Hijos im-perfectos (por Chelo)

Cuando te planteas ser padre (o madre) tienes en tu cabeza la imagen de un bebé sano y guapo. Te vas haciendo a la idea (la gente ya se ocupa de recordártelo a cada momento) que tu vida va a cambiar, que no vas a dormir de un tirón, que vendrán mocos y virus a tuti plen, que lo pasarás mal cuando tengas que dejarlos unas horas con otra persona para incorporarte a tu trabajo… Aunque por tu mente a veces pasa que las cosas pueden no salir bien, tiendes a pensar que a ti no te va a tocar. Luego tu hijo nace, sano y precioso (ejemmm) y respiras tranquila/o.

Pero cuando te planteas tener un hijo no piensas en las cosas que vendrán después, cuando crecen, cuando van desarrollando su personalidad, sus preferencias, sus gustos. Tampoco te planteas qué puede que tu hijo no sea el más listo de la clase, ni el más sociable, ni el más educado. Todo eso viene luego y poco a poco tienes que ir asumiendo que en sus im-perfecciones está su esencia, sus cualidades, su perfección.

Cuando todos los bebés de su edad ya tienen dientes y el tuyo no, te preocupas. Preocupación que pasa a ser la chorrada más grande del mundo cuando los niños de su edad ya no llevan pañal y el tuyo sí. Lo del pañal te da risa cuando resulta que no aprende a leer a la velocidad del resto de niños de su clase y así hasta el infinito y más allá. Estoy segura de que la etapa más complicada está por llegar, con la manida adolescencia.

Cuando te planteas tener tu primer hijo jamás te haces a la idea de todo lo que viene después. Asumir y respetar que son im-perfectos es parte del aprendizaje de ser padres y no es fácil!

Todo lo anterior, me lo ha contado una amiga, porque mis hijas son y siempre serán las más guapas, las más listas, las más educadas, las más sociables, las más perfectas del universo!

Hace un año por esta época escribí también por una de las etapas de ser padres im-perfectos, para los nuevos lectores os invito a leer: Superada por los festivales (por Chelo)


12 respuestas a “Hijos im-perfectos (por Chelo)

  1. Pues en esta ocasión 🙂 he de llevarte la contraria, sí hay quién piensa en todas esas cosas, y en más, a la hora de plantearse tener hijos, una servidora es algo que siempre ha tenido muy presente, y justo por eso siempre he tenido muy claro que no iba a tenerlos, me parece una responsabilidad tan abrumadora… Afortunadamente tengo la parte buena de los niños, tengo las sobrinas más guapas, las más listas, las más educadas, las más sociables, las más perfectas del universo!
    Tia Kuana

    Me gusta

  2. Ya sabes que acabo de ser mamá, y la verdad es que yo no quiero que PequeñoJedi sea “el Más” en nada, me conformo con que sea feliz y sobretodo que sienta el amor que le damos su padre y yo.

    Es más, ni me preocupa el precentil… ¿está bien? pues es lo que me vale.

    Ya vale de esos concursos que se están ahora tan de moda, “mi niño más y mejor” … ¿pero, no ven que perjudican más a sus hijos? Tanta competitividad no es buena.

    Me gusta

  3. Yo poco puedo aportar a este post, no tengo niños y no sé, pero me lo puedo figurar porque me pasa un poco con mi niña postiza, mi sobrina y con los muy queridos niños de algunas amigas y amigos… Eso sí, me he acordado mucho de ti con el tema de los festivales infantiles… y llevas más razón que un santo…

    Me gusta

  4. Qué bien lo has dicho. Por suerte, uno se va dando cuenta de eso poco a poco. Ese terrible momento en el que descubres que te da manía tal o cual costumbre de uno de tus hijos, es terrible. (Me ha encantado el final.)

    Me gusta

  5. Lulu ¿ordenado? qué suerte!!!! jajajaja

    Ciudadana, es cierto, no hay nada mejor que le podamos enseñar a nuestros hijos, ser buena gente

    Isa, totalmente de acuerdo, la mayor parte de las veces 😉

    Arantxa, las mejores hijas para la mejor madre 🙂

    Gracias por vuestros comentarios, feliz im-perfecta semana

    Me gusta

  6. Un post lleno de verdades, aunque por circusntancias personales he aprendido a relativizar mucho todo eso. No tengo las hijas más guapas y listas del mundo, pero si las mejores hijas. 🙂
    Y ahora el trío im-perfecto se va!

    Me gusta

  7. La verdad es que tener un hijo no solo es asumir una responsabilidad enorme, ilimitada e irreversible, sino que además va 'in crescendo'… siempre a más.

    Menos mal que la mayor parte de las veces es una de las actividades más gratificantes que puedes tener como ser humano 🙂

    Me gusta

  8. Cuánta razón tienes!!! un bebé será un futuro ser humano, y cuando encima se trata de nuestro hijo, no puedes ser objetivo… y cuando lo eres, debes aceptar cómo es… pero igualmente hemos de ser responsables de intentar perfilarle para que sea un Buen Ser Humano ¿no crees?

    Me gusta

  9. Mamareciente, no te quepa duda que son los más listos y guapos 🙂
    Mónica, no quiero ni pensar en esa etapa, debe ser muy complicado como padre y también como hijo!!

    Un beso

    Me gusta

  10. Pues tengo que contaros, que los míos a pesar de estar en plena adolescencia, son los más listos, los más guapos y los más perfectos!!!!!Sólo…que eso es mis más dulces sueños, porque estuve, estoy y estaré al borde del suicidio, mientras esta etapa dure!!!!!Darme ánimos que los necesito y si alguien sabe de un colegio interno bien de precio, que me mande los datos!!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s