¿Los papás de los amigos de tus hijos son o no son tus amigos? (por Arantxa)

 
Hace poco en el colegio de mis hijas se ha sometido de nuevo a votación la cuestión de si el centro pasaba a ser de jornada continua, No ha salido, a resultas de los cual, los papás de un par de  compañeras de una de mis niñas van a a tratar de cambiarlas de colegio para el próximo curso. Eso si no son más los que se van. Mi hija no quiere que sus amigas se vayan, aunque supongo que los peques se adaptan a todo y si finalmente sucede se  le pasará pronto el disgusto. Con el arranque del nuevo curso y tras el paréntesis del verano no las tendrá tan presentes.

A mi me da pena porque las familias son majas, aunque no tengamos mucho trato. Todo porque yo no soy una madre de esas que se convierten en amigas de los padres de los amigos/compañeros de sus hijas. Vamos, que los padres de los amigos de mis hijas no son mis amigos. No hasta ahora. El trato es correcto y cordial, con unos más que con otros. Pero a mis niñas, sobre todo a la mayor, le encanta que yo hablé con los otros papás, sobre todo con los de sus mejores amigas, y para esto yo soy bastante independiente. Educada, pero a lo mío y sin molestar a nadie. Es más, con algunos padres y madres de compañeros tengo muy buen rollo y las nenas aunque compartan clase ni siquiera juegan juntas.

Luego se da la situación a la inversa. Porque en general puedo decir que mis hijas no son amigas de los hijos de mis amigas. Primero porque no vivimos cerca y nos vemos poco. Además mis criaturas prefieren jugar con nenas más o menos de su edad y claro, si alguna amiga tiene un nene pequeño, no digamos ya un bebé, lo ven como un muñeco y poco más.

A la mayor le encantan los niños, pero para jugar nada como las amigas que ve en su día a día. En unas semanas será su cumpleaños y ella está deseando celebrarlo con sus amigos. De hecho no lo vamos a tener fiesta más que con la familia y los amiguitos, los suyos, no con los míos y su descendencia.

Supongo que en algunos de estos casos acaban surgiendo una relación de amistad. Si hay intereses comunes, feeling, sintonía. Y también si pasa el tiempo y los hijos crecen juntos.  Porque la amistad no es cosa de pasar alguna tarde juntos en el parque. La auténtica, claro.

18 respuestas a “¿Los papás de los amigos de tus hijos son o no son tus amigos? (por Arantxa)

  1. Tienes mucha razón. En mi caso, soy bastante tímido y me cuesta bastante crear una relación con alguien, así que podría hablar de conocidos, pero amigos pocos, muy pocos.

    Me ha gustado y con tu permiso lo voy a compartir en el resumen semanal de blogs de papás y mamás de Bebés y Más del martes.

    Un saludo

    Me gusta

  2. Este post lo podría haber escrito yo 🙂
    Creo que forzar amistades allí donde fuera no es sano ni razonable, en este caso ni siquiera por los hijos. Si surge, pues bienvenido, pero si no, a otra cosa mariposa. Pasa igual en el trabajo, se puede tener una relación cordial con los compañeros, tomar café juntos, echarte unas risas… de ahí a ser amigos, según mi concepto de la amistad, pues hay un mundo.
    En cualquier caso tengo menos tiempo del que em gustaría para mis amigos, como para echarme otros por compromiso, simplemente ni-de-co-ña

    Me gusta

  3. Muy acertado este post. En casi todos los comentarios leo cosas con las que me identifico. Es cierto que las relaciones personales no se pueden forzar, o no se debe, pues el resultado no será el esperado. Confieso que para mí sería ideal congeniar con las madres y padres de las amigas de mis hijas, no hace falta que surja la amistad, una relación cordial, amena y educada puede ser muy beneficiosa para nuestros hijos y para nosotros mismos, más si somos padres/madres trabajadores que no podemos tener demasiado contacto con el centro, es una forma muy buena de conseguir estar informados de todo lo que allí sucede. Desde que mis hijas comenzaron su vida escolar he intentado siempre establecer esas relaciones, y me legro, pues a partir de ellas han surgido amistades, de madres cuyas hijas/os eran compañeras de las mías, y de madres cuyas hijas/os eran compañeras del centro pero no del aula, como decía anónimo yo también pienso que las amistades a través de los hijos forman parte de otra etapa de la vida, y lo bueno que tienen estas amistades es compartir intereses he inquietudes comunes respecto a la educación de nuestros hijos y a los problemas que surgen en los centros escolares, nadie mejor que esas amistades para entendernos en estos temas.
    Si bien es cierto, muchas veces resulta frustrante cuando por más que intentas una simple relación cordial….no hay forma, el grupo de compañeros que les toca a nuestros hijos es una lotería…que puede hacer que en ese grupo haya familias con las que congenies o no.

    Me gusta

  4. Lo eres 😉 la verdad es que yo no suelo entablar conversación, pero si me hablan, contesto. El rollo parque me parece un ejercicio social intenso al que me presto de vez en cuando por el bien del peque -nunca me lo agradecerá lo suficiente-.

    Me gusta

  5. Pues no serían inseparables… de mis amigas inseparables, aunque no las vea mucho, nada me aparta. Mi lealtad y mi cariño no mueren. Es auténtico. Una cosa es ser amigos, otra conocidos. Supongo que cada uno tiene un concepto de amistad diferente. Gracias por opinar Isabel.

    Me gusta

  6. Para nada es reticencia. En algunos casos estamos en polos opuestos, socio culturalmente o a nivel familiar. Y nadie es peor ni mejor por ello, sólo diferentes. Yo encantada de hacer amistades pero si no nace, forzarlo es absurdo. Mi hija mayor está en primero de primaria y no se ha dado, ni creo que se de ya en todo el ciclo. Cordialidad sí.

    Me gusta

  7. Ja, ja, ja. Yo es que hablo por los codos, alguna im-perfecta puede dar fe. Pero amistad tengo con alguna mami que no es madre de amigas de mis niñas, sobre todo con una en especial. Nos vemos sin las niñas y hay mucha confianza. ¿Nunca has cruzado palabra, ni con algún tema de los deberes o los profes? Curioso, eso sí.

    Me gusta

  8. Es obvio que si uno tiene problemas con todos los demás, el que tiene problemas es dicho individuo. Vale pues yo debo ser el individuo… no he cruzado ni una sola palabra en 3 años y medio con ningun otro/a padre/madre…

    Me gusta

  9. Bueno, yo creo que los comentarios están bastante igualados… es más creo que hay más gente predispuesta o a favor de hacerse amigos de los padres de los amigos de sus hijos que en contra. No creo que sea algo cultural, francamente… creo que tiene más que ver con la edad. A medida que uno se hace mayor suele estar menos abierto a intimar con otros, por lo general un adulto cercano a los cuarenta tiene su entramado social más cercano cubierto y las relaciones que inicia suelen ser más superficiales…
    A mí me parece natural relacionarse con los padres de los amigos de mi hijo, y si la cosa cuaja se transformará en amistad.

    Me gusta

  10. Veo como cierta reticencia a hacer amistad con los compañeros o amigos de tus hijos en los comentarios. Me pregunto si sera cultural… Yo vivo fuera, y es algo normal hacer amistades, pero igual en España no lo es. Y para mi no es algo forzado, hay con quien te llevas, y con quien no, pero estas abierto a conocer a otras personas. En los comentarios veo que se ve mas como si fuera algo forzado, y por eso me pregunto si sera una cuestion cultural, y de como se forjan las amistades en distintas culturas.

    Me gusta

  11. Es complejo este tema. He visto como madres se hacían amigas inseparables, para al cabo de unos cursos dejar de hablarse, bien porque los hijos dejaron de ser amigos o porque la realción era ficticia. Hacerte amigo de alguien si congenias con él es perfecto, pero serlo porque los niños son amigos no tiene mucho sentido. Tiene muchas ventajas, es verdad, te enteras de todo lo que pasa en el aula, a la hora de organizar cualquier actividad que tengan que hacer los niños es más sencillo al compartir el trabajo… personalmente no me siento nada próxima a las madres amigas de mi hija…
    Isabel

    Me gusta

  12. Como no tengo hijos, no sé muy bien qué decir pero supongo que el hecho de que tus hijos tengan amistades no tiene por qué ser un condicionante para que tú también tengas que ser amiga de sus padres. El tema de la “química” entre las personas es algo muy complejo. Por otra parte, como dices, hay que saber distinguir entre una persona que te cae bien o con quien tienes un trato cordial y quien es realmente un amigo. Un besote!!!

    Me gusta

  13. Mi hijo es aún pequeño para tener relaciones de amistad más allá, pero lo cierto es que con uno de sus amigos de la guardería hizo migas y siguen coincidiendo en el parque, de hecho van a ir juntos a natación una vez a la semana. Con su madre me llevo bastante bien y hay una relación cordial, pero no de amistad. Por otro lado, en mi caso he tenido la suerte de tener un amigo con un hijo de la misma edad del mío y con el que se lleva de fábula.
    No soy partidaria de forzar la situación, pero no estoy cerrada a establecer nuevas amistades. Al final, como siempre, todo depende de las personas sean padres de amigos de tus hijos o no…

    Me gusta

  14. Yo he hecho amistades en el cole, una en especial, aunque ya no está en el centro, pero en ningún caso son madres de compis y amigos con las que mis hijas juegan en el recreo, mamis de niños de su curso y de su clase. Eso me llama la atención, es curioso, porque en el caso de la mayor le encantaría que fuera amiga de esas mamás de nenes de la clase. Pero no se puede forzar, hablamos un poco y ya está.
    No me veo con las mamas de las compis/amigas de clase de mis hijas copas. Las cosas se han dado así y no veo que vayan a cambiar. Muchas gracias por opinar.

    Me gusta

  15. Yo si soy amiga de varias madres de compañeros y amigos de mi hijo. Y en algunos casos, aunque los niños ya no vayan al mismo colegio, sigo manteniendo la amistad con las madres. Sin ir mas lejos, este miercoles vamos a juntarnos en casa de una madre del colegio con otras madres para tomarnos unas copas. Algunas ni tenemos niños de la misma edad, pero nos lo pasamos bien juntas. Creo que hacer amistades a traves de los hijos forma parte de otra etapa de la vida. Primero hicimos amigos en el colegio, luego en la universidad, despues en el trabajo, y al tener hijos, a traves de ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s