Con equipaje (por Arantxa)

Del verano detesto las altas temperaturas. Siempre se puede huir de ellas, pero eso pasa por el odioso trance de hacer la maleta. Cada vez lo detesto con más fuerza, y eso que me voy esforzando y trato de no meter cosas inútiles. Año a año me supero a mi misma. Ya viajo con menos trapos que no me pondré. Siempre hay algo que queda doblado y que no sale de la maleta, pero mucho menos que antes.

Tras la vuelta, deshacerla me da una pereza espantosa. Confieso que puedo dejarla aparcada 24 horas, con todo su contenido. Luego, cuando está vacía, la pobre da un poco de pena. La incertidumbre de no saber cuando haré el próximo viaje me provoca cierto malestar. Nada que no pueda solucionarse con un nuevo destino en el horizonte. Aunque haya que pasar por el trago de hacer la maleta de nuevo.

Odio hacer la maleta


9 respuestas a “Con equipaje (por Arantxa)

  1. Yo siempre termino haciendo la maleta a toda leche, lo dejo siempre para el final. Eso tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Por un lado, no te eternizas maldiciendo el momento, lo haces porque ya toca y punto. Y por otro, tan poca planificación (no solo la hago tarde, es que ni siquiera he pensado en ella hasta ese momento) hace que la llenes más de lo debido SIEMPREEEE… y creo que sí es un defecto femenino… Vuelvo con un montón de ropa que no me he puesto porque al final termino tirando siempre del mismo par de vaqueros, de mi vestido y bikini de playa y poco más…

    Me gusta

  2. No me gusta hacer la maleta, pero con la práctica he desarrollado una velocidad de vértigo 🙂

    Yo soy de las que la deshace nada más llegar, es casi lo primero que hago sobre todo a la vuelta.

    Me gusta

  3. A mi sin duda lo que mas me cuesta es deshacer la maleta…y todo el proceso que se pone en marcha..la lavadora….la plancha y sin la perspectiva de un viaje cercano…

    Bueno animo y a tomarlo con mucha paciencia!

    Me gusta

  4. A mí no me disgusta hacer la maleta. Puede darme cierta pereza, pero me puede la ilusión: decidir que llevo o no e imaginarme en el lugar de destino con la indumentaria seleccionada 🙂

    Deshacer el equipaje ya es otra cosa: eso sí que lo llevo mal, pero sobre todo por la depre post vacacional…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s