La vida es así (por Ana)

La vida es así… es una frase que utilizamos y escuchamos muy a menudo… la vida es así… lo único que queda por decir cuando no hay explicación ninguna a los males que nos acechan, a los dolores que se niegan a alejarse de nuestro lado… La vida es así… claro que la vida es así, injusta y dolorosa.

Con esta explicación justificamos la suerte de un joven de 30 años que decide tomarse unas vacaciones de su duro trabajo como taxista y opta por darse el gran lujo de pasar unas vacaciones en la playa con su pareja (mira tú el lujo que el pobre trabajador se da, igualito que el de los Urdangarines, Bárcenas y demás gentuza que pululan por este país) Una mañana, tras pasar unas horas en la playa, se acercan a un chiringuito y cuando se levanta a pedir unas raciones, cae fulminado al suelo, una muerte súbita. Mientras, los monstruos que estamos creando en esta sociedad, se dedican a robar el bolso, los móviles y el resto de pertenencias que la pareja ha dejado en la mesa… La vida es así, no sabes dónde ni cuándo te va a sobrevenir la muerte… qué le vamos a hacer, la vida es así, te sorprende con un zarpazo cruel allí donde no te esperas… la vida es así, y te puede cambiar en tres segundos…

También sirve para explicación para lo ocurrido a una pareja que contrae matrimonio y se va de luna de miel. Vuelven felices, pletóricos, la vida les sonríe y el mundo está creado para que ellos lo disfruten. Deciden que él irá al juzgado esa mañana a por el libro de familia, ese objeto tan pequeño, tan nimio, que tanto significado y emoción guarda en su interior. Él, en las muchas de las decisiones que llevan a un final trágico, coge la moto y deja su coche aparcado… Y nunca más vuelve a casa, la carretera se lo roba a su recién estrenada mujer que le espera en casa preparando una comida especial, la que a él le gusta…

La vida es así también para aquellos que una mañana se levantan y van a trabajar, como todos los días desde hace ya un montón de años. No van contentos pero tampoco son infelices, hace tiempo que se han resignado, esto es para ganar dinero, la vida es otra cosa que ocurre cuando salen de estas cuatro paredes… pero la vida también es así y les depara una sorpresa en forma de finiquito y carta de despido… Y algunos de ellos se ven abocados a desahucios, a búsqueda de comida en contenedores, a malvivir para que sus hijos puedan resistir… Ellos que, hasta hace nada, eran clase media, disfrutaban de ciertos privilegios y vivían más o menos conformes a lo que siempre habían deseado que fuera su vida… Y todavía tienen que escuchar que es la vida es así…

Sí, es así, injusta ante todo… sí, es así, una noria, hoy estás arriba y en tres segundos de reloj, estás abajo, te levantas sano y unos resultados médicos que te hiciste como revisión te convierten en un enfermo crónico… La vida es así…

Por eso hay que disfrutarla mientras se pueda, bebértela a grandes sorbos, sin pensar si mañana te quedará agua, porque el mañana es una gran incógnita, porque nunca sabes si ese beso que das es el último, si cuando haces el amor podrás volver a hacerlo, si cuando dices te quiero tendrás la oportunidad de repetirlo. Y lo malo es que solo se aprende a golpes, hasta que no te pasa algo cruel no eres consciente de esta realidad. Es un mecanismo de defensa ante esta maldita vida, porque si no nadie podría continuar viviendo pensando que es tan mortal, tan frágil… Pero, en mi opinión, tampoco viene mal recordarlo de vez en cuando y agarrarte al mundo y a los que te rodean como si fueran un globo que se va a escapar… Y sentir la felicidad, que no deja de ser otra cosa que la normalidad. No hay que vivir grandes acontecimientos para ser feliz, hay que disfrutar de los momentos cotidianos dándoles ese rasgo de magníficos, porque cuando empiezan a decirte que qué le vamos a hacer, que la vida es así, cuando no puedes disfrutar de lo que antes era lo normal y dejaste escapar sin disfrutarlo al máximo, entonces ya es demasiado tarde para ello…


14 respuestas a “La vida es así (por Ana)

  1. Qué bonita entrada Ana, me ha encantado. Es muy cierto que a veces vivimos el día a día sin ser conscientes de la fragilidad de este mundo, de que mañana podemos no estar aquí, nosotros o a los que queremos.
    Tu texto de sirve de reflexión. Para parar y pensar, algo tan simple pero a veces tan difícil en esta vida loca que llevamos.
    Beso!

    Me gusta

  2. Ay, Ciudadana, qué nos van a contar a nosotras… Pues eso, que yo también prefería cuando la vida se sobrellevaba, pero es que, realmente, esto es así, y hay que llevarlo de la mejor forma posible… Me apunto a lo de “virgencita que me quede como estoy”… Un beso grande…

    Me gusta

  3. Estoy de acuerdo con tu amigo, esto es lo que hay y lo que te toca, en determinados momentos, puede ser bueno o malo, pero es lo que hay, y con ello hay que vivir. Y hasta en los malos momentos los hay muy buenos y se sacan enseñanzas y formación de carácter muy importantes para seguir adelante.. Muchas gracias, Carol… Un besazo…

    Me gusta

  4. Tú misma te has preguntado y contestado: cuando viene lo malo y tienes que vivir continuamente con el dolor, lo único que te queda es aprovechar cada uno de los momentos buenos, reir con tus amigos y familiares más cercanos cuando se pueda y llorar sobre su hombro cuando no. Yo también he adoptado, o lo intento, la máxima de tu madre, la dignidad es lo primero y ante la adversidad, luchar con la cabeza alta…
    Un beso para ti y otro para Desconcierto…

    Me gusta

  5. Yo prefería cuando la vida era así, pero se sobrellevaba…
    Odio que la vida sea así, que haya una cara y una cruz, una de cal y otra de arena, un momento bueno para saber que lo era cuando te acontece algo malo. Un “virgencita que me quede como estoy”…
    La vida es así … y hay que vivirla.

    Me gusta

  6. Es increíble que esto que parece tan natural tengamos que repensarlo todos los días. El otro día un buen amigo me dijo que esto no es un ensayo para otra cosa que viene después, que ésta es la única vida que tenemos y hay que hacer lo posible por vivirla bien. Gracias por recordárnoslo, Anita. Muy hermoso texto.

    Me gusta

  7. Pues sí, a veces no somos conscientes de ello pero hay que disfrutar cada día de nuestra vida, sobre todo con las cosas pequeñas, que son las que le dan sentido a esta vida que a veces parece algo incomprensible. Un besote!!!

    Me gusta

  8. Muy de acuerdo en que la vida es así, porque un buen día te levantas con un buen golpe en el alma, que duele mucho más que uno en la cara. A mi me ha pasado, como a todos.

    Lo de vivir el presente está muy bien y me aplico el cuento, pero, ¿qué pasa cuando en ese presente hay algo que te lacera o parece que te lacera? Vivir el presente será entonces sufrirlo, porque toca. Compartirlo con dos o tres personas y reirte de las cosas buenas, que también las hay. Es más, yo creo, y he adoptado este pensamiento de mi madre, a la que no me parezco en nada, que hay que ser elegante para sufrir y digna, no hacer mucho ruido. Hay que tirar para adelante.

    Gracias Desconcierto por todo. Un beso fuerte.

    Me gusta

  9. buff… se me ha puesto un nudo en la garganta.

    Desde luego hay que cambiar todo lo cambiable y vivir todo lo vivible. Mientras podamos.

    Gracias por el recordatoria, Ana.

    Me gusta

  10. Solo puedo quitarme el sombrero con tus palabras, sin duda, magnifica entrada!!!. Yo tambien creo que debemos aprovechar el momento porque la vida se nos escapa cada segundo y más tarde, puede ser quizas demasiado tarde.
    Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s