar a los responsables, entre otras cosas, porque como adultos que son los Sres. titiriteros, tienen plena responsabilidad sobre sus actos. En eso consiste la mayoría de edad.

    Correcto también en eso. La concejal de cultura debe dimitir, o que la dimitan.

    Me gusta

  13. No tengo ni idea de leyes, pero el hecho objetivo y admitido por todos los implicados es que, justamente, no se trataba de un espectáculo infantil. Un error como una catedral de los responsables del programación y de la concejala de Cultura, pero no de los dos tipos que llevan dos noches durmiendo en la cárcel por un guiñol satírico.

    Por lo demás, la obra nos puede parecer bien, mal o una auténtica bazofia, pero ahí ya estamos entrando a juzgar sobre qué se puede hacer sátira y sobre qué no y en el resbaladizo tema de los límites a la libertad de expresión.

    Me gusta

  14. Soy habitual de la prensa escrita en lengua inglesa, así que la conozco bastante bien. Tiene usted razón: hay muchas maneras de enfocar una noticia. A eso se le llama “ingeniería social”, creación de estados de ánimo y opinión. No en vano hablamos del cuarto poder. Pero no debemos perder de vista los hechos: fue una representación con público infantil. Se ahorcó a uno de los personajes. Se apuñaló a otro. Y se insinuó que la policía ponía un cartel de ETA a otro guiñol para inculparlo. Y hablando de periodistas, lo que no es de recibo es que se tilde, despectivamente, de “papis y mamis” a los padres que, abochornados, llamaron a la policía. Lo leí en el TBO mayor del Reino, es decir, Público.

    Sobre las responsabilidades de los titiriteros y quienes les contrataron, ya se pronunciará el juez (a no ser que también nos arroguemos más conocimientos legales que ellos, o que si no dictaminan según nuestro pre-juicio, ya son corruptos).

    Me gusta

  15. No se trata de la tendencia del medio, sino de su respetabilidad, de su fiabilidad, de la honestidad del periodista que redacta la noticia. The Guardian es, bajo mi punto de vista, un excelente periódico conservador, un periódico serio, aunque no comparta muchas veces su enfoque. Un medio que publica una noticia titulando “Violaciones a monjas y apología de ETA en una función infantil” no está informando, sino haciendo otra cosa.

    Me gusta

  16. Toda la razón para el anónimo anterior. El asunto de los titiriteros ha sido tratado de dos maneras opuestas por los medios, y como no tengo toda la información me es imposible opinar con cierto fundamento. Ahora bien, lo que es un brindis al sol es, precisamente, considerar que aquellos de información que no son de nuestra cuerda, mienten e intoxican por definición. Eso me parece demasiado sectario como para tomarlo en serio (aunque me preocupa ese aumento del sectarismo en una buena parte de la población). Afirmamos que “leemos”, y además que leemos mucho, ¿qué leemos? ¿cuál es nuestro grado de conocimiento acerca de los hechos para decidir que leemos bien y los demás, cazurros, poco y mal?

    En cuanto a las redes sociales, decir que jamás estuvo lo soez, lo cutre y el culturilla del todo a cien tan de moda y además lo tuvo tan fácil. Es un estercolero hábilmente manejado por quienes diseñan los estados de opinión, un tratar, en suma, a la gente por estúpida, afirmando sin sombra de rubor ni vergüenza, por ejemplo, que pensar que la libertad de expresión se termina cuando empieza la libertad de la dignidad y el respeto por el otro, es equivalente a estar ciego ante los bochornosos casos de corrupción y mangoneo de nuestra clase política.

    Me gusta

  17. Me parece que me has malinterpretado. Por supuesto que eres libre de decir lo que quieras (como yo lo soy, claro). No he dicho en ningún momento que lo que mío sea LA VERDAD y me considero bastante ignorante para no sentirme en más posesión que la de mis propias dudas. Tampoco he acusado a TOOOODA la Iglesia ni a TOOOOODO el mundo de ser cómplices de los abusos, aunque sea un hecho probado que en muchos casos la cúpula de la Iglesia ha protegido a los abusadores (ahí tenemos el caso de la diócesis de Granada, por citar uno) y que la justicia actúa con laxitud (como tú bien resaltas en el hecho de que el tipejo está en libertad).

    ¿Que deberíamos salir todos a la calle a manifestarnos para apoyar a estas familias? Estoy contigo. Igual que, por poner un ejemplo, cada vez que hay una mujer asesinada víctima del machismo. ¿Que se está instrumentalizando de una forma brutal lo de los titiriteros? Por supuesto, aunque creo que no se defiende tanto a los chicos en concreto como el ataque que representa a expresarse artísticamente de forma libre. Al menos en mi caso personal, para que no parezca que soy portavoz de Podemos ni de Maduro, aclaro que me ofende profundamente que la libertad de expresión se invoque sólo de vez en cuando, cuando conviene. Y esa es toda mi tesis, sin más interés en polemizar contigo. Que en ningún momento pensaba que esto fuera una discusión o una polémica, sino un intercambio de opiniones, que para eso están los foros. ¡Salud!

    Me gusta

  18. Y nada, la verdad, es que creyendo que tengo razón o al menos mi razón, como tú tienes la tuya -esto lo explicaba Ana muy bien el otro día en su muro, cada cual cree que es poseedor de la verdad y nadie se apea y al final los debates no aportan nada-, ya se verá el devenir de los acontecimientos.

    En cuanto a la tolerancia que dices tiene la Iglesia con los abusos, no este Papa, no toda la iglesia, no todos los sacerdores, no todos los laicos. Yo también soy parte de la iglesia y mi tolerancia ante estos hechos cometidos por monstruos pervertidos es cero. Hay que perseguir a esos mierdas estén donde estén, hay que proteger a nuestros niños. Por establecer un paralelismo, ¿acaso todos los votantes de Podemos son chavistas o las “bondades” de Maduro? Sé que no.

    Arantxa

    Me gusta

  19. Para mí sí hay paralelismo y soy muy libre de así considerarlo. No sé, repito, si es o no apología del terrorismo. No soy abogada ni juez ni fiscal. Leo a unos que dicen que sí es apología del terrorismo y a otros que afirman lo contrario. Según la fuente consultada es o no es delito.

    Yo sí les veo un paralelismo curioso. Una insolidaridad bestial generalizada con los padres de los críos abusados en un colegio religioso de Barcelona con el delincuente en la calle y una empatía creciente por los artistas detenidos desde el minuto cero. Dos decisiones judiciales erróneas, pero a una se le puede sacar más votos que a otra. Lo de Barcelona causa repugnancia, pero no tiene vertiente política ni hay intereses creados derechas/izquierdas por eso no importa o no tanto. Arantxa.

    Me gusta

  20. No es que no interese, es que una cosa no tiene nada que ver con la otra.
    No creo que, como dices, la gente no se solidarice con los casos de víctimas de pederastia. Por el contrario, creo que existe una sensibilidad y una indignación muy grandes con su tolerancia por parte de la Iglesia (en este caso) y por la laxitud con que actúa la justicia. La pederastia es un delito, y uno de los más repugnantes, además. Lo de los titiriteros, si profundizas un poco sobre el tema, verás que ni de coña es apología del terrorismo. Pero insisto, son dos asuntos que no tienen nada que ver.

    Me gusta

  21. No son solo los medios los que ensucian y emborronan la verdad, sino el grueso de la ciudadanía, aunque es cierto que su caso es más flagrante porque deberían hacer justo lo contrario.
    Lo dicho. Asco

    Me gusta

  22. El problema no es solo que no se solidaricen con las víctimas del abusador, sino que la noticia del abusador no está teniendo ni la mitad de la repercusión mediática que la memez de los títeres. En los medios se habla de las sandeces que interesan a los políticos, y los demás les seguimos el juego como marionetas.

    Me gusta

  23. No sé si estos señores han hecho o no apología del terrorismo. Si así ha sido, es un delito penado con cárcel en España, que es donde estamos. Si no ha sido así libertad ya. Yo no he visto la pieza, así que no les juzgo.

    No obstante, con estos artistas se han solidarizado muchas personas. Y muchas menos con las familias de los menores que han sufrido abusos sexuales en el colegio de los maristas de Barcelona. El profesor reconoció que sí, que lo hizo, y está en libertad con cargos por orden de un juez. Las familias están indignadas y yo no veo que apenas nadie se solidarice con ellos, ni haya grandes movilizaciones.

    Entiendo que esto otro no viene a cuento, no interesa, no se puede intrumentalizar políticamente a estas pobres familias, porque el asunto no va de derechas contra izquierdas o al revés y por eso están abandonados. Una pena todo. Arantxa

    Me gusta

  24. La última frase lo resume todo. Estamos absoluta, penosamente manipulados como peleles, y lo peor es que lo asumimos con alegría. El cuñadismo se ha adueñado de las redes sociales. Vivimos en la época en la que, en teoría, es más fácil acceder a distintas fuentes de información, pero la mayoría se limita a tragarse a pies juntillas la basura que difunden los medios oficiales, empeñados en poner palos en las ruedas a los ayuntamientos de izquierdas. Existen, efectivamente, otros medios en los que informarse, pero para eso hay que tener interés. Y en este país nos interesa poco hablar con fundamento y nos encanta hablar por hablar.
    Por cierto, Serrat desaprovechó una oportunidad de oro de tocar esta canción el otro día en la mierdagala de los Goya, que aparte de por su aburrimiento, destacó por la ausencia total de compromiso. No digo que por ser un actor tengas que airear una posición política, pero dados los tiempos que corren, habría sido un detalle bonito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s