Malos entendidos (por Chelo)

¿Quién no ha protagonizado un mal entendido alguna vez? No me considero especialmente patosa en esto, pero estas cosas pasan. Si además te enfrentas a una cultura diferente y el idioma no ayuda, pues que os voy a contar que no sepáis.

La semana pasada estuve de viaje de trabajo en Las Vegas. Sí, ya sé que puede sonar emocionante y molón, pero insisto: de trabajo. Supongo que ir a esa ciudad con amigos en plan farra y desenfreno te tiene que dejar un sabor de boca bastante diferente que si vas a currar, por suerte, no a una barra americana… qué a todo llegaremos…

Al tema. Por una serie de circunstancias que no vienen al caso, un día me vi en la tesitura de ir a una habitación que no era la mía a intentar arreglar una cosa. Previamente llamé a recepción desde mi habitación y acordé verme con alguien del servicio de habitaciones en esa otra habitación en la que no había nadie pero de la que yo tenía la llave. Yo sabía que la habitación estaba en la planta 26 y que era la “Marquee suite”, ilusa de mi, pensaba que sólo había una suite de esas por planta. Pues no. Subo a la 26 y toma! Sección central circular con 4 pasillos y al final de cada pasillo una suite de esas. Já.

El Hotel era enormemente grande y me dio pereza volver donde estaban el resto de mis compañeros a preguntarles cual era exactamente la habitación, así que me dije, pues voy probando la llave hasta que se abra la puerta. Primer intento, fallo, segundo, no, tercera puerta, no se abre… así que estaba claro que la que me quedaba por probar era la mía, bien!.

Pruebo la llave y nada, pero cómo tenía que ser esa por narices insistí, insistí… insistí y volví a insistir… hasta que un chico de aproximadamente 2 metros de alto y uno y medio de acho, negro, me abrió la puerta desde dentro con una cara de mala leche que ni os cuento. ¿Qué yo qué pensé? Joder, que era el del servicio de habitaciones que estaba allí para ayudarme tal y cómo había quedado con la Recepción 15 minutos antes (o eso pensaba yo).

Yo-jelou
El negro-what?
Yo– guat guat? Intento por mi parte de entrar a la habitación (sin violencia ninguna, lo juro)
El negro*@%&! *@%&! *@%&! (vete tú a saber qué me dijo). Puso la mano bloqueándome el acceso, ya me fijé más en él y estaba claro no era del servicio de habitaciones. No sé qué pensaría el pobre hombre, igual que mis servicios iban incluido en la suite, igual que hay mucha loca suelta…

Lo que pasó después fue una sucesión de disculpas por mi parte, descubrir que la habitación correcta era la primera que había intentado abrir sin éxito y por supuesto que el del servicio de habitaciones no dio señales de vida, pero claro, nunca hablamos de número de habitación, solo del nombre, así que vete tú a saber en cuál de las otras 3 suites que se llamaban igual en la misma planta fue a parar…

Creo que probablemente sea uno de los malentendidos más sofocantes en los que me he visto ¿y tu?

PD: Después de Las Vegas, fui a Nueva York, tengo que volver con más tiempo, qué pasada!!!


22 respuestas a “Malos entendidos (por Chelo)

  1. jajajajajajaja Me encanta reír!!!!! Bueno, pues genial la entrada, la verdad. Es imaginarse a esos negracos de peli, con cadenas y demás y su lenguaje grosero para reír más!!!!

    Y qué? Ganaste algo en el casino o no?

    Me gusta

  2. bueno, ¿pero al final qué pasó con el negro? a mí también me habrían entrado sofocos con semejante ejemplar… si medía 2 metros de alto por 1,5 de ancho, mejor no me paro a pensar en el resto de sus dimensiones…

    Me gusta

  3. Ricardo,
    Para no perder dinero en Las Vegas, lo mejor es no jugar 

    Moni, no, no era guapo…

    Magda, si, yo también espero que mi próximo viaje a NY sea de placer…

    Sr. Atrapao, lo de “¿estás embarazada?” es de lo peor, a mi me lo han preguntado sin estarlo y sienta como el CULO, con mayúsculas!

    Juana, ya que te sentabas encima de alguien, podrías haber tenido más tino ¿una señora? Joe

    Angelito, lo de los 2 m no es una exageración, lo juro!!

    Pablo, esa sí que es buena ¿recibió algo a cambio? ¿un guantazo? De la novia me refiero… juas juas

    Ana, de todo se sale, si no, siempre queda el lenguaje universal, los signos y gestos…

    Sunny, efectivamente, había que verme el careto…

    Mamareceinte, imagínate! Se quedaría flipao

    Lilly, esa es la típica cosa que podría pasarme a mi perfectamente. Un placer verte por aquí 

    Ender, genial, genial… sexo anal… jajajaja

    Monet, bienvenido, espero que te quedes…

    Daniel, siiiiiiiiiii, me habéis pillado, pero me salió mal la jugada, cachis!

    Hadc, si, no me quejo, de todos los destinos disponibles no he salido mal parada, de momento…

    Arantxa, yo con la edad también me voy cortando más y me pasa menos, nos hacemos mayores!!

    Gracias a todos por la visita y por comentar

    Me gusta

  4. Momento total. Creo que a mi me da un desmayo, en un país extranjero, en otro idioma, uff…

    Yo con la edad voy metiendo la patita cada vez menos, pero en ocasiones es inevitable.

    Me gusta

  5. jajajajjaja… qué bueno lo del sexo anal(ender), y por cierto… yo que me pensaba que todos les negrazos estaban en el mundo para dar y no para recibir… te salió uno modosito se ve… jejeejej

    Me gusta

  6. Anda que, un malentendido así en un país así te puede costar un susto :DDDDDD

    Yo no soy muy asidiua de malos entendidos, el más gracioso que recuerdo fue en un trabajo que estuve, estábamos hablando de sexo y una compañera extranjera por sexo oral entendió sexo anal y abría los ojos como platos y no paraba de preguntar,
    -pero eso no duele?????
    y todas nosotras la mirábamos raro y le decíamos,
    -pero como va a doler eso??????
    y ella,
    -en serio aquí en España hacen todo eso y no les duele????
    y nosotras,
    -que no, mujer, eso no duele
    hasta que me pareció raro y le dije,
    -pero vanmos a ver, tú de que crees que estamos hablando?
    y ahí nos dimos cuenta de que era obvio que ella pensase que esas cosas dolían XD

    Me gusta

  7. Jolines, qué suerte… aunque sea por trabajo… Yo ni si quiera he llegado a estar en un señor hotelazo de esos jajaja.

    Yo una vez me confundí de coche , jajaja, se lo contaba a una amiga bloggera el otro día precisamente. Me esperaban en un coche blanco y yo que no entiendo de coches me monte en el primer coche blanco que pille… y resulta que no era en el que me tenia que montar… lo unico que le dije al conductor fué “Perdón, me confundí”, me puse roja como un tomate, y salí disparada del coche…
    Seguro que tuve más metidas de pata que esa… pero esa es la que siempre me viene a la cabeza 🙂

    Un placer leerte.

    Besinos

    Me gusta

  8. A mí me pasan cosas de estas día sí y día también, tengo una especie de imán para meter la pata y una bocaza como un buzón cuando se trata de cagarla… Y con mi nivel de inglés hubiera terminado de otra forma la historia que cuentas, porque vamos, si tengo que entenderme con un tío de esas características, yo con mi metro cincuenta y cuatro frente a sus dos metros y con mi inglés vallecano, me hubiera muerto de un infarto en el momento…

    Me gusta

  9. Lo mejor fue lo de mi hermano, que un día al llegar al cine con la peli ya empezada y su novia esperándole en la sala, al ocupar su asiento libre saludó a su chica dándole un simpático apretón en las tetas.
    Lamentablemente, su chica era la que estaba en la butaca del otro lado de la que estaba libre, no en la que él creía…

    Me gusta

  10. Jaja!! Pues yo tengo una habilidad especial para ese tipo de cosas, me pasan constantemente, tanto que he aprendido a desenvolverme con cierta soltura. Desde confundirme de planta en la oficina hasta sentarme encima de alguien en el cine, sí tal cual, en mi defensa diré que estaba oscuro, pero la cara de la señora debió de ser un poema, supongo que es una cuestión de despiste 😉
    Juana

    Me gusta

  11. Buff, con lo que me afectan los malentendidos, a mi me pasa eso y que me trege la tierra.

    Yo he de reconocer que soy muy tontita, lo he sido toda mi vida y aunque a base de tortas aprendo… aprendo poco.

    En algunos momentos, de esos que no se puede arreglar y que enterarse de lo que se ha hecho duele mas, me gustaria ser mas tonta aun, tanto que ni me diera cuenta del mal entendido. Ojos que no ven…

    Espero que puedas disfrutar pronto de otro viaje a Nueva York, pero de placer.

    Me gusta

  12. Dios!!!!Que envidia!!!Aunque fuera por trabajo…Las vegas y despúes N.Y….Uhmmmm…En fin que lo del malentendido,supongo y espero que sepas hablar muyyyy bien el inglés, que sino aún sería peor…Por cierto era guapo el negro????

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s