Las niñas son intrépidas (por Cristina Buhigas)

Captura de pantalla 2018-04-11 a las 20.09.14.pngLa igualdad no es sólo cuestión de leyes, es especialmente cuestión de educación. Pero la educación no es sólo lo que se imparte en las escuelas. La educación de niñas y niños en la igualdad es algo mucho más extenso y profundo que compete a toda la sociedad. Padres y profesores no son suficientes para que los pequeños se sientan a sí mismos como iguales. Vivimos en una sociedad en la que los roles diferenciados por cuestión de sexo o género (cada cual que utilice la palabra que prefiera) están plenamente vigentes y esos son los que moldean la forma en la que las niñas se autoincluyen en el mundo, en cómo se sienten, en lo que creen que son capaces de hacer.

La literatura infantil tiene un papel fundamental para conseguir el objetivo de que las niñas se conviertan en mujeres valientes, autosuficientes, capaces de dedicarse a cualquier trabajo o carrera sin pensar que no es femenina o que no serán capaces de realizarla porque suponga un esfuerzo físico o un riesgo que una mujer no puede correr. En los últimos tiempos han aparecido muchos libros que han reivindicado a mujeres científicas, literatas, pintoras, que habían sido despreciadas por la historia y la sociedad. Han abierto los ojos de padres, educadores y, lo más importante, de niñas y niños. Pero faltaba un libro que enseñara el camino de la aventura, de la exploración, del esfuerzo físico, de la voluntad inquebrantable en la persecución de un objetivo. Ese libro ya existe, se llama ‘Intrépidas’. Los excepcionales viajes de 25 exploradoras.

Captura de pantalla 2018-04-16 a las 14.14.13.pngCon un texto que puede enganchar a adolescentes y adultos y unas ilustraciones que fascinan a cualquier niño, ‘Intrépidas’ deja claro que las mujeres son capaces de vivir las mismas aventuras que los hombres, incluso mayores aventuras. La periodista Cristina Pujol y la ilustradora Rena Ortega crean una ventana mágica por la que introducirse en la vida de 25 mujeres de todas las épocas (desde Egeria en el siglo IV a Elspeth Beard, nacida en 1959), que emprendieron viajes o exploraciones en los que superaron sus condiciones físicas y sus miedos. La mayor parte de ellas también tuvieron que superar las presiones sociales que pretendían impedirles la partida. Todas lucharon por su sueño y la mayoría lo consiguieron, aunque son pocas las que vieron reconocido su esfuerzo, porque sobre la mayoría de estas hazañas se extendió el velo que a lo largo de la historia ha ocultado los logros femeninos.

En este libro, padres, madres, niñas y niños pueden conocer a la primera mujer que escaló el Everest, a la primera astronauta, a la que vivió dos semanas bajo el agua, a la que cruzó nadando el estrecho de Cook y luego propició, cruzando el estrecho de Bering, el fin de la guerra fría. También está Kay Cotee, que dio la vuelta al mundo a vela en solitario, Nellie Bly que emuló La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne o Amelia Earhart, que perdió la vida cuando viajaba alrededor del mundo en aeroplano.

Captura de pantalla 2018-04-11 a las 20.13.02Tengo una nieta, Alejandra, hija de la autora de ‘Intrépidas‘, que con cinco años ya quiere emular a estas exploradoras y, hace unos días, saltó la valla de la zona de columpios del parque y echó a correr con una amiga sobre el césped, hacia los árboles. Cuando su madre fue a por ella y le preguntó qué estaba haciendo, respondió con toda naturalidad: “Somos exploradoras”. Las niñas pueden hacer lo que se propongan, las niñas son intrépidas y pueden alcanzar todos sus objetivos.

Cristina Buhigas: Tras fundar y asistir al cierre de numerosos medios de comunicación, del antiquísimo Pueblo al moderno Público; de trabajar en ellos miles de horas, como en los diarios económicos La Gaceta de los Negocios o La Economía 16 y en la agencia de noticias Europa Press, Cristina ha conseguido liberarse de libros de estilo y, lo que es más importante, de líneas editoriales, gracias a la jubilación.


2 respuestas a “Las niñas son intrépidas (por Cristina Buhigas)

  1. Es una maravilla de libro 🙂
    Me llegó ayer, justo a tiempo para la efeméride, así que pude ojearlo a gusto con mis peques. A Gael, que ya es un viajero consagrado le entusiasmaron las historias, y a Lola, viajera en potencia aún, le encantaron las ilustraciones. Y a mí todo. ¡Fabuloso! Qué ganas me han entrado de coger la mochila y salir a descubrir mundo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s