La plancha al día (por Chelo)

El otro día, esperando en un semáforo,  escuché  la siguiente afirmación: “yo las lavadoras las llevo al día, pero la plancha, la plancha se me acumula“.

Parece una frase tonta, una reflexión aplicable a cualquiera, pero me hizo reflexionar sobre esto de “llevar las cosas al día”. Soy poco de procrastinar, no vivo a gusto conmigo misma si tengo cosas pendientes que dependen de mi, pero hay tareas que están tan abajo en mi lista de prioridades que no me supone ningún sacrificio no llevar al día. Una de ellas, es sin pensarlo dos  veces , la plancha.

pantera-98

He conocido gente que adora planchar. Tengo una amiga que plancha los billetes. Si, has leído bien, los billetes. En casa tenemos una señora que nos echa una mano con las tareas domésticas. Le encanta planchar, o eso parece. Por más que le diga que no planche las sábanas, que da igual, que no planche los trapos de cocina, que no planche la ropa interior… no le importa, ella lo plancha todo. Todo. Imagino que porque le gusta. Quitar el polvo no le debe gustar tanto :-).

giphy.gif

La mayoría de las cosas que me compro no necesitan plancha y os aseguro que no lo hago conscientemente, es que me gusta más la ropa que no necesita ser planchada para ser lucida.

En el trabajo soy de las casi siempre me voy a casa con todos los correos contestados, no siempre lo consigo, pero lo intento. No soporto irme a casa con en runrun de dejar cosas sin hacer. Esto que a veces viene muy bien, otras, es un verdadero incordio. La im-perfectas Isa, ya lo contó también aquí, debe ser un mal muy im-perfecto. A mi, además, la gente con “pachorra” para estas cosas, me produce una mezclas entre nerviosismo y envidia. Entre “yo también quiero pero no puedo” y “con lo poco que cuesta”.

¿Te gusta planchar? Yo es que prefiero incluso limpiar el cuarto de baño antes que sacar la plancha.


6 respuestas a “La plancha al día (por Chelo)

  1. Para que te hagas una idea: la semana pasada planché varias cosas que tenía en la cesta desde hacía más de un mes. El caso es que me pongo y no es una tarea que me irrite mucho, pero lo que me da pereza enorme es pensar en el hecho en sí de ponerme. Por eso sólo tengo dos camisas (y una es de tela que no se arruga).

    Me gusta

  2. Gustarme, no me gusta, pero con esta cosa que tengo de no poder dejar nada sin hacer, la llevo más que al día. Y, aunque no me guste planchar, me gusta el resultado. Así que yo plancho también las sábanas de punta a punta. Los billetes no, de momento no me ha dado por ahí. Jajajaja.

    Me gusta

  3. Yo no solo odio planchar, es que además no sé… lo he hecho un par de veces en mi vida con resultados más que lamentables. Bien es cierto que nunca he puesto el más mínimo interés por aprender. Algo debe significar, ¿no? 😉
    Dicho lo cual, mi ropa la plancha otro o va sin planchar. Es lo que hay. Y al que no le guste, que no mire.

    Me gusta

  4. Siempre he pensado que hay dos tipos de personas y yo soy de las que no pueden dejar correos o mensajes sin contestar, libros ya leidos sin devolver o cojines sin colocar. Es una condena. Estamos nosotros, que no paramos tranquilos hasta que estas minucias estan al dia y el resto de la humanidad. Los tranquilos. Les envidio

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s