Las manías de cada cual (por Ana)

Hace bastante tiempo (madre mía, revisando post antiguos he vuelto a ser consciente de cómo pasa de rápido el tiempo, virgen santa) escribí sobre las supuestas manías que otros veían en mí… Hablaba de la ma
nera en que los demás reconocían en mí a una maniática de libro y de cómo yo creía que no era para tanto…

Sé que no es un tema veraniego, pero es que, en los últimos años, le he cogido verdadera manía al verano… para mí agosto es el peor mes del año por diversos temas personales y solo estoy deseando que acabe, así que cuando en pensado en la de filias y fobias que he adquirido en este tiempo, me he acordado de este post. Además, si no estaba suficientemente convencida de publicarlo en esta serie de reposiciones, la despedida de soltera a la que acudí el otro día terminó de lanzarme. Me rodeé de mujeres llenas de manías (supongo que como los hombres): una quitaba de la comida todo aquello que tuviera verde, y no porque el sabor de la verdura no le gustará, es que no le gustaba ver cosas verdes en su plato. La otra nos confesó que ella no permitía nunca, pero nunca, que le tocasen el pelo, ir a la peluquería para ella era un calvario. A la de más allá casi le da un soponcio porque había que andar un poco (bueno, en este caso puede ser que fuera vaguería, la verdad)…

En resumidas cuentas, que todos tenemos nuestros pequeños tabús y odios, así que, como llevo toda la semana recordando este post, he decidido daros la oportunidad de que me contéis cómo sois vosotros de maniáticos… ahí lo dejo…

Maniatica-yo-por-favor-por-ana


4 respuestas a “Las manías de cada cual (por Ana)

  1. Creo que no conozco a nadie que no tenga manías. Pueden ser más o menos peculiares, ese es otro tema, y en algunos casos caer en la obsesión, pero nadie se libra.
    También soy una maniática de la lectura, y espero no perder esta manía nunca.

    Me gusta

  2. Yo tengo muchísimas y a veces me preocupa que con los años el asunto vaya a ir a más, ya que las manías se agravan según nos hacemos mayores. Mis mayores obsesiones son con la forma de ordenar las cosas y con la higiene alimentaria. Estoy fatal. Jajaja. Besotes!!!

    Me gusta

  3. Pues yo hace unos años pensaba que no era maniática y a raíz de tu post empecé a plantearme lo contrario… que sí que lo era, y la verdad es que me he detectado bastantes: principalmente el quebranto de 'mi' concepto del orden me subleva sobremanera, aunque he conseguido neutralizar algunas de mis rarezas más extremas por el bien de la convivencia con el resto de mis congéneres 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s