El centauro en el espejo (por Isa)

centauroDe pie. Desnudo. Procuraba no perder el equilibrio con el impulso de cada embestida, sujetándose con fuerza a sus nalgas trémulas, forzando la musculatura de los brazos. Así se sentía poderoso y viril como un centauro mitológico.

Se miró de reojo en el espejo, irguiéndose para parecer más esbelto, con muecas de furia guerrera, y tuvo que hacer esfuerzos para no bramar como un animal fiero. No parecía importarle la nula interacción. Le daba exactamente igual. En realidad, nada le gustaba más que la visión que proyectaba de sí mismo. Ni siquiera el placer le producía tanto entusiasmo.

En sus más de cincuenta años de vida sexual activa jamás había buscado que fuera recíproco. Se trataba de un momento para él, de lujuria inconfesable. Definitivamente, no era algo que pudiera compartir con nadie.

Por eso, se le desencajó el rostro cuando la sintió a su espalda: “Pero… ¡hijo!”. Se volvió, espantado de sí mismo, y empujó a su madre anciana para salir de la habitación, sin lograr desasirse de la muñeca hinchable.


4 respuestas a “El centauro en el espejo (por Isa)

  1. Fan de tus relatos breves y de sus ilustraciones 😀

    Me ha recordado a esa escena de ‘American Psycho’ en que Patrick Bateman se monta un trío con dos prostitutas y no para de mirarse al espejo para ver lo bueno que está (todo esto con Phil Collins de fondo, que hace la escena aún más estrambótica…).

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s