Mamás no tan jóvenes (por Arantxa)

Esta semana, esperando a que mi hija mayor saliera de clase de danza, he conocido a una mamá del cole. Me acerqué yo a ella, porque llevaba en brazos un bebé muy pequeño, y tenía curiosidad por conocer a la criatura. Una niña preciosa (que gran mentira esa de que todos los recién nacidos son iguales), de original nombre (Abril) y con una progenitora muy joven. No llegaba a los 30 y ya tenía otro crío de seis. Me decía la mamá de la nena que ahora la gente tiene los hijos “demasiado tarde” y que más que madres algunas “parecen un poco abuelas”.

Me sentí una mamá un tanto añosa (aclaro aquí que mi primera hija nació cuando yo tenía 31 años y la segunda casi dos años después, juzgar vosotr@s). A esa edad mi madre parió a su cuarta hija, pero ninguna de sus vástagas ha seguido sus pasos. Que la edad de la maternidad se ha retrasado y mucho es un hecho objetivo, si nos comparamos con nuestras madres. No hace falta remitirse a los informes del CIS. Pero que pocas de aquellas mujeres habían cursado estudios universitarios y debían enfrentarse a la ardua tarea de conciliar vida laboral y familiar es un hecho. (Ya hablaremos en otro momento del verbo conciliar). La mujer ha cambiado mucho y, por ende, su forma de vivir la maternidad.

Tras despedirme de la mamá pensé cuán duras podemos ser las mujeres con nosotras mismas. En mi trabajo he llegado a oir que “tener un hijo con 40 años es una barbaridad”. Puede que biológicamente no sea lo más recomendable, aunque los riesgos para la parturienta y el bebé cada vez sean menos, pero es un hecho que si muchas mujeres se sienten preparadas, estables y seguras emocional y económicamente a esa edad, ese es su momento y no otro. Y lo aplaudo, porque al hombre, no digamos de 40, sino incluso de 50 o más que tiene un hijo no se le juzga con la misma dureza.

Se habla de maternidad tardía cuando la gestante tiene más de 35 primaveras. A partir de esa edad el reloj biológico juega, dicen los médicos, en nuestra contra. Yo prefiero llamarla maternidad madura. Cuando es escogida libremente, estoy segura de que puede vivirse con tanta entrega y capacidad de disfrute como si se tuvieran unos cuantos años menos. Si conocéis a alguna de estas madres, y especialmente a áquellas para las que lograr el embarazo ha sido un camino lleno de escollos, seguro que entendéis de lo que os hablo.


12 respuestas a “Mamás no tan jóvenes (por Arantxa)

  1. Ya sabes que yo no tengo hijos y por ahora no pienso tenerlos. Y es tan difícil de hacerlo comprender como el tema que planteas. Yo pienso que hay que tener respeto por las decisiones de cada uno siempre que no sean radicales, es decir, nunca apoyaré que sea bueno que una niña de 14 o quince años tenga un bebé como tampoco que lo tenga alguién con una edad excesiva, en estos tiempos alrededor de los 45/50. En cualquiera de los dos casos me parece un poco irresponsable y egoista hacia esos niños que van a llegar al mundo.

    Me gusta

  2. Gracias a todas por vuestras opiniones. Por lo que veo para cada una la opción de ser madre llegó en un momento determinado, a edades distintas. Lo importante como dice Isa, es quererlos y también, como indica Claudia, asegurarles el mejor entorno y las condiciones más óptimas para que crezcan felices.
    Ender, no te castigues por lo que los demás digan u opinen. Si tu momento es ahora y no otro, bien está. Arroja esa culpabilidad insana y paralizante. Nos has hecho nada malo. Que necios los que así os juzgan, a ti y a tu medio pomelo. Un beso.

    Me gusta

  3. No sabes qué de cerca me pilla tu entrada.
    Yo nunca quise ser madre y mi compañero no quería ser padre, nuestras historias personales nos avalaban como los más acérrimos antihijos.
    Pero si tienes mucha suerte, si tienes una oportunidad, si el amor te sana, puedes decidir que vale la pena tener un hijo a pesar de todos los contras que te pesaron tanto.

    Yo a los 30 años no hubiese podido ser madre, no estaba preparada, sencillamente no podía.

    Empezamos en esto a los 33 casi 34, he estado embarazada a los 33, a los 34 y a los 35 y hoy me dicen que tal vez ya es demasiado tarde para mi.
    Y tenemos que vivir escuchando que lo deberíamos haber pensado antes, que llegamos tarde, que es nuestra culpa.
    Nustra paternidad ha sido la decisión más meditada de nuestra vida pero eso no es suficiente, somos jóvenes para todo pero para tener hijos…
    Cómo se lleva sentirse culpable por no haberlo intentado antes sabiendo que antes no podíamos?

    A menudo se nos olvida que todos lo hacemos lo mejor que podamos, aunque la cagemos en muchas cosas.

    Gracias Arantxa, por tu entrada.

    Me gusta

  4. Desde luego que la maternidad tardía no es lo ideal. Pero, actualmente, casi es la única opción si quieres ser madre. Si pudiera elegir libremente, yo no eligiría ser madre con 40 pero hay muchos condicionantes como la estabilidad laboral y emocional. Si tienes un hijo, debes asegurarle el mejor entorno posible.

    Me gusta

  5. Yo fui madre con 22 y 27 años, y fue una decisión meditada y muy deseada!!!!Dejé aparcados mis estudios universitarios(no me casé embarazada, ya llevaba 2 años casada), y nunca los reanudé. Cada una es libre de decidir la edad, pero yo ahora mismo, me plantearía más, si con 60 años tienes ganas y ánimos, de sufrir la adolescencia de un hijo. Será porque yo llevo un año muyyyyy problemático con mi hijo el mayor que tiene 18 años, que realmente, a mi parece que con muchos más años de los que tengo, no lo soportaría. Y ya se que much@s adolescentes no dan problemas, pero otros muchos si…

    Me gusta

  6. Muy buen Post Arantxa!
    La verdad yo pienso que cada cosa llega y tiene su edad. Si nosotras queremos tener niños a los 20, 30 o 40 años, es nuestra decición y si lo hacemos quizas es por que ya nos sentimos preparadas no?
    Los tiempos de ahora no son como los de antes, ahora la mujer esta mas valorada y podemos decidir…
    Ya sabes yo me esperare un poquito más 😛

    Me gusta

  7. Gran post, Arantxa.

    No puedo sentirme más identificada con el término de maternidad madura… Tuve mi primer hijo con 34 años. A esa edad mi madre ya nos había parido a todos y somos cuatro. A mí me tuvo con 24.

    Aspiro a tener más hijos y no me importa que me alcancen los 40 en el proceso. Me siento joven, con fuerza y mucho más preparada mentalmente para la maternidad ahora que hace diez años.

    Además, los tiempos han cambiado, y la esperanza de vida es cada vez mayor, por lo que no entiendo las críticas hacia la maternidad madura -que las hay- y sospecho que donde más abundan es entre las mismas que predican el involucionismo femenino.

    Como dice mamá (contra) corriente: RESPETO. Que cada uno tienga a sus hijos cuando le plazca y cuando pueda… lo importante es quererles.

    Me gusta

  8. Tuve a mi hijo con 27 años casi recién cumplidos y, si Dios quiere, tendré a mi segundo con 29. Pienso que ahora se tiene a los hijos a unas edades, para mi, bastante tardías, pero jamás de los jamases se lo diría a una madre directamente, me parece la misma falta de respeto que cuando a mi me dicen que he tirado mi vida por la borda y demás lindezas. Hay que aprender a respetar, que cada cual tome sus decisiones, tener hijos no es obligatorio ni tampoco a la edad a la que tenerlos.

    Me gusta

  9. Yo creo que mientras sea una decisión meditada, y con los límites biológicos normales (recuerdo la española que los tuvo con 60 creo, me pareció un acto de egoísmo total) es una decisión personal.
    Y sí, estoy de acuerdo en que las mujeres somos nuestras peores enemigas.
    Marta

    Me gusta

  10. Yo soy el caso contrario al que cuentas. Tengo 24 años y soy mama de un bebe de casi 4 meses. En mi caso oigo todo lo contrario, casi, casi he llegado a oir que era una irresponsabilidad, que eramos muy jovenes.

    La verdad es que no critico a la que se enfrenta a la maternidad a los 40, aunque yo no lo habría hecho, pero eso es una cuestion personal

    Me gusta

  11. Yo soy madre desde los 29, supongo que será maternidad madura en comparación con los 18 de mi abuela cuando tuvo a mi padre o los 22 de mi madre cuando me tuvo a mi. Ahora no me imagino haber sido madre tan joven como ellas, a los 18! Pero si a esa edad estaba empezando la carrera! Qué locura. Los tiempos cambian, evolucionan y la forma de entender la maternidad también. Hay que ir adaptándose, al entorno y a las circunstancias personales de cada uno. Hoy en día es absolutamente normal tener tu primer hijo después de los famosos 35. Hombre, creo que debe haber limites, claro, pero hoy en día esos limites están mas en los 40s que en los 30s.
    Me ha encantado el post Arantxa!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s