Pequeños –o grandes- placeres (por Chelo)

Últimamente sólo se me ocurren cosas chungas para contar aquí. Pero en realidad no me apetece nada escribir sobre temas tristes. Estoy cansada de miserias, de pesimismo, de abrir el periódico (es un decir) y leer noticias malas, una tras otra, una tras otra. Qué hartura.

Así que voy a escribir de cosas que me hacen sentir bien, cosas superficiales y para algunos vulgares, que me hacen un poco más humana entre tanta marcianada… Además, ya iba siendo hora de seguir con “mis listas” ¿no?

  • Dormir de un tirón toda la noche (Normalmente, cuando se es madre/padre el sueño se vuelve mucho más ligero y lo de dormir de un tirón a veces parece misión imposible)
  • Dormir siesta (¡Qué gran placer!)
  • Ir de compras y encontrar a la primera cosas que me gusten y además me queden bien (Esto me produce un subidón inexplicable)
  • Comentar con mis amigos el último capítulo de alguna serie que estemos viendo al mismo tiempo, por WhatsApps y nada más terminar el episodio (¿Qué chorrada, verdad? Pues me gusta)
  • Llegar al andén del Metro y que el tren aparezca casi al mismo tiempo (Esperar con paciencia nunca ha sido una de mis virtudes)
  • Ese momento del viernes en que cierras el ordenador del trabajo, engrosas el montón de papeles de la izquierda para dejar la mesa medio recogida y… te largas! (a casa, a la piscina, a por las niñas al cole… da igual lo que tenga pensado hacer, ese momento siempre es de felicidad)
  • Y por último, pero no por eso lo menos importante, todas las cosas buenas relacionadas con mis hijas, desde una sonrisa hasta un logro o simplemente verlas dormir plácidamente (¡Ellas si que duermen de un tirón!)

Hay cosas más profundas que me producen felicidad, pero de esas ya os hablo otro día.

Y a vosotros ¿Qué nimiedades os producen pequeños –o grandes- placeres?


18 respuestas a “Pequeños –o grandes- placeres (por Chelo)

  1. A mí me producen placer todas las que mencionas (menos las relacionadas con los hijos, porque no tengo, jajaja). Le agregaría el momento de la ducha. Qué placer tan grande. Y, si es baño, ya no digo nada, jajaja. Un besote.

    Me gusta

  2. A mi me encanta disfrutar sin remordimientos de una gran barra de chocolate
    Llegar a mi casa despues de una jornada a veces muy dificil en mi trabajo como pediatra (el cual me apasiona) tenderme en mi cama a leer los diarios y alguna revista totalmente ligera de moda , belleza y cosas superficiales
    Sentarme a tomar un cafe con una amiga y enterarme de los ultimos chismes
    La cara de felicidad de una madre cuando su hijo mejora
    Ver a nieta que vive en alemania por skipe
    Pararme en la balanza y ver que baje de peso
    Y muchas otras cosas mas que hacen esta vida hermosaaa

    Me gusta

  3. Creo que es una gran virtud ser capaz de disfrutar de las pequeñas cosas, hay gente que ni con las grandes puede sentirse feliz…

    Muy bueno lo de tu sobrina, a mi me ha pasado alguna vez con mis hijas y es que te da todo igual jajaja

    Besos a todos y gracias por comentar

    Me gusta

  4. Chelo, quiero seguir comentando series por Whassap, por favor!!! Vamos a engancharnos a algo juntas ya, que a Juego de Tronos le queda una tiradita…
    No es por tirarme flores, pero mi madre siempre dice que admira de mí la capacidad que tengo para disfrutar de pequeñas tonterías, de ser muy feliz con un regalo mínimo o con unas buenas palabras. Tengo muchos pequeños en mi mente, a ver si puedo escribir algunos, pero solo una pequeña muestra de las millones de cosas que me hacen feliz:

    – Las tardes de verano en las que te tumbas en el sofá y la luz entra a través de las persianas bajadas. El airecito que te adormece y te arrulla…
    – Caerme de culo y que se me vean las bragas en medio de un parque porque he ido a recoger a mi sobrina y se ha puesto tan contenta de verme que ha salido corriendo a darme el mayor abrazo del mundo, con tanta fuerza y amor que me ha tirado de espaldas. Ella se ríe de mí mientras me da besos de caramelo y yo me río con su risa.
    – Mi madre recibiéndome en casa como si hiciera siglos que no me ve aunque nos hayamos visitados tres días antes, preparando mi comida favorita y metiendo en el congelador una cerveza para que esté fría, fría…
    – Disfrutar con mis amigas de una buena comida o cena mientras arreglamos el mundo dejando a los políticos a la altura del betún.
    – Esperar impaciente que emitan el siguiente capítulo de mi serie favorita y verlo a las tantas de la noche con mi chico al lado.
    – Su sonrisa, lo orgulla que estoy de él, verle luchar y continuar la lucha juntos, siempre juntos.
    – ¿He nombrado ya la cerveza fría?

    Me gusta

  5. Comparto muchas de las que citas y añado otras:
    – Dormir con mis hijas, las tres en la misma cama, aunque no con este calor. Como dice Chelo, cualquier cosa que las haga felices.
    – Echarme cremas y potingues con la ayuda de mis pequeñas asistentes.
    – Retirarme con El Desconcierto del mundanal ruido al campo.
    – Verle dormir. Me sosiega.
    – Que me besen sin motivo alguno. Esos besos por sorpresa… todavía me hacen ruborizar.
    – No madrugar.
    – Despertarme de noche y saber que aún quedan unas horas para levantarme.
    – Ver llover tras los cristales.
    – Las tormentas de verano.
    – Ver el mar, sobre todos los demás el Cantábrico, con ese oleaje bravo.
    – Acabar un buen libro.
    – Acostarme tarde (especialmente en verano).
    – Asomarme a la ventana cuando la ciudad duerme.
    – Disfrutar del chocolate en sus variadas texturas. Es una adicción.

    Y sí, la llegada del metro nada más pisar el andén es genial. Porque soy terriblemente impaciente.

    Me gusta

  6. Coincido plenamente en lo de ver el mar por primera vez en verano… lo echo tanto de menos… también las risas con amigos y los besos, con los ojos abiertos o cerrados, me da igual! besar y ser besado es siempre una alegría (si no es por compromiso, claro)

    Me gusta

  7. Es que tu niña baila que es un primor Rosa… y esas cenas con los peques y sus ocurrencias, eso sí es felicidad!!! A mí me encantan nuestras cenas de entre semana donde mis hijas dicen lo que se les pasa por la cabeza y nos partimos, más de una vez me he tenido que levantar para que no me vieran partirme con alguna burrada poco procedente jajaja
    Buen fin de semana

    Me gusta

  8. ¡¡Cómo he echado de menos tus listas, Chelo!!
    Hay muchos detallitos que me hacen feliz (en algunos coincido plenamente contigo). Lo de dormir del tirón es indescriptible… ¡¡Y lo del metro!! yo también soy una impaciente.

    Algunas de las que se me ocurren: Ver el mar por primera vez en verano, quitarme los calcetines y saber que no me los voy a poner en meses, la sonrisa de mi hijo cuando se despierta por la mañana, ver una película buena en el cine de esas que te dejan muda e inmóvil minutos después de haber terminado, bajarme de un avión en un lugar por descubrir, escuchar alguna de mis miles de canciones 'favoritas', ir a un conciertazo y que la música se te impregne debajo de la piel, reírme con mis amigos hasta el dolor de tripa, comer -soy una glotona impenitente-, la cara de ilusión de mi chico, un beso de los de ojos cerrados y levitación incluida (¿sabéis cuáles, no?)…

    Me gusta

  9. Es verdad, los viernes por la tarde con dos días completo de disfrute con los tuyos son la leche porque pueden implicar, dormir sin despertador, echarte una siestecita, pisci con los pitufos… y partido con los amigos y un picoteo para animar a España.

    Me gusta

  10. La verdad es que los pequeños placeres son los que te producen más satisfacción. Por ejemplo, ducharse en la piscina después de haber nadado una hora. O bajar una cuesta en bicicleta (subirla ya es otra cuestión) Un placer que mencionas y que yo he perdido (muchas veces lo he comentado) es el cerrar el “kiosko” el viernes. Esa maravillosa sensación, como la que proporciona el inicio de un puente largo, la he perdido desde que me jubilé 🙂 Pero no me quejo, mi último puente llega hasta la otra orilla, que aún no vislumbro. Y la travesía puentil está siendo muy amena y divertida (toco madera). Un besico, Chelo.

    Me gusta

  11. ;)))) que gusto leer cosas así cuando la realidad que estamos viviendo nos asfixia.

    Me encantan tus listas…yo añadiría:
    – la alegría de los niños el ultimo de cole
    – ver jugar y reir despreocupados a tus hijos.. ellos pasan de crisis y hacen bien
    – ver bailar a tu niña ;)) a lo shakira
    – cenar todos juntos, tranquilamente, diciendo y escuchando mil y una barbaridades cada cual mas divertida…
    – llegar a casa después de un dia largo, después de estar todo el día echando a tu familia de menos y que te reciban con gritos, besos y alegría… Ellos también te han echado de menos ;)))

    miles, gracias a Dios, tengo miles :)))))

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s