Alta tensión escolar (por Arantxa)

Justo hoy hace dos semanas se sometía a la votación de los padres en el colegio al que van mis hijas el proyecto de jornada continua. Tenía el pálpito de que no saldría, pues es necesario que se cumplan dos condiciones: en primer lugar, que voten 2/3 del censo de padres, y como segunda condición, que de esos votos haya 2/3 favorables a la implantación de la jornada.


Últimamente sucede que acierto es mis corazonadas. Pero en este caso, aunque era el resultado que deseaba, tenía miedo a que no saliera la continua. Sentía temor a la reacción de los padres que sí querían el horario continuo, porque ya había visto en ellos muestras preocupantes de intolerancia hacia la postura de los que no la queríamos.  Los de este grupo sabíamos que nuestra arma era no hacer quórum y por eso mayoritariamente no hemos ido a votar. Y la jornada seguirá en septiembre como estaba, partida.

Y es algo que no se nos perdona. Haber hablado con otros padres que no querían la jornada, comentar entre nosotros que lo mejor era no votar. Calladitos hubiéramos caído en gracia. Resulta que en el ejercicio de la libertad de expresión los padres del sí han hablado entre ellos para que ninguno se olvidara de ejercer su voto afirmativo. Me parece tan lícito y respetable como que los del otro bando hiciéramos lo propio jugando con la baza de la abstención.

La jornada continua no ha salido y he pasado días de alta tensión. Tensión que he somatizado de varias formas, por supuesto con insomnio, y hasta en la piel, en forma de dermatitis en las piernas.

Han sido días en los que ir al colegio ha supuesto hacer una incursión en la jungla, porque los del sí estaban recogiendo firmas para impugnar la votación y el mal ambiente se palpaba en la puerta. Días en los que he escuchado palabras subidas de tono dirigidas a algunos de los padres partidarios de la jornada partida. He visto escenas dantescas, personas sacadas de la España profunda –un grupo minoritario- exigiendo enardecidas “la cabeza” de las mamás que habían hecho proselitismo a favor del no (como si ellas no hubieran hecho lo propio con el sí) y de la abstención para que no se alcanzara el número necesario de votos.

En una conversación intenté razonar con algunas de estas personas, pero la furia irracional, tras conocer que en el colegio no se implantará la jornada continua el próximo curso, les cegaba.

Es realmente agotador tratar de dialogar con alguien que no razona pero se cree sobrado de razón. Es muy desagradable oir insultos y palabras malsonantes y palpar como los padres del centro estábamos divididos en dos bandos. Es inquietante saber que tus, en este caso, mis conversaciones, han sido escuchadas por otros padres, que me han puesto en una lista negra: la de los padres que no queremos la jornada continua, no al menos como estaba planteada en el proyecto.

Aunque me ha afectado mucho he estado serena, me he mostrado siempre respetuosa y he actuado con lealtad hacia las dos personas que han sido tomadas como cabeza de turco por los papás que querían la jornada continua. Porque lo fácil era dejarlas solas y culparlas a ellas dos solitas de haber promovido la abstención -¿acaso eso es delito?-, pero no lo he hecho. No las he dejado a su suerte.

Ya comenté hace meses por qué no estoy a favor de la jornada continua en un post. Lo que no sabía era que defender mi postura me causaría tantos sudores y desvelos, pero sin hacer ningún alarde de valentía, creo que lo más digno, y también lo más difícil, ha sido apoyar lo que creía justo, por mis hijas y por mi.

22 respuestas a “Alta tensión escolar (por Arantxa)

  1. Con el mal ambiente que se ha creado no sé si compensa la lucha… aunque estoy contenta de moverme por aquello en lo que creo. Pero el clima está enrarecido, espero que se pase.

    Me gusta

  2. Todo un ejemplo de que merece la pena luchar por lo que uno cree. En este caso, el tema ha terminado a favor que la opción que tu defendías, pero si hubiera sido al contrario, no podrías recriminarte no haberlo peleado.

    Yo ya lo comenté en tu otro post de este tema, no tengo claro que es lo mejor para los niños, pero todo lo que leo está sumamente sesgado por una u otra vertiente, no he encontrado ningún estudio “independiente” al 100%, una pena que algo tan importante quede a merced de la conciliación laboral inexistente que tenemos en este país… en fin…

    Me gusta

  3. Gracias por opinar. La verdad es que la jornada ya es continua en septiembre y junio, que es cuando hace más calor.
    No sé lo que le transmiten a sus hijos, espero que tengan la lucidez de mantenerlos al margen.

    Me gusta

  4. Yo escogi la escuela pública por la jornada continua. Como alumna lo pasaba mal volviendo al cole despues de comer… sobre todo los meses finales del curso con el buen tiempo. Por trabajo me vendría mejor la jornada partida pero no se puede tener todo. Mi hija tiene clases de 9 a 11.30, recreo de media hora con merienda incluida y despues clases hasta las 14 horas. Ella se queda a comedor y despues tiene una extraescolar deportiva: patinaje unos días y otros gimnasia rítmica. Esta contenta y yo también. Es cierto que me pierdo la vida escolar con otros padres pero siempre hay que ceder en algo.
    Lo que no veo normal son rencillas por pareceres distintos ¿qué les transmiten a sus hijos esas madres que te miran mal por votar diferente?
    Espero que todo quede en una anecdota.

    Me gusta

  5. Mamialbordedeunataquedenervios, muchas gracias por opinar. El proyecto de votación de la jornada continua no sale adelante si el Claustro dice que no se someta a la votación de los padres. Pero en el claustro hay maestros, como bien sabrás, que son parte interesada, porque quieren salir antes.

    Lo de la conciliación es complicadísimo en este país.

    Me gusta

  6. María, gracias por opinar y bienvenida al blog. Todas las opciones son respetables, lo que no es de recibo es la postura hostil que algunos ha adoptado con los padres del no a la continua por defender nuestra opinión.

    Creo que en Madrid todos los públicos acabarán siendo de continua a golpe de decretazo, y los maestros dando palmas con las orejas. En parte así se acaba el problema.

    De momento puedo conciliar y me siento afortunada. Conozco bastante gente que nunca, y si digo nunca, es nunca, pueden llevar y/o recoger a sus hijos. Su trabajo no se lo permite. Y les gustaría, pero no pueden. La conciliación es una quimera, a mnedida que los niños crecen requieren más de su padre y de su madre. En España mucha gente sale de casa a las ocho y vuelve tarde. Y no es porque no quieran estar con sus hijos. Supongo que debe cambiar la mentalidad, facilitar el teletrabajo… Es bastante complicado.

    Me gusta

  7. En mi comunidad autónoma y en concreto en mi ciudad casi todos los coles tanto púbicos como concertados tienen jornada continua.
    Yo prefiero la partida vivimos al lado del cole, es decir lo vemos desde la ventana, y a mi me gusta que mi hija coma en casa y descanse u rato.
    Pero tb en mi cole hay mucha gente a favor de la continua, quizás yo tb. Seria un pico talibán si uniera un cambio es decir si quisiera continua y la tengo partida.
    Pero como dice el director al que no le guste que se vaya hay un cole con jornada continua en la otra esquina de la calle.
    Y a mi lo que me parece un des propósito es la nula conciliación entre vida laboral y vida familiar independientemente, que los niños salgan a las dos o a las cinco y cuarto como en mi caso.
    Hay compañeros de mi hija que canal cole de ocho menos cuaro a seis y media de la tarde xq se quedan a extra escolares eso si que es un horror.
    Un saludo María

    Me gusta

  8. Por supuesto que es una maniobra clara de la Comunidad de Madrid y sus dirigentes por favorecer, sea como sea, y a costa de lo que sea, el negocio de colegios privados y concertados. A costa, incluso, por supuesto, qué importará, de la correcta educación y bienestar de los niños.

    Pero también es verdad, y no hay que olvidarlo, que, desde mi punto de vista (aclaro, siempre, no intento decir que sólo yo tenga razón), que es otro de los “errores culturales o costumbristas”, de esta nuestra sociedad española, en la cual, es impensable que una trabajador pueda hacer su labor correctamente si se va a casa antes de las 6 o las 7 de la tarde ¡no! Da igual si nada más llegar dedica casi una hora al café de la mañana, da igual si la comida se alarga más allá de lo necesario, da igual si se nos va el tiempo en conversaciones o llamadas de teléfono personales, lo importante es lo que “aparenta”: que nos quedemos hasta tarde en la oficina, para aparentar que “tenemos mucho lío”.

    Pues yo creo que dependiendo de esta costumbre es por lo que en este país está tan establecido que los niños “necesitan” tener clase desde las 9 y hasta las 5… no es su necesidad, es la de los empresarios, que quieren a sus padres en su puesto esas horas… o más…

    Soy la primera que NO quiere la jornada continua… corrijo NO PUEDE asumir la jornada continua, porque mi trabajo y por supuesto mis necesidades económicas (dar de comer, vestir y educar a mis hijos) no me lo permite. Si en este país se trabajara de otra manera, si en este país la hora de la comida de los niños y la de sus padres trabajadores fueran iguales… entonces se podría asumir, si en este país no primera las horas que pasas en el trabajo en lugar de la calidad de tu trabajo, y por lo tanto pudieramos algunos trabajar menos horas… entonces ¡POR SUPUESTO! Lo que más deseo en esta vida es que mis hijos tengan tiempo para sí mismos, puesto que hoy por hoy, su vida gira más tiempo en torno a sus compañeros, profesores y auxiliares escolares que en torno a su casa y su familia… y me parece muy triste.

    Me gusta

  9. Mi Álter Ego, gracias por opinar. Lo cierto es que está cuestión fractura a la comunidad educativa, especialmente a los padres pues crea mucha división.
    No he discutido con nadie, pues no va en mi carácter. Yo evito el conflicto y cuando la gente sube el tono verbal doy la conversación por zanjada. Así me pasa, si chillara e insultara ni insomnio ni dermatitis.

    Me gusta

  10. Pues ya sabemos que dos facciones mueven la estrategia, y no es sólo la autoridad competente.

    Creo que en la Comunidad de Madrid con el tiempo todos los colegios acabarán siendo de jornada continua. Es lo que me dice la gente que entiende y parece claro.

    En cuanto a la jornada laboral plantea eso a un docente… Te dirá que no está para cubrir tus necesidades laborales y que los colegios no son un aparcaniños.

    Gracias por opinar. Y no te preocupes, no creo que estés más susceptible que yo.

    Me gusta

  11. Los padres sufridores de la educación pública importamos más bien poco. Sabes lo que me ha costado todo esto, pero creo que mi comportamiento ha sido digno y leal (sabes de qué hablo). Un beso.

    Me gusta

  12. El año que viene nueva votación, pero nos pillará preparadas. Los padres tenemos poco que decir, y eso que lo de la jornada (de momento) se vota. Esta en manos de la Administración y los docentes. También estoy contenta de tenerte de compañera de lucha, porque es toda una lucha.

    Me gusta

  13. Madre mía… Y luego para que hablen de las elecciones en Venezuela. No sabía yo que las votaciones escolares podían ser objeto de tanta intriga y tanta rencilla… Para escribir una serie, oye. “El aula Oeste” Jajaja. Besotes y que hagáis las paces, que eso tiene que dar muy mal rollito.

    Me gusta

  14. He escuchado versiones contrapuestas sobre la idoneidad de la jornada continua y la partida y no acabo de tener una opinión formada sonre el tema. Unos dicen que los pequeños no son capaces de rendir tras la pausa de la comida y otrso sostienen que lo que son incapaces de soportar es unn período lectivo de 5 horas sin interrupción…

    No sé que será mejor para los niños, la verdad. No creo que haya estudios fiables que no estén marcados por intereses de ambas corrientes contrarias. Más bien tengo la impresión de que como en todo dependerá del niño (como nos pasa a los adultos). Unos rinden mejor trabajando del tirón y otros necesitan pausas para despejarse y continuar.

    Lo que sí tengo claro es que es absurdo hacer este planteamiento en un país en el que la mayor parte de los padres con hijos en edad escolar trabajan hasta más tarde de las 17.00. Mejoren las jornadas laborales antes de andar toqueteando las de los colegios públicos.

    Perdonad mi susceptibilidad pero estoy convencida de que este tipo de maniobras forman parte de la estrategia de desprestigio y desgaste de la enseñanza pública.

    Me gusta

  15. Tambien soy una madre que se ha abstenido para que no saliera, pero en mi colegio ha ganado el sí. Y los del no, no impugnamos ni nada. Ajo y agua o no exactamente, nosotros vamos a hacer todo lo posible para que el próximo curso vayan a un concertado, que son de jornada partida y estos temas no se plantean. Y la concertada está mejor que la pública, nos hemos rendido ya a la evidencia.

    Entre la Comnunidad y los sindicatos de educación se cargan la escuela pública. Los unos solo quieren ahorrar, los otros salir de trabajar a las tres en vez de a las cuatro… Que pena.

    Mari Ángeles

    Me gusta

  16. Yo también estoy muy orgullosa de vosotras, y de alguna más, es con lo que me quedo de todo esto.
    Tampoco hubiera imaginado, nunca, que se pudiera generar tan mal ambiente por este tema, ver, para creer. Ciertamente parece que hay intereses en mantener a la Comunidad educativa dividida.
    Y digo yo; si se establecieran unos centros escolares públicos con JP y otros con JC, de manera, que verdaderamente, los padres pudiésemos escoger el tipo de jornada, además de otras cosas, como el proyecto educativo…. no se solucionaría el problema?

    Me gusta

  17. Muy orgullosa de tenerte de compañera de fatigas. Ahora queda ese aire enrarecido gracias a los que quieren hacernos creer que los padres tenemos algo que decir en el futuro de la educación pública. Si fuera verdad no sólo nos darían voto para decidir la jornada sino en otros muchos ámbitos importantes… En fin. El año que viene más…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s