Buscando la relajación (por Chelo)

Nunca he sido una persona tranquila. Pero me gustaría serlo y he hecho esfuerzos por conseguirlo. Pero nada. Cuando doy con alguien capaz de mantener una actitud serena y templada ante situaciones o épocas de mucho estrés, me da bastante envidia. No confundir con “pachorra”, que esa no me despierta el menor rencor. No se bien como explicarlo pero admiro a esa gente que mantiene el equilibrio total incluso en momentos que se prestan a un ataque de nervios. Esa sensación de control que desprenden es para mi un plus en mi ranking personal del tipo de persona que quiero ser.

En mi búsqueda de la relajación o más bien de ese ansiado autocontrol frente a la vorágine de estrés que tengo en el trabajo, últimamente he probado cosas como el Reiki o el Mindfulness. Me han hablado muy bien de ambas terapias para buscar la relajación y controlar el estrés. El Reiki ademas consigue ayudar a mucha gente con dolencias físicas, les ayuda a sanar el cuerpo. Esto ya es para nota. Yo me conformo con relajarme.

Respeto bastante ambas formas de conseguir estar mejor contigo mismo pero a mi ninguna de las dos me ha producido el más mínimo efecto. Posiblemente no lo he hecho bien, no me han guiado bien o yo qué sé. Pero la conclusión es que de ambas sesiones he salido por la puerta igual que que entré. Bueno igual no, algo más escéptica con respecto a estos métodos para encontrar serenidad interior.

Quizás estas terapias solo funcionan si crees en ellas de forma profunda, pero no se, porque yo me he acercado a ellas con ganas de que me funcionen. Pero nada de nada.

¿Cómo controláis vosotros el estrés? ¿Hay alguna técnica o actividad que os funcione? En la época en que había deporte, me ayudaba bastante, ahora estoy de baja deportiva por una trocanteritis que no termina de abandonarme así que tengo buscar otras vías de canalizar el nervio que llevo dentro.


8 thoughts on “Buscando la relajación (por Chelo)

  1. Yo soy un poco animalita y lo que más me amansa es escuchar música. Si puede ser, focalizándome totalmente en la actividad, siguiendo las letras con el libreto (si es un archivo digital siempre puedes sacarlas de internet e imprimirlas 😉 y empapándome bien. Leer también me relaja bastante, sobre todo si es ficción y en papel. Y ya si a eso le añades un vinito o un güisqui on the rocks, gloria bendita 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo también admiro a las personas tranquilas. Me cuesta tánto esfuerzo intentar llevar las cosas con más zen! Pero hay que perseverar. ¿No dicen que si logras hacer algo durante veinte días se convierte en hábito? Intentémoslo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo es que no soy de agobiarme demasiado, la verdad. Sí es cierto que se me contractura mucho la espalda pero creo que es más por mala postura (y porque duermo fatal desde siempre) que por nervios. Creo que es porque soy extremadamente organizada y así siento que lo controlo todo. Ser maniática tiene sus ventajas. Jajajaja. Besotes!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Ay amiga… esa lucha es compleja. Yo tampoco sé ni he sabido relajarme nunca. Sé que hay técnicas de relajación, pero tampoco las he probado con ahínco. También soy un poco escéptica, lo reconozco.
    Me relajo de vacaciones, sin niños y junto al mar… jajajaja Tampoco pido tanto, ¿no?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s