Respirando África (por Chelo)

Paz. Serenidad. Buenas emociones. Relajación. Fuera prisas. Fuera estrés. Todas esas sensaciones y otras muchas, todas positivas, son las que han marcado los últimos días de mi vida. Días en los que he tenido la oportunidad de conocer África. Nunca pensé que un viaje de las características que había planificado me diera tanta paz. He pasado unos días en Maputaland, al este de Sudáfrica, en la zona noreste de KwaZulu-Natal y ha sido maravilloso. Ha sido un viaje de placer y no he vivido la realidad más cruda de gran parte de las regiones de este diverso continente y tampoco era el objetivo. Me he centrado en la parte buena, su sabana, sus paisajes, su gente, sus animales, su comida… No había imaginado que un viaje así me dejara tanta huella y espero que me dure muchísimo! Os dejo una foto de uno de los atardeceres, no me digáis que no es para para parar el tiempo y quedarse allí, contemplando el horizonte, horas y horas, sin móvil, sin tele, sin ni tan siquiera un libro, sin nada! Simplemente respirando África.

 

 

Tengo muchas anécdotas y cosas bonitas para contaros sobre este viaje, historias de los zulús que viven allí que te dejan maravillada por ese concepto tan diferente de entender la vida, de manejar las prioridades, historias sobre los animales, chascarrillos sobre “confusiones lingüsticas” con las que nos hemos partido de la risa (que atrevida es la ignorancia, la nuestra me refiero)… prometo ir contandolas pronto por aquí.

12 respuestas a “Respirando África (por Chelo)

  1. Fíjate que a mi a priori tampoco me hacía mucha gracia lo de los “bichos”, pero una vez allí, no se, es como que te metes en ese aura de naturaleza salvaje y te cambia un poco el chip. También he de reconocer que alguna vez, sobre todo con los felinos, me entraba un poco de “respeto”, por decirlo finamente…

    Me gusta

  2. Me lo ha quitado Carol del teclado, es que te veo totalmente en el papel de Mery Street en Memorias de África… Me alegro que lo hayas disfrutado y me da una especie de envidia mezclada con admiración porque yo creo que sería incapaz de estar tan cerca de esos peligrosos bichos… Solo te deseo que te dure mucho la sensación de “desestres” Un beso, guapa

    Me gusta

  3. ¡Chelo, queremos detalles! ¡Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto! Eso es desconectar y lo demás son tonterías. Ya te imagino en plan “yo tenía una granja en África” 😉

    Me gusta

  4. África engancha… Y te cambia. Porque, a pesar de lo difícil que es aplicar ese orden de prioridades en la comodidad impuesta de nuestra sociedad del primer mundo, ver cómo lo viven otros deja mella. Algo cambia en la cabeza del que ha vivido África.
    Bienvenida, Chelo. En todos los sentidos 😉

    Me gusta

  5. Preciosa foto, ésta y alguna otra que he visto. Te has prendado de ese trozo de África que has pisado.

    Supongo que lo mejor que podíamos aprender de ellos es el concepto de “manejar las prioridades”, aunque me temo que nuestras necesidades son otras y por eso es difícil incorporarlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s