Rubias (por Manu)

(No quisiera dejar pasar la oportunidad de agradecer a las autoras de este nuestro blog el privilegio que me brindan al ser el primer varón —ejem— en abrir la veda de las colaboraciones… yo que siempre me he sentido una im-perfecta más. Todo un honor, sin duda. Espero estar a la altura y, sobre todo, que no se arrepientan).

A lo que vamos:
Recoge la sabiduría popular varios dichos referidos a las rubias tales como “Niña rubia, niña tonta” o “Rubia de bote, chocho morenote”. No quisiera yo ampliar tamaña intelectualidad que nuestro acervo lingüístico dedica a la materia, sino tomarlo como pretexto para aportar una reflexión de todo a cien —ahora sería todo a euro— sobre las mujeres de citada condición capilar.
¿Qué tienen en común Teófila Martínez, Carolina Herrera y Shakira?
Posiblemente nada, pensará el lector / a. Aunque si hacemos un análisis más profundo veremos que sí, que son rubias. Pero, a priori, parece que nada más.
Pues no.
El caso es que últimamente, por diversos motivos, he tenido la oportunidad de conocer a algunas celebrities rubias. Dicha circunstancia me ha llevado a elaborar una conclusión —tal vez precipitada, tal vez ligera— que versa sobre la capacidad de las rubias por trascender toda regla o idea preconcebida que uno pudiera tener sobre ellas. Es decir, una primero es rubia y luego ya viene todo lo demás. Para muestra, un botón.
Entrevisté a Carolina Herrera en Nueva York, justo en los instantes previos a uno de sus desfiles en la Semana de la Moda. Su aire altivo, su acento pijo e impostado, ese aspecto chic y distante, pedante y artificial, me hicieron pensar que estaba hablando con una caricatura de sí misma, con un personaje de película de Almodóvar, y no porque pareciera un travesti, ni mucho menos.
Con Teófila —de pelo rubio perfectamente oxigenado— tuve un encuentro informal, muy casual, en una terraza del gaditano barrio del Pópulo. Entre cervecitas, mojama, tortillitas de camarones y raspitas de jamón (su favorito), la alcaldesa desgranó todos sus logros políticos dirigiéndose al foro con un lenguaje llano y directo, como si le estuviera hablando a la señora que espera vez en el mercado, a pesar de que éramos un grupo “selecto” de prensa internacional en el que la mitad de la gente no hablaba castellano. «Cádiz es la única ciudad de España con dos catedrales», se atrevió a proclamar con orgullo patrio, a lo que tuve que contrarrestar con una rápida aclaración: «Perdone, alcaldesa, Salamanca también tiene dos catedrales: una gótica y otra románica». Pero a ella le dio igual mi corrección; sabía salir airosa de todas las situaciones, con salero, naturalidad y ciertas dosis de campechanía. Siguió con su relato como si nada.
Mi experiencia con Shakira, por el contrario, estuvo marcada por la fugacidad. Era la última invitada en desfilar por la red carpet de los Premios 40 Principales donde anteriormente se habían pavoneado otras rubias de postín como Amaia Montero, Paulina Rubio, la rubia de Dover, Marta Sánchez y Carlos Baute (la incluimos en el grupo también), entre otras. Pero Shakira era especial. Brillaba por encima del resto. Iba con un peinado, rubio, elaboradísimo y con un vestidito mini mini mini (¿he dicho mini?). La abordé como pude y le pregunté que si era una loba en el escenario (su último disco se llama Loba), a lo que ella respondió con un simpático descaro: «Soy una loba dentro y fuera del escenario, así que cuidado», que acompañó con un gesto de advertencia a medio camino entre lo felino y lo lobezno. Me dejó tan perplejo que no hubo más preguntas.
Vale, sé lo que estáis pensando ahora mismo: “Este, aparte de superficial, quiere tirarse el farol de que conoce a muchas famosas y dárselas de guay”. Y en el fondo no os falta razón. Eso sí, todavía me quedan muchas más muestras por analizar como Anne Igartiburu, Tita Cervera, Scarlett Johansson… Así podré completar mi teoría (circunstancial) de que todas las rubias tienen una interconexión cósmica que las une entre sí, aunque ellas no lo sepan. Puede que se tiñan, puede que se pongan una pamela (ésa sí que es rubia) para disimular las puntas abiertas, puede incluso que se queden calvas (Dios no lo quiera), pero para mí seguirán siendo siempre “rubias”. Porque la rubia nace, no se hace. Y aquí estoy yo para demostrárselo. Próximo objetivo: una rubia cuyo nombre no puedo ni debo confesar. Hundiría mi reputación, si alguna vez la tuve…
Shakira – Loba:

23 respuestas a “Rubias (por Manu)

  1. Querido Manuel:

    Parece que hayamos iniciado una guerra y aun no se muy bien porque!
    Siento no haber tenido el sentido de humos adecuado para entenderte, espero que en tu próximo post pueda ponerme las gafas adecuadas para entenderte bien y no parecer una cascarrabias criticona. Odio los malos rollos!

    Pd.- Ajo seguro que te traen pero sin conocerte seguro que alguna bici o un buen libro seguro que caen
    Ahhh ¿fumamos la pipa de la paz, no?

    Me gusta

  2. Querida Marisol:

    (esto parece el consultorio amoroso de la Mía)

    lamento profundamente que no hayas entendido el sentido irónico de mi post, de mi comentario, de mi réplica y de mi contrarréplica.

    Yo soy el primero que califico mi intervención como de “todo a cien”, sin tener por ello que resultar ofensiva.

    Me parece respetable tu opinión, además te la agradezco, pero no te equivoques: ni voy de erudito, ni de sabiondo, ni mucho menos soy tan reduccionsita como para calificar a alguien por sus características físicas (sea el color del pelo, de la piel, por sus ojos…etc etc).

    Precisamente ese es el absurdo que yo quería demostrar en mi post, en clave de humor, claro.

    Qué te traigan muchas cosas los Reyes. A mí me traerán ajo y carbón, porque he sido malo…

    Saludos

    Me gusta

  3. Manuel, no se si has sentado cátedra o no, ya que con mis reflexiones de todo a cien no pretendo dar lecciones a nadie….y menos a un erudito del periodismo como tu. Lo único que quería regalarte con mi comentario es que no entiendo a donde querias ir a parar…así, llanamente. Parecía que con tu comentario querias llegar a alguna conclusión y me he quedado al leer el post con cara de ” y ….ya esta todo?”
    Siento que al leer mi comentario hayas optado por descalificar mis post como “de todo a cien”. pero de alguíen que califica a la gente por el color de su pelo no se puede esperar más.
    Un saludo y a comer ajos.

    Me gusta

  4. noooooooooooooooooo, una foto de aznar haciendo abdominales nooooooooooooooo… que horror !!!!
    por cierto, enhorabuena por el post… yo tampoco soy rubia, aunque si que he tenido una fase rubia ( de agua oxigenada ) en mi adolescencia… no se si eso cuenta….

    Me gusta

  5. Freud, eso es una indiscreción. Además yo no hablo nunca de mi madre, que es una santa!

    Ciudadana coja, habrá más rubias sí, gracias. Con las morenas hay que tener un cuidado especial, que ésas no están conectadas entre sí cósmicamente…:-p

    Anónimo (Marta), muy buena tu anécdota de Espe. Te voy a confesar un secreto: ninguna de las rubias de las que hablo me cae mal, cada una tiene su “punto” simpático…Incluída la de la foto. Pero schhh, es un secreto. Seguiremos haciendo autopsias de rubias (y morenas) siempre que las autoras del blog tengan a bien… Gracias!

    Bruji, lo ves, si es que “rubia” una se siente mejor…Los hechos lo demuestran…

    Anónimo (rubia temporal), yo como los artistas, no quiero encasillarme solo en rubias. Ah y no te preocupes, que la que es ocurrente lo es siempre, independientemente del color de su pelo.

    Morena, pues deberías probar. Hasta yo he sido rubia en algún momento…

    Gracias, rubias mías!

    Me gusta

  6. Siempre puedes poner en tu curriculum que eres experto en lidiar con rubias famosas/famosillas; dado que la mayoría de las mujeres pasamos por una o varias fases rubias (y no ne refiero sólo al color del pelo) a lo largo de nuestra vida, trabajo no te va a faltar.

    Te imaginas? Manuel Recio, especializado en rubias y saraos varios. Ya sabes, con esto de la crisis, hay que diferenciaras para sobrevivir, jejeje.

    Me habría gustado ser más ocurrente, pero a estas horas mi cerebro de rubia (temporal, pero rubia al fin y al cabo) no da para más.

    Me gusta

  7. Pues si hablo sobre mi esperiencia, durante 28 años he sido morena y sólo llevo uno de rubía, quiero decir que las rubias viven de forma distinta,….ahora me toca demostrar más que No soy tonta (ya no sirve de nada mis 2 carreras y mis años de experiencia, que triste…jajaja), porque la gente hace mucho caso de esos tópicos, Y misteriosamente los chicos se fijan más en ti, ya ves, yo sigo teniendo la misma carita y el mismo cuerpo, pero ahora de pronto existo,….misterios de ser rubia.

    Un beso, la Bruji.

    Me gusta

  8. Pues mira, yo soy rubia natural (rubio cobrizo que me dijeron una vez de pequeña, se me quedó grabado el nombrecito de marras…) mi marido es calvo (ahora) y rubio (finlandés de pequeño) y mi hijo, un rubiales que, resultado de dos padres rubios es más listo que el hambre (que voy a decir yo que soy su madrrrrrrreeeeeeee). Todo esto para aportar en el próximo estudio científico sobre los colores de pelo. Si el niño me llega a salir castaño con los antecedentes paternos… tengo que recurrir a Mendel para explicarlo.
    A mí siempre me ha divertido mucho el tema de las rubias tontas, más que ofender, y el pelo/tinte poco tiene que ver. El que nace… de cualquier manera, muere de esa misma manera.
    Por cierto, una frase divertida en defensa de la Espe, un día que llevaba zapato bajo, le preguntaron sobre un tema pepero espinoso y dijo que ella no hablaba cuando no llevaba tacón, ¡¡¡toma ya!!!.
    Y el momento interplanetario único mencionado por Leyre Pajín, por Dios, por Dios, si es que las rubias damos muchos buenos momentos.
    Un post para las morenas, las castañas, las pelirrojas…
    Venga, que este “intruso” siga escribiendo, si las rubias podemos… él también no?
    Felices Fiestas a tod@s
    Marta.

    Me gusta

  9. Je je, no sé qué decir, deber ser que no soy rubia y no acabo de encontrar esa conexión que anda por ahí suelta.
    A mi, sinceramente me ha gustado tu versión de las rubias, estoy deseando una segunda entrega pero con las morenas… no sé, algo en plan las morenas de pelo en pecho o algo por el estilo.
    Vengaaaaa, un poquito de sentido del humor mullall@s.

    Me gusta

  10. Estoy con Chelo, lo de la foto de la Esper en el blog casi me provoca un infarto… pero bueno, a ti se te perdona todo…

    En cuanto al tema y el debate que ha abierto, poco tengo que aportar, que estoy de acuerdo en todo con Isa, no puedo con ninguna de las rubias que nombras, aunque creo que me pasa como a ti, no por rubias, por otras cosas que las une más que el color de su pelo…

    Me gusta

  11. Uy uy uy…Cuánta discrepancia he generado sin yo pretenderlo!!! Definitivamente las autoras del blog no vuelven a invitarme a escribir. Y lo mejor de todo es que las entendería…;-)

    Ahí van mis reflexiones…

    General. Me da la sensación de que nos tomamos la vida demasiado en serio. Es una sensación, me puedo equivocar claro, pero creo que a veces deberíamos (sanamente) reírnos más de las cosas que nos rodean. Yo lo hago, empezando por mí mismo.

    Las particulares…

    Chelo, no me quieras tan mal aunque te haya alborotado el blog…espero que nunca me toque entrevistar a la Esteban. De todos modos, si llega el caso, no te preocupes, que os daré la exclusiva, el dinero nunca fue mi motivación…

    Marisol, no pretendo llegar a ningún sitio, solo disfrutar del viaje. Se ve que contigo no lo he conseguido. Mala suerte. Para sentar cátedra ya tenemos a los periodistas…

    Arantxa, efectivamente, no has entendido nada. Pero, tranquila, que no eres la única…Eso sí, no te quemes el pelo, mujer, que estás más guapa así…

    Anónimo (rubia de bote), no soy yo quien ha inventado esos refranes. Es decir, ni digo que las rubias sean tontas, y me la trae al pairo de qué color tengan sus “vergüenzas”. Sólo recojo la sabiduría popular para denunciar, precisamente, una injusticia histórica contra las rubias…Las moralejas las dejamos para las fábulas…

    Dudas existenciales, desde la introducción de nuevas técnicas de depilación láser en Europa (excepto Portugal), unido a la moda de las ingles brasileñas y la rasuración extrema es muy difícil responder a esa pregunta. Para el resto de tus dudas te recomiendo acudir a Kierkegaard, a mí me funciona.

    Isa, menos mal que tú me entiendes…:-p ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Qué suplicio supone entrevistar a Shakira, Paulina…etc etc. Menos mal que no he hablado de The Body, Elle…He de decirte, además, que la que nace pija redomada, será pija redomada; la que nace pepera, pepera se queda y la que hace gorgoritos imitando a Alanis…pues ídem…sean rubias, morenas, calvas o con bigote. De los rubios no opino que luego aplican represalias. (yo mismo fui rubio de joven)

    (léase siempre mi intervención en tono irónico, humorístico, buenrollista y, sobre todo, sin ánimo de ofender a nadie. Yo también os quiero. Por cierto, Feliz Navidad a tod@s!!)

    Me gusta

  12. La verdad es que no me cae bien ninguna de las rubias que mencionas en el post: Carolina Herrera es una pija redomada, Teófila una pepera y una jeta, y Shakira una pava a la que no se le entiende nada de lo que dice cuando canta haciendo gorgoritos e imitando a Alanis Morrisette… por suerte, esto no me lleva a ninguna conclusión más que en tu trabajo a veces no te queda más remedio que rodearte de pedorras (rubias y morenas). ¿Qué me dices de los rubios?

    Algunas de mis mejores amigas son rubias y no se parecen en nada. Por cierto, Arantxa: estabas espectacular de súper rubia.

    Me gusta

  13. Una duda que me corroe desde un punto de vista sociológico. Dados tus amplios conocimientos y experiencias sobre el mundo de las rubias, ¿podrías confirmarme la veracidad de los dos dichos que aparecen en el artículo? Con que centres la respuesta en el segundo tengo suficiente, ¡gracias! 😉

    Me gusta

  14. las rubias son tontas , el dinero no da la felicidad ,letizia ortiz es una amargada y los gordos son más felices….aquí el que no se consuela es porque no quiere …
    Si esto tiene alguna moraleja yo tampoco la he sabido pillar , claro que soy rubia … de bote

    Me gusta

  15. Hace años, de pequeñita, fui rubia. A los 27 cometí el mayor error estético de mi vida: ponerme de rubia extrema: tinte rubio más mechas rubias, no era ese rubio uniforme a lo Teófila, estéticamente mortal y completamente demodé. En cualquier caso mantener esos tonos de rubio supone una esclavitud y el pelo se quema, como bien dices (¿acaso te has acercado tanto a ellas para ver esas puntas?)

    No coindido en eso de que la rubia nace y no se hace. A veces sí y en ocasiones es al revés.

    Y en cualquier casó, deduzco que te dan morbo las rubias, que te gustan más que las morenas raciales (pero seguro que si algún día tienes a la Bellucci o a Sara Carbonero cerca cambias de parecer). Ahora resultará que me equivoco…

    Me gusta

  16. Lo de la foto que nos has puesto Manu no tiene nombre, la Espe en Im-perectas, sin comentarios…
    Dejando a un lado este pequeño detalle, muchas gracias por la colaboración, de todas tus rubias me quedo con Carolina Herrera, una rubia ejemplar.
    No has hablado otra gran rubia, Belén Esteban, espero que algún día la entrevistes y nos traígas la exclusiva a Im-perefectas (aunque ya sabes lo mal que pagamos aquí…)

    Un besote y gracias de nuevo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s