Jornada intensiva (por Chelo)

 

El proximo que vuelva a hablarme de la jornada intensiva le retiro el saludo.
Todo el mundo a mi alrededor empeiza la semana que viene (si no lo ha hecho ya) la famosa jornada intensiva, jornada que yo no disfruto hace más de una década.  Vamos, que no me acuerdo de lo que es aunque puedo imaginármelo.
Me siento discriminada y hasta voy a tener que borrarme del gimnasio. Cómo lo oís. Han cambiado el horario de clases de julio y agosto y ya no me cuadra ninguna en mi hora de la comida. Estoy indignada. Los de jornada partida también tenemos derecho a la vida oiga.
La gente empeiza a hacer planes de tarde, que si vamos a la piscina, que si unas cañas a las cinco, que si nos vamos a pasar la tarde al Retiro… y tu, les miras, con envidia, envidia cochina de la mala, y te sientes la persona más pringada del universo porque tienes que estar en la oficina hasta las siete de la tarde.
No me encanta mi horario aunque en invierno lo llevo bastante bien, pero es llegar la temporada de la jornada reducida para la mayoría y me pongo mala. Es como cuando volví de la baja de maternidad de mi primera hija y estaba en una reunión escuchando a la gente hablar y yo por dentro me decía a mi misma “¿pero que hago yo aquí? ¿de que habla esta gente?”, pues esos pensamientos me invaden cuando pienso que la mayoría de la gente está disfrutando de la tarde, durmiendo la siesta, nadando en la piscina, en el cine… y yo estoy currando.
Por más que lo intento esta es una de esas cosas a las que una no le encuentra el lado positivo.

Lo dicho, pura envidia.

¿Tu que haces estos meses de verano por las tardes? (sin contar las vacaciones, claro)


17 respuestas a “Jornada intensiva (por Chelo)

  1. Pues yo la tengo en verano dos meses pero es un poco timo, porque me obligan a gastar cuatro semanas de vacas en verano sí o sí, con lo que realmente de intensiva solo un mes. La mitad de días con intensiva no voy a trabajar, vamos. Tenía que ser de 15 de junio a 15 de septiembre, que eso antes lo hacían las empresas y así si se nota mucho. Vanesa

    Me gusta

  2. Los siento mucho por ti, my friend… yo estoy empezando mi tercer día de jornada intensiva y ya puedo decir desde la voz de la experiencia que soy feliz 🙂 Tiendas, piscina, comida familiar, masaje, lectura… estoy haciendo todo lo que echaba de menos hacer.

    ¡Ánimo! que ya te queda menos de un mes para las vacas…

    Muaaaaack

    Me gusta

  3. Hola soy Ana de Blogginup.com.

    Blogginup es una pagina web que permite seguir contenido de los blogs que mas te gustan de la forma mas sencilla.
    Cientos de blogeros dan a conocer su blog en Blogginup.com.
    Los usuario pueden seguir tu contenido y ordenarlo como mas le convenga, marcando los post con etiquetas.
    Mediante los botones sociales de Facebook,Twitter,Pinterest y Google+ las entradas obtienen mayor repercusión.

    Te invito a entrar y añadir tu blog en menos de 1 minuto.

    blogginup.com

    Besos!

    Me gusta

  4. Por lo menos tengo aire acondicionado, si…
    Eso creo yo, que encima me queda la torta para jubilarme y quien sabe en qué condiciones… de momento mi trabajo me gusta y lo disfruto, por lo menos…

    Me gusta

  5. Si te sirve de consuelo, yo también soy un pringao como tú. Lo peor de todo es, cuando estás trabajando y tu parienta te manda fotos de los críos bañandose en la playa por wassap… Más maja ella…
    Saludos.

    Me gusta

  6. Chelo, me recuerdas a mí hace… cinco años, cuando aún curraba. Entonces me jubilé y ahora ando en un puente eterno (bueno, espero que eterno no, pero que aún dure bastantes añicos mientras la mente y el cuerpo aguanten), maravilloso, con todo mi tiempo pa mí y aún así me falta. Ya sé que te doy envidia, pero eso te pasa por ser joven 🙂 Aunque con las perspectivas que llevamos, cuando llegues a mi edad quizás sigas añorando a los que tengan jornada intensiva mientras tú sigues en la ofi, al menos con aire acondicionado, espero 🙂 Un besico fresquito desde… la piscina 🙂

    Me gusta

  7. Tengo jornada intensiva todo el año, y la verdad es que me viene muy bien. Ahora, fuera de las vacaciones, sobre todo “piscineamos”, hace mucho calor para el parque, creo yo.

    Llevo sin trabajar por las tardes desde el año 2005, y los veranos con intensiva se remontan a 2001… Prefiero no imaginarme con jornada partida, me costaría mucho adaptarme (peor es el paro, eso sí).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s