¿Envidia cochina? (por Isa)

Parte de los jugadores, celebrando uno de los goles.
Anoche vi el partido de España-Irlanda. Y tengo que decir que lo disfruté bastante. Sí, lo que son las cosas… Al final, me voy a hacer futbolera. La verdad es que para un espectadora novata este tipo de shows, el episodio fue de lo más trepidante sobre todo en su segunda mitad.
Lo que es indiscutible es que gran parte de ‘la culpa’ de mi afición en ciernes la tiene Twitter. Esto de jugar a ser comentarista de todo lo que sale por la tele y contestar a las opiniones que suscita lo que estás viendo en directo… mola. Es una forma de compartir con cientos de personas un acontecimiento a caballo entre lo doméstico y lo global, y que además te permite medir el entusiasmo colectivo.
Lo curioso es que tras la aplastante victoria de España, no sólo era euforia lo que supuraban los tuits… Una parte importante de la gente concentrada en la red de microblogging se afanaba en criticar a Sara Carbonero. Por el nombre habréis deducido que no se trata de uno de los jugadores… como Torres, que había tenido su momento de escarnio popular tuitero hasta que sus dos goles lograron acallar a la masa ansiosa de sacar de paseo su lengua viperina (o dedos, en este caso).
Sara Carbonero
Sara Carbonero, os pongo en antecedentes por si no la conocéis -aunque lo dudo-, es una periodista deportiva de Telecinco encargada de la crónica y las entrevistas a pie de campo en partidos de fútbol. Así que -pensaréis- la gente se metía por ella por su trabajo. Pues no especialmente. No resalta negativamente sobre el resto de sus compañeros. ¿Entonces?

La cosa es que la Carbonero además es la novia de Iker Casillas, portero y capitán del Real Madrid, así como del equipo de la selección española de fútbol. Iker es una joya del deporte nacional, (europeo y mundial) y además es un mono y majete… por tanto, la Carbonero es una ‘tía con suerte’: trabaja en lo que le gusta, está felizmente emparejada con un ‘partidazo’ -nunca mejor dicho- y es guapa.

Y ése es el quid de la cuestión. La gente no desataba sus iras contra una mala profesional, no… si no contra una ‘tía con suerte’.  Porque hay mucho cenizo y mucha bruja que no es capaz de soportar el éxito ajeno, porque hay mucha gente incapaz de alegrarse de que a otro le vaya bien, porque a una minoría ruidosa le cuesta horrores identificar una bondad que no ha sentido en su vida, y prefiere mirarlo todo a través de un filtro de suspicacia sucia, porque existe la creencia generalizada de que uno tiene que disculparse por haber conseguido ser feliz…
Porque en este pequeño país rescatado el rey del entretenimiento patrio no es el fútbol, ni los toros… es el critiqueo y la envidia cochina.
Aquí algunos ‘tuits’ faltones

26 respuestas a “¿Envidia cochina? (por Isa)

  1. las críticas por su falta de profesionalidad me parecen razonables; el ensañamiento no. Esta muchacha ha sido sometida a una escarnio público del que otros malhechores famosos y notorios son mucho más merecedores y salen indemnes: algunos políticos y empresarios famosos y notorios que, ellos sí, menoscaban el bien común.
    La han puesto donde está por guapa y por ser la novia de quién es sí, pero la culpable no es ella.

    Me gusta

  2. No podría valorarla como profesional porque, la verdad, es que de fútbol entiendo más bien poco pero sí es cierto que el mundo está lleno de gente envidiosa que es capaz de detestar a alguien por el simple hecho de haber tenido éxito o suerte en la vida. Muy triste. Un besote.

    Me gusta

  3. Discrepo en una cosa expuesta en el artículo: a Sara Carbonero, mayoritariamente sí se la ha criticado por ser mala profesional. Y digo mayoritariamente porque siempre hay 'cenizos' llenos de envidia. Para empezar, ni siquiera es periodista aunque la gente se empeñe en llamarla así (no ha acabado la carrera) y, para continuar, las últimas críticas hacia su trabajo se han debido a sus considerables meteduras de pata (ej: preguntar a Iniesta si le hubiera gustado lanzar un penalti contra Portugal, cuando de hecho tiró el 2º).
    Siempre hay quien la criticará por el simple hecho de ser una tía muy guapa y con mucha suerte en la vida, pero 'cenizos' de esos hay más bien poco. Esta chica lo único que tiene, para su desgracia, es un bonito físico porque lo que es de credibilidad anda bien escasa… Un buen físico te abre las puertas de todo (eso es así y negarlo es tontería), pero también te las cierra de golpe en cuanto sale la primera arruguita y coges algún que otro 'kilillo' de más. Sin embargo, la credibilidad y el respeto de la gente es lo que perdura en el tiempo, por eso cuesta tanto conseguirlos.

    Me gusta

  4. Pues sí, Arantxa, seguro que no usa Pantene, sino algún tratamiento de la pera… pero oye, que lo disfrute, que yo con mi champú del montón tengo un pelazo divino de la muerte también 🙂

    Me gusta

  5. Esta chica tiene juventud (28 años), es guapa, la vida profesional más que resuelta y la vida amorosa le sonríe. Que explota su físico, pues sí, pero no creo que sea peor periodista deportiva que otros y otras, o, en concreto, no por ser una mujer bella. Es un campo de la profesión bastante devaluado, como se ha apuntado más arriba.
    En cuanto a lo del pelo, y por quitarle hierro al asunto, intuyo que no es cierto que la melena que luce se la deba a Pantene. Estos famosos publicitan las marcas que les pagan para ello, pero no se rinden a los encantos de ciertas marcas low-cost. Porque pueden pagar 60 euros por un bote de champú de ingredientes exclusivos, y la mayoría de nosotros no.
    En España algo que escuece especialmente es que la gente tenga dinero. Y la chica tiene un contrato jugoso. Suerte para ella, yo juego en otra liga.

    Me gusta

  6. Ana, el ejemplo es polémico. Lo sé. Puede que si esta mujer fuera una periodista brillante nadie se metiera con ella… Pero lo dudo. Porque a la gente lo que le escuece no es que sea mala, si no que haya tenido suerte: suerte de ser guapa, suerte de estar com Casillas y suerte de que a Telecinco le guste los culos bonitos y el pelo Pantene…

    Pasa con muchos guapos y famosos españoles… Siempre hay un avispero de gente que “no puede con ellos” simplemente porque su bienestar les resulta insultante.

    Me gusta

  7. La inquina que se usa hacia esta chica me parece desproporcionada… Y la desproporción se debe a su suerte. La gente se siente legitimada a meterse con los afortunados.

    Me gusta

  8. Para mí sí… me parece que es bastante incompatible ser la cara de un informativo que habla de banca y crisis y luego salir anunciando un banco… Y no te quiero contar si estuviera de fiesta en fiesta saliendo en las revistas y hablando sobre el diseñador de su vestuario…
    Esto me vale para Pedro Piqueras anunciano yogurth o cualquier otro ejemplo que se te ocurra…

    Me gusta

  9. Me has tocado en un tema que me enerva sobre manera… Estoy de acuerdo contigo en que en España somos envidiosos y no soportamos el bien ajeno y mucho menos el éxito, pero no puedo estarlo con el ejemplo que has puesto… Sara Carbonero, simple y llanamente, no merece el puesto que tiene. Utiliza las armas de mujer que siempre he odiado, es decir, el estar buena, para conseguirlo y mantenerlo, porque te puedo asegurar que, con carrera o sin carrera, hay en paro 2 millones de chicas mejor preparadas, más listas, más empáticas y más comunicativas que esta mujer, que puede estar muy buena pero es un palo puesto junto al césped que añade información del calado de: “el césped está mojado, se nota en el ánimo de la grada”
    Ella no tiene la culpa de que en Telecinco prefieran tetas, culos y tías buenas en general a buenas profesionales, pero por lo menos se lo podía currar un poco, que dice cosas de juzgado de guardia. Que también las dicen sus compañeros chicos y no tíos buenos, que el periodismo deportivo es de risa en este país… sí, pero también lo digo y también defiendo que no deberían ocupar ese puesto…
    Sabes que a mí me encanta el fútbol y soy muy fan de la reportera deportiva de TVE, Silvia Barba, hace una labor magnífica, pero claro, no está tan requetebuena… me parece que la Carbonero hace un flaco favor a la mujer en general, manteniendo los tópicos de tía buena que consigue trabajo porque lo es… y en eso sí tiene la culpa ella, por lo de los anuncios, las fiestas, la exposición… Si eres periodista de verdad tienes que ser más seria…
    En cuanto a con quién se acueste o con quien se levante, si no le sirve para conseguir o mantener un trabajO (que yo creo que sí) me la pela, no me da ninguna envidia…

    Isa, me asustas con lo del fútbol… ¡¡¡¿dónde está mi amiga?!!!

    Me gusta

  10. Si es que ayer Sara empezó con mal pie casi desde el principio, uno de los comentarios que hizo al principio sobre la afición y la cerveza –algo de que se habían pimplado todas las existencias de cerveza antes del partido- no le podía traer nada bueno. Pero bueno, quizás caer bien no sea su objetivo, ella sabrá, yo creo que es más bien torpeza, le faltan tablas y eso, o se nace (no parece el caso), o se consigue a base de empezar desde abajo y curtirse mucho desde posiciones menos expuestas (tampoco es el caso).

    ¿Envidia profesional? Buff, no mucha. Me da más envidia la gente que está cubriendo política o internacional en la SER o en El País. Pero claro, para gustos los colores… ¿Envidia por estar cañón? Pues claro!!! ¿Dónde hay que firmar para tener ese pelo Pantene que nunca se encrespa? X-)

    Me gusta

  11. Wiky, querida, hoy en día tener la carrera no quiere decir nada. El periodismo está jodido para todos, pero la culpa no la tiene Sara Carbonero, sino sus jefes y el resto de empresas informativas de este país que están dando pasos de ciego para encontrar un modelo de negocio sostenible. Es más, para tener 'periodistas' con título como Marhuenda (director de La Razón), francamente, mejor la Carbonero, que por lo menos no insulta la inteligencia de nadie…

    Dicho esto, suerte para encontrar curro!

    Me gusta

  12. Excelente reflexión con la que coincido al 100%!!

    A mí me hace gracia el doble rasero de este país. Sara Carbonero no es una lumbreras, no hace falta ser muy listo para darse cuenta de que nunca le darán el Pulitzer al periodismo deportivo. Ahora bien, como ya se ha dicho por aquí no es ni mejor ni peor que el resto de la prensa deportiva de este país, que tampoco se distingue por análisis sesudos y comentarios ingeniosos.

    Con respecto a la carrera. Vale, no ha acabado la carrera… ¿y? Qué pasa, ¿que ahora un buen profesional se mide por el número de títulos que una posea? Ese argumento me parece que carece de peso. Además me he tomado la molestia de hacer una rápida investigación y periodistas tan afamados como Olga Viza o Manu Carreño, por poner un ejemplo, tampoco acabaron la carrera. No he visto a nadie que se quejara de que Olga Viza no tenía el título de Periodismo cuando retransmitió (y muy bien, por cierto) los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Pero claro, Olga Viza no está buena…

    Por último, me hace gracia otro 'argumento' que se suele utilizar contra la Carbonero… “Es que claro, anuncia champús”.. ¿Y? ¿Cuál es el problema? Desde cuándo hacer publicidad deslegitima tu trabajo… ¿no hace publicidad uno de los considerados mejores periodistas de este país: Matía Prats? ¿Son peores deportistas Nadal, Gasol, Iniesta o Fernando Alonso por prestar su imagen a marcas? Seamos serios por favor…

    Me gusta

  13. El periodismo deportivo está absolutamente devaluado, y desde luego no es culpa exclusiva de esta muchacha… Yo tampoco defiendo la profesionalidad de Sara Carbonero, lo que me revienta es que se la critique por ser la novia ee Casillas, o por ser mona…

    Me gusta

  14. El tema de la carrera a estas alturas de la película me parece que no se sostiene… Hay miles de licenciados que no tienen ni idea de periodismo, ni de escribir, ni de hablar… Y mucho profesional válido que no tiene título.

    Me gusta

  15. Bienvenida a im-perfectas, Wiky y gracias por tu comentario… Precisamente eso es en lo que discrepo. En que seamos criticones por naturaleza… ¿Qué clase de naturaleza es ésa? Hay que tener espíritu crítico, sobretodo para aprender y mejorar… Pero mala baba, escarnio por mero placer, no…

    Por otro lado, pagar con Sara Carbonero el alto desempleo en periodismo o el enchufismo, me parece injusto… Es un mal endémico que hay que solucionar por otro lado.

    Me gusta

  16. Jajajaja no te emociones, Marta… Que una cosa es ver jugar a España y otra ir al Bernabéu.

    Vale. Si se la ha de criticar por su escasa profesionalidad, adelante… Anda que no hay periodistas paquetes que hacen preguntas mediocres en la tele… Pero no es eso lo que yo censuro.

    Me gusta

  17. No seré yo quien defienda la profesionalidad periodística de Sara Carbonero, porque estoy con Marta que no me parece que esté suficientemente preparada pero tengo que decir que está un poco en la línea del periodismo deportivo que se pregona en la actualidad: mucho chascarrillo y poca información. Además, decir que sus compañeros Manu Carreño y Paco González, tampoco le hacían preguntas muy brillantes.

    Me gusta

  18. Hombre… A mí sí me jode que alguien que no ha terminado la carrera esté ocupando un puestazo. Pero si nos ponemos así, tiramos de la lista de muchísimos COMUNICADORES, nombres consagrados, que no tienen el título… Aunque es cierto que son de otra época. Que ha tenido la suerte de presentar los Deportes en Telecinco y de cubrir eventos así (ya me gustaría a mí)? Genial. Pero hazlo bien, por favor.

    Me gusta

  19. A ver, la gente es criticona por naturaleza, y es suficiente tener algo a lo que agarrarse para empezar a sacar los ojos XD. Pero con respecto a Sara Carbonero, no entiendo que la critiquen por con quién está, o por dónde trabaje. Pero sí entiendo de amigas periodistas, que, tituladas y con algo de experiencia (o sin ella) no tienen manera de encontrar trabajo y esta chica al parecer está trabajando en un puestazo sin haber terminado la carrera (que no sé si ya la habrá terminado, pero sí que cuando fue el boom de esta chica no la había terminado). Y creo que a todos los recién titulados, con el trabajo que nos cuesta sacar la carrera, veamos como una persona, por los motivos que sea, escale puestos cuando ni siquiera tiene la formación mínima que se exige teóricamente en ese puesto.

    Por lo demás, ole por ella por haber conseguido más de lo que muchos soñamos, puede gustar más o menos, pero es un hecho que ya muchos quisiéramos estar cerca de su situación (llámese trabajo estable y bien remunerado… el tema del futbolista me da igual XD)

    Me gusta

  20. No sabes cómo me alegro de que disfrutases con el fútbol… Dentro de nada, te llevamos a la calle a celebrarlo con banderas!! jajaaj. Nos debes una visita al Bernabéu.. Eso hay que vivirlo.

    Con respecto a Carbonero, a mí no me gusta. Y no es cuestión de que esté buenísima, que lo está, ni de que tenga un novio que está tremendo, que también. Yo critico su forma de informar. No me transmite nada cuando la veo en los deportes de Telecinco. Creo que para cubrir un evento deportivo de ese calibre, al igual que el Mundial, hay que estar más preparado. Allí, a pie de campo, no hay cue que te chive nada… Otro claro ejemplo es Matías Prats hijo. Es joven pero se le ve mucho más metido en el tema… ha presentado programas en Marca TV y sabe salir mejor del paso. Dicho lo cual, Telecinco debería primar la calidad en muchos aspectos antes que la cara guapa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s