De cuando me gustaba conducir (por Isa)

Han pasado tres añitos desde que publiqué esta entrada y ha llovido mucho desde aquel viaje de ida y vuelta hasta la Bretaña francesa… para empezar ya no tengo ni coche (snif snif) y aunque le tenía mucho cariño a mi pequeño Fiat Punto amarillo lo cierto es que no le echo mucho de menos…

Va a resultar que al final no me gustaba tanto conducir. No, si por algo no me querían dar el carné… pero eso, como entonces, es otra historia 😉

Espero que os guste… conduzcáis o no


Me gusta conducir


10 respuestas a “De cuando me gustaba conducir (por Isa)

  1. Saber conducir y disponer de un vehículo te da a veces una sensación de independencia muy a tener en cuenta. Yo tengo la suerte de vivir y trabajar en el centro (ya he hecho yo por que fuera así) de una gran ciudad excelentemente comunicada por transporte público, pero puedo entender que para quien viva yo trabaje en la periferia tener coche y manejarlo es fundamental…

    Me gusta

  2. Hay cosas que no cambian nunca… yo sigo odiando conducir, no tengo coche y no tenía pensado tenerlo nunca. Ahora, por necesidad, creo que debería empezar a planteármelo y me dan temblores y sudores fríos… Ya os contaré mis evoluciones en algún post, seguro…

    Me gusta

  3. Nunca me ha gustado conducir y nunca he tenido coche propio. Me saqué el carnet casi por obligación…
    Además, no siento que me haga falta un coche, será porque nunca lo he tenido (tampoco he tenido nunca millones en el banco y oiga, no le haría ascos… pero como dice Isa, esa es otra história…

    🙂

    Me gusta

  4. Tengo una amiga que acaba de cumplir 40 (sscccchhh)y tampoco tiene el carné, ni ganas de sacárselo… lo de ir de copiloto también tiene su aquel, sí 😉 ¡besos mil!

    Me gusta

  5. Pues yo, a mis treinta y cuatro añazos, no tengo ni carnet, con eso te lo digo todo. A mí lo que me mola es ir de copiloto mirando por la ventanilla y dando voces en plan “Ten cuidado, que nos vamos a matar!!!”. Vamos, que soy una delicia de compañía en cualquier viaje. Besotes!!!

    Me gusta

  6. A mi me gusta conducir muy muy de vez en cuando… para ir a trabajar, lo odio, los atascos, la gente violenta al volante, las prisas, los pitidos, las multas… uf! un rollo. Pero en verano, cuando estoy descansadita y el destino que nos espera es un paraíso… ahí sí, dejo que el aire acondicionado fluya, que la música o la radio inunde el momento y ¡soy la reina de la carretera! 🙂 Un besazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s