Que la vida iba en serio (por Arantxa)

Uno lo empieza a comprender más tarde”. Así empieza el breve poema No volveré a ser joven, de Jaime Gil de Biedma. Es precioso y terrible, hermoso y sombrío. Conciso y certero. Estos días me viene a la cabeza reiteradamente y me he acordado también del encuentro, hace unos meses, que tuve en un pasillo de un conocido supermercado con una profesora del colegio de una de mis hermanas. Su gesto era el mismo, su mirada amable, pero quizás eran casi 18 los años que llevaba sin verla y me impactó. El tiempo había hecho mella en ella, aunque aún mantenía cierta frescura en el rostro.

Acodadas en nuestros respectivos carritos, hablando de la vida, de algunas cosas que habían pasado en estos años desde que abandonamos el colegio. Años en los que mi hermana y yo conocimos el cáncer en la familia, nos titulamos en la misma facultad, pero en carreras distintas, quisimos, tal vez nos quisieron, fuimos de boda. Nacieron sus sobrinas. Los años definitivos, en los que te forjas como mujer y con suerte como profesional. Quieres y a veces dejas de hacerlo, otras te rompen a ti. No basta con vivir el amor como a los 20, a veces todo es una carrera de obstáculos, y no puedes correr feliz como un potro desbocado porque tarde o temprano te asomas al precipicio de la dura realidad.

En un momento ella me preguntó, “Rebeca fue una niña feliz conmigo, ¿verdad?”. Entonces, en los primeros años de la desaparecida EGB, mi hermana era muy tímida y retraída, pero adoraba a su maestra. Y su maestra a ella, sospecho. Porque era una cría también tranquila, complaciente y cariñosa. Y le dije con rotundidad “Claro que sí, por supuesto”.

Nos despedimos pero me quedé en el pasillo, pensando en lo felices que hemos sido mis hermanos y yo en el colegio. Niños obedientes y estudiosos, dichosos en aquella burbuja que nos protegía del mundo. O era la edad la que nos mantenía incorruptos, luego la realidad te salpica y pierdes frescura e inocencia. Conoces el sufrimiento. Eso es la vida. Y va muy en serio, aunque a veces pretendamos bromear con ella.



13 respuestas a “Que la vida iba en serio (por Arantxa)

  1. Es Dr.EBHOSE usted puede email él si necesita su ayuda en su relación,
    prometen you.Your problemas se resuelven de inmediato. Después de estar en
    relación con él durante siete años, él me dejó, yo hice todo
    posible traerlo de vuelta atrás, pero todo fue en vano. Yo quería que él la espalda
    por el amor que siento por él, le suplicó, pero él se negó hasta que
    explicado mi problema con alguien en línea y ella me sugirió que debería
    más bien por correo un lanzador de hechizos que podrían ayudarme a un hechizo que le trajera
    espalda, pero yo soy el tipo que nunca creen en hechizos, no tenía más remedio que
    Pruébalo, envié el lanzador de hechizos, me dijo que no había problema que
    todo va a estar bien antes de tres días, que mi ex se vuelve a mí
    antes de los tres días, él lanzó el hechizo y, sorprendentemente, en el segundo día,
    eso fue alrededor de las 4:00 de la tarde. Mi ex me llamó, yo estaba tan sorprendida, me contestó el
    llaman y lo único que dijo fue que estaba tan mal por todo lo que pasó,
    que quería volver a mí, que me encanta tanto. Yo estaba tan feliz y
    sorprendido. Desde entonces, he hecho una promesa de que todos los que conozco se
    nunca tener un problema de relación, que me voy a referir a el hechizo
    lanzador de ayudarlos. Cualquiera podría necesitar la ayuda del hechicero, su
    ebhodaghespell@gmail.com email
    Él también lanzó tantos sortílega,

    (1) quiere que su ex atrás.
    (2) Usted siempre tiene pesadillas.
    (3) Para ser promovido en su oficina
    (4) ¿Quieres un niño.
    (5) ¿Quieres ser rico.
    (6) que desee mantener su esposo / esposa sea sólo suya para siempre.
    (7) la necesidad de asistencia financiera.
    8) ¿Quieres estar en control de que el matrimonio
    9) ¿Quieres que atraerán a la gente
    10) La falta de hijos
    11) ¿NECESITA UN MARIDO / MUJER
    13) CÓMO GANAR SU LOTERÍA
    14) PROMOCIÓN HECHIZO
    15) HECHIZO DE PROTECCIÓN
    16) HECHIZO DE NEGOCIO
    17) HECHIZO DE TRABAJO BUENO
    18) cura para cualquier enfermedad / h.i.v.
    Póngase en contacto con él hoy en: ebhodaghespell@gmail.com

    Me gusta

  2. Envejecer, morir, era una de las obsesiones de Jaime Gil de Biedma, aunque por el camino hay que reconocer que supo vivir. Que finalmente es lo importante.
    No te tomes la vida muy en serio, total, no saldrás viva de ella.
    Un placer descubriros.

    Me gusta

  3. La verdad es que tengo pocos recuerdos de mi infancia, tengo flashes de momentos concretos, situaciones, algún libro que me marcó o algún lugar… pero en general me acuerdo de poco. Solo puedo añadir que no cambiaría la etapa actual por volver a la infancia, por mucha inocencia que tuviera y muy feliz y despreocupada que viviera…

    Me gusta

  4. Precioso, Arantxa, redondo y real como la vida misma…
    Me ha encantado tu reflexión con la que me identifico perfectamente. No en vano hemos compartido en parte esa maravillosa etapa escolar… qué bien se recuerda todo a medida que va trascurriendo el tiempo, ¿no tienes intacto el recuerdo del olor a plastilina?

    Sólo discrepo en parte, y es que yo creo que tengas la edad que tengas, y aunque se haya conocido ya el dolor, hay que procurar seguir corriendo feliz como un potro desbocado… hay que bromear con la vida todo lo que se pueda, aunque sepamos que va en serio.

    Me gusta

  5. Carpe Diem, hay que vivir el dia a dia con la gente de tu alrededor, pensar en las cosas buenas del pasado y pensar lo bueno que puede ser el futuro, luego escucho el poema y te digo.

    Me gusta

  6. Has acertado entre mi pensar,en mi cabeza ha estado rondando el hecho de estar entrado en la etapa donde la vida es dura (Porque sí hay una etapa, la estoy viviendo)lo digo por todas las responsabilidades,decepciones, el cambio de ambiente que en su oportunidad nunca he llegado a vivir. Pienso, el mundo de cristal ya no es tan cristal, y el miedo a lo desconocido ya esta presente. Sin duda la juventud, adolescencia es una etapa muy fresca, aplacible, “con falsas preocupaciones” que siempre recordaré. Me quedo con el último fragmento del poema,Estupendo, Besos!!

    Me gusta

  7. Como se nota que he publicado en pleno puente veraniego! La verdad es que el poema es desgarrador. Y la vida de adulto a veces resulta muy complicada. Pero es un hecho que no hay marcha atrás y hay que luchar. Mónica, no te lamentes por la infancia de tus hijos, eres una madre coraje.

    Me gusta

  8. Y a mi se me llenan los ojos de lágrimas…echando de menos aquella infancia tan feliz, tan diferente a la que tuvieron mis hijos!!!!!Me ha encantado, yo no podría expresarlo tan bien!!!!Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s