El Regalo Perfecto (por Chelo)

Hoy me ha llegado un mail con el mismo asunto que el titulo de este escrito: El Regalo Perfecto. Sin abrir el correo me he preguntado ¿Cuál es el regalo perfecto? He estado un buen rato dándole vueltas a qué pediría si el genio de la lámpara mágica se presentara un día de estos y me ofreciera 3 deseos. Creo que hablando en términos generales, la salud para uno mismo y los seres queridos es el bien más preciado. Como hablamos de genios y deseos me voy a permitir la licencia de pedir 3 cosas que no se “regalan” así como así. El primero cómo ya he dicho sería salud y el segundo amor. El amor en todas sus versiones creo que es una de las mejores cosas que hay en esta vida. Me pongo a pensar en el tercero y uno de los deseos que más anhelo es algo recurrente en mi vida. No es una cosa nueva de ahora, desde bien pequeña he querido jugar con ello.

Os voy a dar dos pistas, a ver si lo adivináis:

1. No es algo común que quieran los niños. Yo empecé a querer jugar con él después de leerme un libro infantil del que no recuerdo el nombre ni el autor. He intentado buscarlo en Google pero no doy con él y es una pena, porque fue un libro que me marcó y del que todavía recuerdo su moraleja: cuidado con lo que deseas porque puede serte concedido y volverse en tu contra… ahí queda eso.
2. Creo que es algo que se valora más conforme cumples años.
3. Calidad y cantidad no están reñidos con este deseo.

¿Lo compartís? ¿sabéis de que hablo? Seguro que sí, lo he puesto muy fácil 🙂


29 respuestas a “El Regalo Perfecto (por Chelo)

  1. Hola Lo, yo también, soy una ansiosa, aunque cada vez valoro más el tiempo y me costaría más y más tirar del hilo…
    diego, amigo, a veces se acierta todo y a veces nada, ahí está la gracia 🙂

    Me gusta

  2. Puf, llego cuando está todo dicho. Yo hubiera dicho la luna, o algo así, llena, creciente o menguante, por eso de la calidad y la cantidad ¿o no? Pero bueno, era el tiempo, últimamente no doy ni una 🙂

    Me gusta

  3. yo no tengo ni idea…del libro.

    Pero me viene a la memoria mis deseos de cuando era niña, deseaba saber cómo sería de mayor, que cara tendría cuando tuviera 60 años, ahora cuando lo pienso no acierto a explicarme por qué me obsesionaba algo tan tonto… Yo me identifico con la prota de tu cuento, si yo hubiera tenido esa madeja o carrete del tiempo hubiera tirado del hilo hasta el final. :DD

    Besucos

    Me gusta

  4. qué noooooo, que no es Momo el libro del que hablo, aunque también tiene una buena metáfora sobre el tiempo, no es ese. A los que no lo habéis leído -Momo-, os lo recomiendo, aunque yo me lo leí de pequeña y no se si ahora me calaría igual… pero es un libro muy bonito según lo recuerdo…

    En fin, creo que seguiré sin encontrar aquel libro del que os hablaba,,, cahchis!

    Besos y gracias por comentar, con lo al que vamos todos de tiempo, es todo un halago 😉

    Me gusta

  5. Yo también pediría ese deseo: tiempo para disfrutar, para leer, para vivir… No me he leído Momo, así que voy a aprovechar que Cartafol nos lo ofrece para disfrutarlo….

    Me gusta

  6. Chelo, no se que a que libro te refieres, pero lo que sí se es que me encantaría disponer de más tiempo. Días de 48 horas, un deseo imposible. Como la niña, yo tiraría del hilo para que llegaran los momentos que anhelo, pero también para que los malos se esfumaran. De estos últimos cuando somos niños nada sabemos.

    Me gusta

  7. Siento no saber de que libro se trata, pero no dudarás que soy la más…..no sabría muy bien que decir!!!!! Pues yo creo que no pediría tiempo, las cosas siguen su ritmo, y si yo tuviera más tiempo, seguro que limpiaría más(jijiji).Un beso

    Me gusta

  8. Ese libro no lo conozco, pero hay otro que habla del tiempo y también puede que te marcara…es el de Momo, de Michel Ende…los ladrones de tiempo, la importancia del tiempo bien consumido…pero para cuando tu niñas sean algo mas mayores, claro….

    Me gusta

  9. si!!! tiempo!!! sister, jugabas con ventaja, que tu conocías el libro del que hablo… Os cuento la trama a ver si alguien sabe el autor o el titulo, me encantaría conseguirlo para mis hijas… no me acuerdo bien de los detalles pero iba de una niña que quería con todas sus ganas que llegara un día en concreto (cumpleaños, navidad… no recuerdo) y estaba todo el día “ojalá que ya fuera el día de mi cumpleaños (por ejemplo), ojalá ojalá, era lo que más deseaba en el mundo que pasara el tiempo rápido para llegar a ese día, un día una persona le da un ovillo -o similar- del que salía un hijo y le dice que estirando del hilo el tiempo pasaría más rápido, pero que el inconveniente era que el hilo no podía volver a meterse, una ves sacado, el tiempo habría pasado y no habría vuelta atrás… así la niña cada vez que quería que el tiempo pasara para celebrar su siguiente cumpleaños, las siguientes navidades… la niña tiraba del hilo y el tiempo pasaba y pasaba sin darse ni cuenta… ya os imaginaréis que sin apenas haber vivido nada se plantó viejecita y entonces se dio cuenta de que ansiar tanto pase el tiempo no había sido nada bueno, había no-vivido su vida por querer continuamente llegar a momentos “buenos”… ¿qué? ¿alguien sabe qué libro es? ¿alguien incluiría en tiempo en su lista de 3 deseos? tener tiempo para hacer más cosas, días de 60 horas, poder dormir más, leer… ummmm

    Me gusta

  10. Yo debo de ser muy especial porque todo lo que se me viene a la cabeza son “tetas”!!!!Vamos que ahora si que tengo claro que tengo una mente calenturienta de mas!!!!! No te hagas de rogar y dínoslo ya!!!! Un beso

    Me gusta

  11. ummm, curioso, es lo típico que cuando lo adivinéis o lo diga, pensaréis “pues claro!” ya veréis, ya…

    Es que si os hablo de la historia del libro os estoy dando la respuesta…. a ver, otra pista:

    – La gente que tiene “de sobra” se queja porque “le sobra”

    … a ver, a ver…

    Me gusta

  12. pues sinceramente no se de que hablas!!!! Es más, llevo unos minutos pensándolo, y mi calenturienta mente, me juega malas pasadas, asique ha decidido rendirme, y esperar tu respuesta!!!!
    Por otro lado, además de la felicidad, y la salud, mi tercer deseo sería un coche(soy así de rara), pero mio,mio; no de casa. Ya veis…Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s