Mar (por Isa)

Nada me sobrecoge más que escuchar el bramar del oleaje enfurecido contra las rocas o el suave crepitar de la blanca espuma marina al empapar la arena sedienta de la orilla. Me excita y me relaja en un dicotomía absurda e incoherente.

Inspirador de versos, cuadros, canciones, novelas, películas, fotografías, esculturas, sinfonías, edificios, platos… y todo aquello que haya sido o pueda ser considerado alguna vez arte, el mar es la musa universal. Por eso, reconozco que no tiene mucho mérito y, de hecho, me avergüenza un poco, blasfemar usando su nombre en un vil post. Sólo puedo decir que tenía que hacerlo.

No soy capaz de recordar la primera vez que ví el mar porque, pese a ser del Foro, ha estado presente en mi vida cada año desde antes de tener cuajados los mecanismos neuronales de la memoria. De lo que sí me acuerdo es de nuestro último encuentro, con amargo sabor de despedida.

El mar para mí es como ese amante milenario y terco que, inhábil para la rendición, me enamora cada vez que tiene ocasión sin importarle la consciencia de saberse un amor imposible. Así, como en un bucle enfermizo, se reproducen los flechazos infinitos desde que la pubertad dio rienda suelta a mis instintos adormecidos.

Despliega sus encantos: Lo primero es la brisa perfumada que alivia mi piel castigada por un sol inclemente. Después, ataca con la visión de esa inmensidad azul verdosa que, como una intensa mirada me seduce sin remisión. La arena, dorada, blanca, rubia o tostada, acaricia mis maltrechos pies.

El sonido de sus flujos y reflujos -rugido inicial, estertor salvaje y centelleo final- es un regalo que brinda la naturaleza a mis oídos. Y, por último, las olas batiéndose enervadas, veloces y valientes contra mi cuerpo, refrescando mi recalientada carne estival para retirarse con la efímera espuma haciéndome cosquillas…

Su mero recuerdo me eriza el vello, me eleva del suelo y me lleva lejos, muy lejos de aquí… al lugar donde habitan los sueños.


17 respuestas a “Mar (por Isa)

  1. Hay muchos nostálgicos del mar por lo que veo. Me alegra no ser la única que lo eche de menos.

    Hace tiempo cuando vivia de cara al mar no lo miraba, al menos no tanto, solo lo olia, y sabia que ahí estaba. Ahora que me separan muchos kilometros de él, echo de menos hasta la arena dentro de los zapatos.

    Bonitas palabras Isa

    Me gusta

  2. Muchas gracias por vuestros comentarios, NostalgiaDeMar, anónimo (quién serás), Arantxa y Ana…

    El mar es especial siempre, en toda época del año… no conozco a nadie que no le guste, ni aún estando a punto de haberse llevado a mi padre puedo guardarle rencor.

    Me gusta

  3. Madre mía, el mar… cómo lo echo de menos. No sé si me gustaría vivir cerca o si aprecio más la nostalgia que siento cuando estoy lejos y la alegría que me produce el reencuentro. Cada vez me gusta el más ir a la playa en invierno, con abrigo, gorro y bufanda, sentarme y oir las olas ir y venir, la tranquilidad que me invade… aunque los bañitos en verano tampoco me los quita nadie…

    Espero volver a ver el mar muy pronto, es un deseo y afirmación.

    Me gusta

  4. Precioso post. Me has hecho evocar muchas cosas y sentirme reflexiva y nostágica.

    El murmullo del mar es uno de mis sonidos favoritos. Si se torna en rugido me gusta también.

    Es un placer para todos los sentidos por eso amo el mar, que no la playa. Y en especial el Cantábrico.

    Me gusta

  5. Yo adoro la playa, Toda azul casi unida al cielo, sensacion casi inexplicable, sino fuera por tus palabras.. No obstante, no me gustaría tener que vivir cerca de la misma, prefiero anhelar el tiempo con emoción por verla, para mi la rutina mata, ya no seria lo mismo..
    Buen post.. Saludos.! 😀

    Me gusta

  6. isa. yo vivo cerquita de la costa, y aunq no suelo ir mucho a la playa en verano (no me gusta el sol,ni las aglomeraciones playeras ni nada eso), en invierno me gusta ir a sentarme y ver las olas…
    desde q tenemos a la peque ya no vamos, pero antes lo haciamos a menudo… y lo echo de mnos.
    no se que haria si tuviera q irme a vivir al interior

    Me gusta

  7. Iba a decir una chorrada de las mías!! como LA MAR SR. FOD!!! jejej
    pero me ha llegado tan dentro que la única imagen visual que ahora mismo tengo en mi pensamiento es ese mar azul, su sonido,… mmmm SU OLOR!!!

    JOO QUE POTITOOO

    Me gusta

  8. Precioso post Isa, me ha encantado.
    A mí me gusta mucho el mar y la verdad es que desde que vivo en Madrid lo echo mucho de menos, su olor, el sonido de las olas, esa sensación de amplitud, de libertad que transmite.
    Antes me encantaba la playa/mar en verano, ahora me gusta pasear junto al mar con frío, me transmite mucha de las sensaciones que tan bien has narrado…

    Me gusta

  9. Insisto Isa, me encantan tus post, este buenísmo..que bien decir lo que todos pensamos pero usando las justas palabras…! ojalá a mi me llegara la inspiración, aprovechala si se trata de inspiración y si es talento explotalo ! Un besazo y a ver si nos vemos la proxima semana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s