Reflexiones de una madre "marciana" (por Arantxa)

Tenías muchas ganas de que comenzara Septiembre, mi mes favorito del año. Para empezar porque no me llevo bien con el calor. Esta máxima no es desde luego universal y hasta resulta impopular, pero las altas temperaturas causan estragos en mi. Para continuar porque la vuelta a la rutina tras el paréntesis estival me viene bien, física y psicológicamente.
Ansiaba el momento en que mis hijas retomaran las clases, porque les encanta el colegio y porque este año la pequeña es un torbellino que a sus tres años y nueve meses no necesita adaptación alguna. Ya no es de la clase de los pequeños. Es una mini veterana, en todo caso.
Mi hija mayor había comenzado sus clases de natación. Verla moverse con el gorrito en la cabeza es balsámico y desestresante. Que bien marchaba el mes. Se deslizaban los días, como mi hija en su calle de la piscina (con la ayuda de su monitor, claro).

Tenía muchas ganas de disfrutar Septiembre, y hablo en pretérito, porque la semana pasada se nos informó en el colegio de que mi primogénita y sus compañeros iban a empezar el curso sin profesor. Estamos esperando que alguien cubra la baja de su maestra, a punto de dar a luz. Me temo que vamos a cerrar el año hidrológico, algo que sucederá el próximo día 30, con la sequía como tónica habitual. Los colegios públicos también padecen sequía de otra clase: no hay profesores de apoyo, las bajas tardan en cubrirse… Hechos de sobra conocidos por todos, con la crisis económica como telón de fondo y como excusa para unos cuantos despropósitos.

Por si esto no bastara la presidenta de la Comunidad de Madrid ha anunciado que va a favorecer la implantación de la jornada continua en los colegios públicos madrileños a partir del próximo curso. Resulta que los padres trabajadores estamos mayoritariamente en desacuerdo y preferimos la jornada partida, porque somos unos marcianos a los que nos tranquiliza poder hablar unos minutos con el profe al finalizar la jornada, sobre todo en estos primeros años del aprendizaje de nuestros hijos, los alumnos. Somos gente extraña, a la que le gustan cosas tan singulares y siniestras como ir a buscar a nuestros hijos y poder ver a otros padres, vivir la algarabía del final de la jornada lectiva en grupo. Somos bichos raros.

Me temo que apenas quedarán colegios públicos con jornada partida  a partir del curso 2013/2014 y no caigo en el maniqueísmo pueril y populista de culpar exclusivamente a la señora Aguirre. Es responsable de esta medida junto a los sindicatos de educación, ya que los docentes prefieren acortar su jornada y sospecho que más que por el bien de nuestros hijos, porque trabajar menos horas es más goloso. No digo que no trabajen bastantes horas, pero es obvio que con la jornada reducida lo harán menos tiempo. A eso aspiran y la señora Aguirre les allana el camino de una manera que asusta.
Antes de seguir, recalcaré que hablo única y exclusivamente del ámbito de los CEIP, colegios de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad de Madrid. Desconozco otras realidades, pero esta la sufro en primera persona.

Tampoco negaré que a los padres no trabajadores les resulta un hartazgo hacer varios viajes al día para llevar y recoger a sus hijos, pero la jornada continua no responde a sus demandas, sino a las de los docentes. Todo sin que haya estudios pedagógicos contundentes acerca de que dicha jornada beneficie el aprendizaje de los críos.

¿Quién de vosotros y vosotras no prefería trabajar menos horas y cobrar lo mismo? Sé bien que les han quitado la paga extra, una clara injusticia, pero ese es otro debate. Respondo a la pregunta: yo la primera, pero resulta que mi trabajo no consiste en educar y formar a personitas en la escuela. Tengo mucha menos responsabilidad, un trabajo más cómodo. Admiro profundamente a las personas que se dedican a esto de la enseñanza, conozco a bastantes de ellos, y algunos son muy cercanos a mi, les admiro y les quiero (J. y J., va por vosotros). Sé que su labor no se reconoce lo suficiente y que a veces sufren la ingratitud de los padres. Yo estoy encantada con las maestras de mis hijas, pero la cuestión aquí es otra.

Como lamento hoy (mañana será otro día, espero) no poder llevar a mis niñas  a un centro concertado de jornada partida (la inmensa mayoría), fundamentalmente porque ninguno está relativamente cerca de nuestro domicilio, amén de otras circunstancias que no vienen al caso.

Dicen que esto es lo que busca la señora Aguirre: hundir la enseñanza pública para beneficio de concertados y privados. En este punto creo que los profesionales también tienen parte de culpa.  Hay muy buenos docentes en los colegios públicos, concertados y privados, pero también los hay regulares y malos. El hundimiento  y abandono de los CEIP es problema de los poderes públicos, pero con asuntos como este de la jornada partida van a provocar una huida de los padres trabajadores a los centros concertados y los maestros también tienen su responsabilidad.

En conciencia sabrán si dar cinco horas de clase seguidas con parada para el recreo, en vez de la clásica sesión matinal con el recreo, el descanso para comer y una leve sesión vespertina mejora el desarrollo educativo y el aprendizaje  de nuestros hijos, o si su interés por la jornada continua responde a las ganas de acortar su jornada laboral. Me temo que mis sospechas no son infundadas y que nunca se me respondería con sinceridad a la pregunta hecha a bocajarro. Por eso no la haré. Por eso, tras el disgusto al conocer el anuncio de la señora Aguirre, prefiero tener presente que gracias a la labor y al carácter cariñoso y alegre de sus maestras mis hijas adoran el colegio y se levantan cada día con muchas ganas de ir.  Lo demás ya lo pensaré. Hoy no me quedan minutos ni fuerzas.

41 respuestas a “Reflexiones de una madre "marciana" (por Arantxa)

  1. Por partes. Cobrando lo mismo, todos querríamos mejorar nuestra jornada laboral (y eso que la mía es bastante buena). Ahora bien, hablamos de educación, de lo que es mejor para los niños desde un punto de vista pedagógico y de conciliar la vida familiar y laboral.

    Me gusta

  2. Creo que ha cambiado y mucho el procedimiento para “cambiar” de una joranda a otra,
    echad un vistazo a esto:
    Orden 11994/2012 de 21 de diciembre, publicada el 15 de enero, recientita, termina con las votaciones de los padres, se decide por votación en el consejo escolar según propuesta del claustro ( Artículo 3. punto 2)

    El post es de septiembre, Arantxa, diste en el clavo en todo.

    Me gusta

  3. La orden 11994/2012 de 21 de diciembre, publicada el 15 de enero, recientita, termina con las votaciones de los padres, se decide por votación en el consejo escolar según propuesta del claustro ( Artículo 3. punto 2)
    ¿Qué resultado crees que saldrá de la votación en la que la mayoría son trabajadores del centro?
    ¿Tú que votarias “si” o “no” a mejorar tu jornada laboral?
    Los padres ya no decidimos nada.

    Me gusta

  4. Susana, creo que el interés está claro. Y una vez más digo que a mi me encantaría cobrar lo mismo y salir antes. Pero yo no trabajo educando niños, lo mío es menos trascendental. Muchas gracias por opinar.

    Me gusta

  5. Anónimo, tu pregunta es retórica. También me consta lo que dices, aunque todos lo niegan. Y ninguno de los docentes que aquí han opinado me ha dado ni un solo referente bibliográfico que argumente los beneficios de la continua, ¿por qué será?

    Me gusta

  6. Es gracioso ver como todos los profesores defienden la jornada continua,¿Por que sera?jejeje, yo se que el 99% del profesorado con jornada continua, no se queda ni un solo dia hasta las 6 y LO SE, .A todas y todos los que os gusta tanto hablar de otros países,os comunico que podrán salir a las 13h o 14h,pero entran a las 7h de la mañana, preferimos ese horario?, a los papas nos vendría mejor,pues nos ajorraríamos el dinerito de los primeros del cole,”votemos entrar a las 7h” les parecería bien sr@s educadores?

    Me gusta

  7. He estado leyendo esta información que he encontrado publicada en Internet. Aquí os dejo este link, en ella se especifican una serie de “peticiones” que están negociando los sindicatos de profesores, y en las que se ve claramente que están muy interesados en facilitar la implantación de la jornada intensiva en los colegios: http://www.anpe-madrid.com/index.php/component/content/article/4-portada-columna-izquierda/38387-nueva-normativa-sobre-jornada-continua.html. Y aquí lanzo una reflexión ¿Por qué están tan interesados los profes en que se implante la jornada continua?

    Me gusta

  8. Eva, estoy muy informada, créeme, y lo entiendo como un mero conflicto de intereses. Agradecería me mencionaras un estudio que hable sobre los beneficios de la jornada continua, no como algo abstracto, sino con título, fecha de publicación y nombre de los autores. Porque habláis de los estudios pero no dais ni una referencia. En esto soy una empírica, ya ves.
    Los maestros de la Comunidad de Madrid salen a las cuatro de trabajar y no llegan de noche a sus domicilios, no las maestras de mis hijas. Anochece a las seis en los días más cortos del invierno, no antes. Dos horas de viaje son muchas.
    Por otro lado, me dicen algunos padres que no en todos los centros se quedan los docentes hasta las seis, pero los papis que defienden la jornada partida tienen miedo y no quieren líos. Se comenta como un lamento entre papás, con la voz baja.
    Por último, reitero que no vivo en otros países europeos, sino en España. Ya me gustaría a mi que aquí ganáramos esos sueldos de nuestros vecinos del norte, que las prestaciones sociales fueran las mismas, que las madres disfrutaran de esos largos permisos de maternidad y un largo etcétera. Pero salvo que alguien me indique lo contrario, estoy en Madrid, España. Gracias por tu opinión.

    Me gusta

  9. Perdona pero creo que no estás bien informada, si en el colegio existe la jornada continua los profesores tenemos que quedarnos dos tardes hasta las seis.Por lo tanto hacemos exactamente las mismas horas lectivas y complementarias. De esta manera podemos ajustarnos a los horarios de los padres para reunirnos con ellos, hacemos nuestras reuniones y preparamos las clases. Muchas veces no te da tiempo a todo y tienes que seguir preparándotelas en casa, por ese lado estás muy equivocada en que trabajamos menos con la jornada continua. En invierno llego de noche a mi casa igualmente que muchos trabajadores. Respecto a estudios pedagógicos si que está demostrado que después de comer el rendimiento es mucho menor, la concentración disminuye. En muchos países europeos ni se les pasa por la cabeza ese horario. No es un conflicto de intereses, se observa claramente que beneficia a los niñ@s este horario

    Me gusta

  10. Sara, gracias por tu opinión. Creo que se trata de un mero conflicto de intereses, los de los maestros para mi están clarísimos. Reitero que me encantaría cobrar lo mismo y trabajar menos horas, tampoco yo soy tonta. Por último agradecería sinceramente referencias de estudios pedagógicos al respecto, pues ningún docente me las facilita y me interesa mucho,

    Me gusta

  11. Hola, yo si soy maestra, como ya sabeis todas, solo quiero decirtos, que entiendo la frustración que os puede generar este cambio, pero la jornada continua no es en beneficio de los docentes, si no de sus alumnos, es decir vuestros hijos, pero si no sois capaces de ver la caña que se les mete, o se les intenta meter por poder seguir vuestros horarios de trabajo, mal vamos. Me gustaria ver a mucha gente ejerciendo mi trabajo. No digo más. Un saludo.

    Me gusta

  12. Hola!

    De nada por mi opinión, gracias a vosotras por el blog 🙂

    Pues no puedo decirte ningún estudio o informe donde explique que es mejor la jornada continua, sólo hablo de mi propia experiencia y lo que veo aquí en Andalucía. Creo que no hacen falta estudios para saber que es mucho mejor para cualquier persona (sea niño o adulto) tener el suficiente tiempo libre al día para desfogarse y hacer lo que a uno le apetezca, que en el caso de los niños es jugar, aparte de hacer los deberes y las obligaciones que sean en casa, en lugar de estar tantísimas horas en el colegio.

    Saludos 🙂

    Me gusta

  13. Ana María, gracias por tu opinión. Con la jornada partida los maestros (hablo de Madrid, que es lo que conozco) no llegan a casa de noche. Salen a las cuatro y en invierno empieza a anochecer a las seis. Haz el cálculo.

    No pido que trabajeis muchas horas ni todo el día (el horario de 9 a 16 horas de la partida es más que razonable).

    Tu argumento me ratifica en la idea de que esto es un mero conflicto de intereses. Los maestros dan clase las mismas horas sea continua o partida, bien, pero es más goloso poder irse a casa a las 14 horas que a las 16. Lo entiendo, ojo. También yo preferiría cobrar lo mismo e irme a casa antes.

    Por último, ¿me puedes argumentar cuáles son las mejoras pedagógicas de la jornada continua? Agradecería mucho referencias de algún estudio o informe al respecto. Un saludo.

    Me gusta

  14. Hola!

    No he participado antes en el blog pero sí que os leo a menudo y me gusta bastante.

    No he leído todos los comentarios pero aquí en Andalucía el horario escolar es de 9 a 2 y pienso que los niños están mucho mejor en ese horario que en jornada partida; yo cuando era pequeña tenía jornada partida en el colegio y era un verdadero coñazo tener que ir por la mañana y por la tarde, y menos mal que luego sólo tenía que hacer deberes y jugar con mis amigos, pero cuando tuve jornada contínua (ya en 6º, 7º y 8º de EGB) era una liberación, tenía toda la tarde para organizarme cuando quisiera.

    Con la jornada contínua los niños van a seguir yendo al comedor si es que los padres así lo desean o lo necesitan, y también va a haber muchos que se apunten a las actividades extraescolares porque, o bien quien les de de comer los acerca a las 4 al colegio de nuevo, o si se han quedado en el comedor, después de la comida están jugando una hora y pico con sus amigos (de su clase y de otras, con lo que se socializan mucho más) hasta que entran en las actividades extraescolares. Aparte de esto, los maestros tienen más tiempo para poder reunirse entre ellos, preparar las clases y todas las actividades que conlleva su trabajo, aparte de poder tener vida propia y no llegar a casa casi por la noche (que supongo es lo que pasará ahora con la jornada partida).

    Por otro lado los maestros tienen el mismo número de horas lectivas sólo que se aprovechan mucho mejor si es en horario continuado que partido, igual que pasa con los niños, que después de comer casi ni se enteran de lo que les están explicando, en mi experiencia cuando era pequeña.

    No hay que pedir que todos trabajemos muchas horas y todo el día, hay que exigir que a lo largo del día haya tiempo para trabajar y para el propio disfrute, tanto con la familia como en actividades o lo que a uno le apetezca.

    Desconocía que en los colegios públicos de Madrid hubiera jornada partida, cosa que voy a tener en cuenta a la hora de presentarme a las oposiciones (si es que hay, claro..), ya que siendo maestra prefiero disponer de tiempo por las tardes y no estar esclavizada durante todo el día sin poder hacer otras cosas.

    Saludos 🙂

    Me gusta

  15. No tengo hijos pero, por supuesto, el tema de la educación me atañe como a la que más… Es indecente, en general, lo que se está haciendo en este país con algo tan importante, los recortes, los despropósitos que día a día viven los profesionales de la Educación y pagan ellos y nuestros niños.
    En cuanto a la jornada continúa, no sé que decir, la verdad… Por un lado, entiendo todo lo que decís y creo que vuestro punto de vista es el correcto, no se puede cargar aún más a los padres y madres trabajadoras… Pero por otro, me da penita los niños que se pasan la vida metidos en el colegio y cuando salen, lo único que les espera es más actividades extraescolares y deberes… Con esto quiero decir que lo que está mal planteado es el tema de la conciliación familiar y en general toda la sociedad familiar… Los padres deberíamos poder disfrutar de nuestros hijos y ellos de nosotros saliendo a una hora normal de colegio y trabajo… Utopías, sí, pero también retos por los que luchar…

    Me gusta

  16. Gracias por opinar, mi Álter Ego. Créeme si te digo que somos muy poquitos los papás y mamás trabajadoras que tenemos la suerte de poder recoger a nuestros hijos a las cuatro de la tarde. Con lo cual la jornada continua, que supone que salgan a las 14 horas, lo pone todo muy difícil.

    Me gusta

  17. En este tema no puedo opinar mucho porque, como no soy madre, no sé ni qué me vendría mejor a mí para conciliar horarios, ni qué le vendría mejor a los peques. Supongo que, como en todo, nunca llueve a gusto de todos y habrá gente que opine que es mejor una opción y gente que abogue por la otra. En fin, que como no sé, no opino y comento para que sepas que estuve por aquí. Jajaja. Besotes!!!

    Me gusta

  18. De lo que dice Esperanza al hecho… Tengo razones fundadas para pensar que habrá un largo trecho. Y hasta ahí puedo leer.

    Resulta que soy una rara, que disfruta yendo a por sus hijas, hablando con la maestra y con los otros padres. Mis niñas también disfrutan con eso, marcianitas pues. Ahora voy a buscarlas a las 16 horas y hay cuatro gatitos. Como dice Susana, nos crea una sensación de desarraigo brutal. A papás y niños.

    En cuanto a los beneficios de la continua en el aprendizaje no parecen demostrados. Desde luego mi experiencia personal con la partida es muy buena. Y la de mis hermanos.

    He consultado a docentes de la concertada, es un colectivo que conozco bastante, y creen que cinco horas seguidas de clase son muchas para los peques. En la ESO es otro cantar. Pueden estar equivocados, pero saben de lo que hablan más que yo, que soy lega en ese campo.

    Para saber más te remito a un blog, bastante documentado. Por supuesto habrá otros en otra línea.
    http://jornadacontinuaypartida.wordpress.com/quienes-somos/

    Muchas gracias por opinar.

    Me gusta

  19. Cris, lo primero gracias por tu opinión. No conozco el sistema educativo de otros países europeos, vivo en España y por eso me preocupo de lo que me toca. Puro pragmatismo. Comparar a los niños noruegos con los españoles con las enormes diferencias culturales entre ambos países me parece poco científico.
    La jornada continua se carga la conciliación, de cuajo, y beneficia a la comcertada y privada.

    Me gusta

  20. Pues lo que yo he leido no decía eso. Tengo entendido que el cambio tiene que ser respaldado por dos tercios de los padres y aprobado en Consejo Escolar por dos tercios de los votos. Debo estar equivocado.

    Me gusta

  21. Quizás me equivoco, pero en ningún momento en Madrid se está proponiendo suprimir el voto de los padres. Lo que leo en prensa es que:

    – Para que la propuesta de jornada continua se considere aprobada deberá contar con un mínimo de dos tercios de votos favorables por parte de todas las familias del cole.
    – Para que un centro obtenga la jornada continua es necesario que sea aprobada por dos tercios del Consejo Escolar del centro y con mayoría absoluta de los representantes de los profesores y mayoría absoluta de los representantes de los padres en el Consejo Escolar.

    Estos dos puntos no cambian respecto a lo vigente hoy en día.

    Lo que ha dicho la Espe es que una vez se ha llegado a un acuerdo en el colegio (por supuesto con el voto de los padres, como hasta ahora) se van a agilizar los trámites administrativos para la implantación del cambio -si procede- sea más rápido. No he leído nada de cambiar las clausulas que menciono arriba (salvo que a día de hoy no se admite el voto por correo y quieren que si se admita)

    Sobre mi opinión sobre el tema, creo que para los niños es mejor jornada partida al menos hasta 3º de Secundaria, antes los veo muy pequeños para “concentrarles” la franja académica. Hay un tema que creo que es importante en este debate y es la parte de “educación social” de los niños, esa hora de la comida y esos recreos más largos (ya ves, de 20 minutos, tampoco es para tirar cohetes) les ayudan a socializar, a forjar amistades dentro de su ámbito escolar pero fuera del aula, con sus compañeros de clase pero si el profesor. Eso es bueno para ellos, no todo es el que mejor lee o el que peor escribe, aprenden a valorar a los compañeros por otras cualidades (compartir, ceder el turno, acompañar al baño, jugar juntos, competir…. Y todo eso porque quieren, no porque lo dice el profe).

    En el cole de mis hijas el año pasado se votó sobre las preferencias que teníamos los padres a este respecto. La votación solo afectaba a Secundaria. El resultado fue la preferencia de los padres por la jornada partida toda la enseñanza obligatoria (Bachillerato ya es otro tema, tienen 16 y 17 años). A mí lo que me sorprendió es por la poca diferencia que ganó la jornada partida, 5 puntos. Saco varias conclusiones, la primera es que no hay una preferencia universal de los padres por una u otra jornada, cada uno suele opinar en función de sus circunstancias personales y obviamente, situaciones las hay tantas como familias… Otra de las conclusiones que saco es que no está del todo claro qué es mejor para los niños, ninguna de las dos opciones será dañina, digo yo, la cuestión es ¿hay algún estudio serio que haya medido cual de los dos sistemas es más productivo? Porque yo como madre puedo opinar lo que sea, pero luego está lo que “científicamente” se haya demostrado que es mejor. Y si da igual, pues votemos y habrá que ajustarse a lo que prefiera la mayoría.

    Me gusta

  22. pues si no se manifiestan ahora es que tienen poca visión de futuro, porque lo cierto es que con una jornada continua la mayor parte de los padres no van a tener más remedio que “mudarse” a un concertado, dejando los coles públicos para los niños de madres desempleadas o familias marginales…

    Me gusta

  23. Mi generación fue al cole hasta las 17 e incluso más tarde y no recuerdo ninguna extenuación por nuestra parte. Y me parece estupendo que los noruegos acaben a las 13 o 14 (seguro que su jornada empieza antes), pero ya podrían aplicar también su metodología educativa y sobre todos sus horarios laborales…

    Me gusta

  24. por supuesto, en eso estamos en dar nuestra opinión… si fueran los padres los que eligen la jornada escolar de sus hijos no habría problema, pero es que ese no es el caso. Es una decisión unilateral en la que los padres no tienen ni vos ni voto.

    Me gusta

  25. Con todo el respeto para vosotras, solo sois una opinión más de las muchas que puede haber. Aclaro que no soy católico y llevo a mi hijo a un colegio público. ¿No entiendo por qué los padres no pueden decidir si el colegio tiene jornada partida o continua? Si la mayoría decide una cosa y la ley lo permite, los demás tendremos que acatarlo o irnos a otro colegio que cumpla con nuestras expectativas. Que quede claro que no estoy ni a favor ni en contra de ello, solo expongo los hechos.

    Me gusta

  26. Con todo el respeto a la CONCAPA, en este caso tienen poco que decir. Antes de que alguien me lance una pedrada, aclaro que soy católica, madre y sufridora de la enseñanza pública.
    La mayor parte de los padres católicos que pueden, llevan a sus hijos a centros privados y concertados, como dice Isa. Por supuesto pueden emitir una opinión, pero el conocimiento que tienen de la educación pública es muy muy limitado.
    Esto es la puntilla para la enseñanza pública.

    Me gusta

  27. Ya hemos hablado mucho sobre el tema y coincidimos en todo. Es un post que da para varios y no podía extenderme aun más. Las actividades extraescolares desaparecerán, porque apenas habrá demanda.

    Me gusta

  28. En mi caso yo llego a recogerlas a las 16 horas, y me gusta vivir el ambiente que hay. No quiero ir a por ellas a esa hora y sentir ese desarraigo del que habla Susana, por culpa de la jornada continua. Estoy muy preocupada y al fin y al cabo yo llego.
    Se supone que los críos saldrán a las 14 horas y les tendrán “entretenidos” hasta las 16 horas. Y serán los menos, porque hay padres y/o madres que no trabajan, o van los abuelos.
    La jornada continua es la puntilla para la enseñanza pública. A mi no me duele lo de Esperanza Aguirre, era esperable, me duele la actitud de los profesionales. Hay dos variables en la ecuación, y aunque lo populista y polular es descargar la ira contar ella, no es lo justo.
    No creo que los docentes de la enseñanza pública se nanifiesten en contra de esta media. ¿La marea verde dónde está ahora?

    Me gusta

  29. Si no me equivoco, en otros países europeos ya se opta por la jornada continua. Por ejemplo, en países como Noruega, los niños tienen clase hasta las 13 o 14, para que puedan disfrutar al máximo las pocas horas de luz que hay allí en invierno. Después de las clases, hay una Escuela de tiempo libre para que los niños estén allí si los padres no pueden ocuparse de ellos como en tu caso, por temas laborales. Y no creo que los niños noruegos estén mal educados o se les enseñe menos que aquí.

    Creo que el problema está en que las horas de colegio no se aprovechan como debieran, no cunden todo lo posible. De hecho, allí hay un día a la semana que realizan actividades 'extraescolares', y otros 4 están en el colegio, y aún así el éxito escolar es muy bueno. ¿Que es cierto que aquí en España la mentalidad es diferente y la conciliación sería difícil? Sí, es cierto, pero también es algo que al fin y al cabo no es tan extraño y que a todo te terminas acostumbrando. Los niños apenas tienen tiempo ahora para jugar, piénsalo. Colegio hasta las 5, actividades hasta las 7, llegar a casa, hacer las tareas, cenar… No les queda tiempo para desconectar, y para ellos también es necesario. No sé, yo no soy madre pero tengo un hermano de 5 años que llega agotado a casa después de estar de 9 a 17 en el colegio, y eso ahora. Después, cuando empiece a tener deberes…

    Me gusta

  30. Me parece una medida lamentable. Así, sin más. Salir a las 17.00 del cole ya supone para muchos padres trabajadores la organización de un operativo logístico de envergadura y coste económico considerable. ¿Cuánta gente en España trabaja en jornada intensiva o continua? ¿Cómo pretenden cambiar los horarios escolares sin acompañarlos de una reconversión profunda en las jornadas laborales? ¿quién, que no tenga 'chacha' o a familiares cerca y dispuestos, puede permitirse económicamente un ajuste semejante? ¿y quién puede permitírselo éticamente?

    A mí me parecería genial salir de trabajar a las 15:00 y poder recoger a mi hijo a las 16.00 para pasar la tarde con él, como hacía este verano. Lamentablemente no puedo. Ni yo, ni la mayoría de los padres que trabajamos… Pero es que saliendo a las 14.00 es que directamente lo que pretenden es que dejemos de trabajar… o más bien hundir directamente los colegios públicos para primar los concertados/privados.

    Me gusta

  31. A mí me gusta recoger a mis hijas a las 16:00 y ver a sus compañeros, a sus familias y a sus profesores…tengo la experiencia de junio y septiembre en que debo ampliarles la jornada hasta las 4, en una situación equivalente a la que se daría con la jornada continua y no me gusta el desarraigo que eso provoca, llegar al colegio y que no haya de los anteriormente mencionados. Debo ser una madre marciana tambien.

    Este tipo de jornada atiende a muchos intereses, pero intereses, todos, de adultos, de los que no quieres dar tantos paseos, de los que así se ahorran el gasto en comedor, de los que saldrían antes de su trabajo algunos días…..pero entre esas razones…ninguna tiene que ver con los niños, porque las que plantean…son bastante dudosas….en el caso de los niños de infantil por ejemplo, mientras que algunos de ellos saldrían a las 2 y se podrían ir a casita a dormir la siesta, otros, algunos de 3 añitos se quedaran en las instalaciones de comedor o patio esperando a ser recogidos a las 4. Es una barbaridad imponer a niños de 3, 4 y 5 años horarios de niños de instituto, las últimas sesiones estarán muertos de hambre y cansados y su rendimiento será nulo.

    Además, todo esto tiene otras consecuencias…menos niños de comedor…el comedor deja de ser rentable…se sustituye por un catering. Como los niños se van a casa a las 2 quien va a volver al centro a las 4 para hacer actividades extraescolares??

    y muchas mas cosas…podrái hablar horas sobre este tema

    Me gusta

  32. Creo yo que hay otros motivos, o al menos otras interpretaciones, de ese intento de Jornada Contínua.

    Para empezar mi pregunta no es ¿porqué les reducen a Jornada Contínua a los escolares? Mi pregunta es más bien ¿Por qué los padres trabajamos tantas horas, totalmente incompatibles con los horarios escolares?

    Creo que está claro que si los horarios escolares cambian, los laborables de los padres (probablemente hasta los de los padres que sean educadores) no van a cambiar, sencillamente… tendremos que pagar el “extra”de las horas de “acogida” (curioso nombre…).

    Me puedo equivocar, pero creo que en muchos otros países del mundo, los niños no tienen clases obligatorias hasta las 5 de la tarde, es algo que me parece totalmente bárbaro, (¿si le sumas las clases extraescolares, los deberes, las excursiones al parque, la visita a casa de los abuelos -o de los padres a recogerles a casa de los abuelos, que son los que les han recogido del colegio- ¿qué les queda libre de verdad a los pobres niños? De hecho yo me pregunto cuándo deberían hacer los deberes, por que no me cuadra).

    Creo que en este país existe el horario que existe para los colegios porque así lo necesitan los padres, porque existe esa extraña cultura de que “el que más trabaja es el que más horas pasa en la oficina”… y no estoy de acuerdo.

    Me gusta

  33. Es jornada de 9 a 14 horas, con un recreo. En septiembre y junio de 9 a 13 horas.Esperanza Aguirre va a suprimir el proceso de votación. Se nos quita voz y el voto. Basta con que lo quiera el Consejo Escolar y por lo que explico en el post así será enj muchos colegios. Los docentes lo quieren mayoritariamente. Los padres no buscan problemas…
    Por otro lado, yendo a recogerlas a las cuatro me pierdo el contacto con los profes, con otros padres, ese sentimiento de formar parte de la comunidad educativa. Porque a esa hora habrá muchos menos niños, ellas verán como otros compañeros se irán con su papá o mamá y yo llegaré más tarde.
    En cuanto a lo de la jornada de los docentes, hay padres y madres que me aseguran que trabajan menos horas con la jornada continua, pero es un tema controvertido y hay miedo a hablar en público.
    Que conste que estoy encantada con las maestras de mis hijas, mi queja va en otra línea.
    ¿Es realmente más beneficioso para los alumnos? Esa es la clave.
    Gracias por opinar Ciudadana.

    Me gusta

  34. Arantxa, ¿la jornada continua … es jornada reducida? en el colegio de mi peque se votó por la jornada continua y los profes siguen trabajando las mismas horas así como los alumnos siguen teniendo las mismas horas de clase. La diferencia es que aglutinan todas las horas en horario de mañana y después se van a comer sin venir ya por la tarde. Mi hijo, de hecho, se queda a comedor y sale a la misma hora de siempre. Lo que se suprime es esas dos horas muertas que había a la hora de comer y los descansos son más cortos …. Los docentes tienen además horas de no docencia (bueno, las tenían) en las que atienden a padres, hacen reuniones de ciclo con sus compañeros, etc… En cualquier caso, entiendo que lo que va hacer Esperanza Aguirre, no es del todo legítimo. Para que haya jornada continua, ha de votar al menos las 2/3 partes de los padres, previo debate en el consejo escolar… no te creas que hay muchos IES / CEIP de acuerdo con esta medida…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s