Del vicio a la adicción (por Chelo)

El vicio es un hábito o una práctica. La a adicción, según la Organización Mundial de la Salud es una enfermedad física y psicoemocional. Hay una diferencia. ¿Pero dónde está el límite? ¿Cuando sabes si has pasado de una a otra? Sobre algunas cosas, como el tabaco, el alcohol o el juego quizás es más fácil saberlo, cuando no puedes dejar de pensar en ello si te estás reprimiendo, cuando tienes síntomas físicos –abstinencia- hablamos  de adicción. Pero ¿y sobre otras cosas?.
Hace unas semanas que estoy enganchada, literalmente, a un juego que tengo instalado en el móvil. Es la última vez que me instalo un juego en el móvil, porque el aparato va siempre conmigo, me despierta por las mañana y me despide por las noche diciéndome la hora, me acompaña en la comida, en mis traslados diarios y estoy al límite de llevármelo al baño para aprovechas esos minutos y jugar un poco más. Estoy fatal, lo sé. Nunca antes me había pasado.
La verdad es que cuando estoy en el curro no me acuerdo y no juego y son unas cuantas horas, así que creo que no he llegado a la adicción pero, al final de la jornada, en cuanto entro en el metro de camino a casa lo primero que hago es ir a ver cómo va mi juego. No diré cual es para no tentaros a instalároslo y sentirme luego culpable de que os he incitado a enviciaros.
¿Alguna vez os habéis enganchado con algo tan tonto y encima os habéis sentido mal por ello? No me refiero al tabaco y demás. Hablo de este tipo de cosas totalmente improductivas que solo sirven para pasar/perder el tiempo.
Las otras im-perfctas de este blog ya han hablado de “vicios” en este blog:

18 respuestas a “Del vicio a la adicción (por Chelo)

  1. Totalmente de acuerdo contigo Isa, los video juegos están estigmatizados aunque algunos, como comenta Carol, te ayudan a mantenerte en forma mentalmente ;-P
    No recuerdo ese que dices, The Incredible Machine, curioso nombre

    Me gusta

  2. Los juegos están muy mal vistos, y tienen un estigma muchas veces injusto. Está muy bien si estás enviciado con una serie o con un libro, pero cuando se trata de un juego la percepción social cambia… y muchas veces no tiene porqué ser peor.
    La única vez que he estado enganchada a un juego fue hace muuuuchos años, en mis comienzos laborales a los 20 añitos: The Incredible Machine, se llamaba el dichoso jueguecillo y me tiré todo un verano matando horas muertas (y algunas vivas) en su compañía…
    Creo que tengo cierta predisposición a enviciarme con cosas y como es algo que no me gusta, intento controlarlo todo lo que puedo, unas veces con más éxito que otras. He tenido mi momento con las redes Sociales, pero como el destino ha querido que trabaje con ellas, he acabado agotada por saturación.

    Me gusta

  3. Bueno, si “solo” estás enganchada a un juego, aún tienes salvación. Hace unos días venía en tren desde Murcia y a mi lado se sentó un hombre maduro, con aspecto de ejecutivo. Vi cómo abatía la bandeja del asiento anterior y cómo instalaba sobre ella un ipod, una tableta, un móvil. Trabaja, me dije, y me olvidé de él. Al cabo de un rato, volví a mirar y vi que en cada una de sus pantallas había… cantidad de muñequitos que eran abatidos por otros, que renacían, que corrían, desaparecían para volver a aparecer… Yo escondí una vez más mi modesto móvil-de-toda-la-vida sin más posibilidad que la de llamar o recibir mensajes. Tendré que reciclarme… 🙂

    Me gusta

  4. Uy, yo me vicio a todos los juegos habidos y por haber, a las series (con “24” incluso llegué a acostarme un día a a las 5 de la mañana y al día siguiente me levanté y desayunando me trague otros cuantos capítulos, todo esto con mi santo, por supuesto, que es otro “viciado” de la vida) a las comidas, a las bebidas… Cuando algo me engancha no puedo dejar de hacerlo… hasta que me aburro de ello y lo dejo sin más ni más, sin ningún drama, un día ya no juego, ya no como lo que tanto me gustaba, no bebo la coca cola a litros. Es inconsciente, no es me proponga dejarlo, es que ya está, se acabó…Menos con las series, eso no se me pasa de ninguna de las maneras 😉

    Me gusta

  5. Con algunos juegos sí que me he enganchado cosa mala pero, la verdad, al tiempo se me ha pasado y no he vuelto a jugar, así que supongo que a ti también se te pasará. No creo que sea adicción, más bien vicio. Jajaja. Besotes!!!

    Me gusta

  6. Me lo anoto Chelo. Es que tengo antes “Crimen y Castigo” y “La dama de las Camelias”. Me ha regalado una amiga “Misión Olvido”, me lo dio el mes pasado , regalo de cumple atrasadito. Y luego apunto tu sugerencia. 🙂

    Me gusta

  7. Yo a las revistas femeninas antes, porque estoy un pelín desintoxicada, pero no del todo. Estoy enganchada a leer en el ebook, pero me resulta enriquecedor, no es un vicio tonto como tal, así que no entra en la categoría. Tampoco me hace sentir mal, lo único es la sensación de que no tengo tiempo para leer más, que me genera cierta desazón.

    Me gusta

  8. Jajajaja… Bueno, piensa que no todo lo que hacemos y nos produce satisfacción tiene que ser necesariamente productivo. Además, los especialistas aseguran que los videojuegos estimulan la mente y la imaginación, así que en realidad es como si estuvieras haciendo una especie de terapia 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s