#SalPuntual (por Isa)

Quiénes me conocen saben que la puntualidad no está entre mis virtudes. La impuntualidad es algo patológico que no consigo erradicar a pesar de mis esfuerzos, y aunque últimamente he observado algunas mejoras, siempre acabo recayendo de alguna manera. No solo me cuesta llegar a la hora, si no también salir. Mi teoría es que padezco una distorsión de la concepción del tiempo, que en mi cabeza se estira mucho más que en la realidad. Por culpa de esa flaqueza mía (muy irritante, sin duda) vivo en un permanente estado de ansiedad y de culpa. Ya he hablado de ello alguna vez aquí

En cualquier caso, y como siempre procuro buscar el lado bueno de las cosas, no todo es negativo y es que como tiendo a querer hacer muchas más cosas de las que realmente da tiempo llevar a cabo, y aunque no llego a todas, lo cierto es que al final consigo hacer más que otras persona con un concepto del tiempo más realista. ¿Disfunción temporal = Mayor productividad? No me atrevería a asegurarlo.

Yo tengo la suerte de trabajar en una empresa donde no se cuestiona mi productividad y la flexibilidad es un valor que se tiene en cuenta. Entienden que mientras asumas tus responsabilidades y ejecutes diligentemente tus tareas no es necesario mantener una disciplina de horario férrea. Para mí es el sistema ideal. No siempre consigo llegar a mi hora, y lo cierto es que habitualmente tampoco salgo cuando me correspondería sobre el papel, sino más tarde. Y no me importa. Me organizo bien así.
La cosa es que voy a hacer una excepción. Es el día de cumplir el horario laboral. Y no es coña: el 24 de septiembre se celebra en el Reino Unido (la puntualidad británica, ya se sabe) el Go Home on Time Day (#GHOTD); o sea, salir a tiempo del trabajo y disfrutar de la vida privada. Los ingleses, que para muchas cosas nos llevan años de ventaja promueven la conciliación desde el 2000 a través de la organización Working Families.

En España, se está difundiendo la idea desde #mamiconcilia y la plataforma Mujeres Directivas, informando a trabajadores, empresas y organizaciones concienciadas con la conciliación de la vida laboral y personal para que la secunden, y van a usar los hashtags internacionales (#GHOTD y #GoHomeOnTimeDay) y la adaptación a nuestro idioma #salpuntual (por si tuiteais y tal)

Es una oportunidad para reflexionar sobre la división de los tiempos vitales, y el respeto entre nuestras diferentes porciones de vida: el trabajo, la familia, el estudio, el ocio, el enriquecimiento personal, etc. Ser consciente de que cada actividad tiene que tener su tiempo y que uno es más feliz si es capaz de compaginar las distintas esferas de su día a día.

No sé si conseguiré el reto de #salpuntual, pero lo que sí sé es que el esfuerzo merecerá la pena. Aunque solo sea para pensar en ello un poco. ¿Y tú? ¿qué vas a hacer? ¿qué te parece esta iniciativa?


7 respuestas a “#SalPuntual (por Isa)

  1. No tengo problema alguno en el trabajo. Siempre salgo puntual. Respetan que yo concilio. Pero tras leer las declaraciones que ha hecho hoy la presidenta del Círculo de Empresarios me temo que eso de la conciliación para muchas mujeres es una quimera o la logran a costa de no tener un segundo hijo, por ejemplo. Es lo que te cuenta la gente. Es complicado, más siendo mujer y aunque yo concilio sin problemas y no tengo que sacrificar el recoger del cole a mis nenas todos los días, porque salgo puntual, creo que la batalla no está ganada para muchas y menos para la generación de mis hijas.

    Me gusta

  2. La presión para quedarse siempre está… lo jodido es lidiar con ambas, la de quedarse y la de irse. A mí me ocasionó un episodio de gastritis aguda por estrés que ya es crónica.
    Lo de la puntualidad es un lujo. No sabes la suerte que tienes 🙂

    Me gusta

  3. Un reto, una odisea, en mi caso, salir puntual. Y no tengo descendencia, por lo que me siento menos presionado para irme y más para quedarme.

    Por cierto, yo llego puntual, siempre.

    El Observador.

    Me gusta

  4. Pues se me ha caído un mito sobre los hijos de la Gran Bretaña… al final tendremos que consolarnos con el “en tos laos cuecen habas” y hacer la guerra con más ganas aún. A ver si puede ser 😉

    Me gusta

  5. Yo tengo la misma patología que tú con eso de creer que una hora son 70 minutos 😉 Superafavor de salir a la hora del trabajo, aunque aprecio las empresas donde el horario es flexible y nadie se enfada si llegas 10 minutos tarde, siempre y cuando cumplas con tus responsabilidades. Pero por desgracia, lo que suele pasar es que se tiene muy en cuenta que entres con puntualidad y se hacen los locos con las horas que echas de más.
    Una puntualización respecto a los ingleses: fue muy decepcionante para mí comprobar que no son tan respetuosos con los temas horarios como creemos en España. Aunque salían teóricamente a las 17.30, muchos amigos míos que trabajaban en grandes empresas salían habitualmente al menos una hora más tarde e incluso tenían que trabajar fines de semana en casa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s