Aflicciones culpables (por Carol)

aflicciones1200

Hace unas semanas, la im-perfecta Chelo escribía sobre “odios políticamente incorrectos que todos tenemos” y de nuestro afán por aparentar lo que no somos. En el caso de la cultura, añado yo, nos tiramos aún más el rollo. Estadísticamente, y más en un país como éste, es imposible que todos quienes aseguran haber leído el Quijote lo hayan leído de verdad, pero está mal visto decir que no conoces la obra cumbre de la literatura española.

Conocemos como placeres culpables esas cosillas que no admitiríamos que nos gustan ni bajo tortura, aunque lo cierto es que nos gustan. Lo que no sé es si existe una definición para lo contrario: algo que lleva el marchamo oficial de “bueno”, de “calidad”, de “arte verdadero”, y que por tanto es inconcebible que no sea de nuestro agrado. Entonces nos da apuro reconocer que nos horroriza, o que no se ha cruzado aún en nuestro camino, o que, simplemente, no lo conocemos, porque no nos sentimos orgullosos de esa ignorancia. ¿Podríamos llamarlo “aflicciones culpables”?

Hay gente que siempre dice lo que piensa, al margen de la opinión generalmente establecida, y muy bien que hacen. Claro que también están los que sólo buscan epatar, ser trending topic, tocar las narices. Por ejemplo: “Los Beatles son malísimos”. Venga, vale, hasta luego. O bien (este argumento me encanta): “Lo de Picasso lo haría hasta mi sobrino pequeño”. Jo, qué rompedor eres, ¿eh? Te habrás quedao a gusto, ¿eh?

En cambio, a las personas que sufrimos de aflicción culpable nos abochorna admitir públicamente ciertas lagunas culturales. Esos libros o pelis que parece que ha leído y visto todo el mundo menos tú. Ese álbum de culto que todo rockero que se precie se sabe de memoria. Y así.

Hay artistas u obras que detesto y no tengo ningún empacho en decirlo, como bien sabéis quienes habéis sufrido alguna vez mis diatribas-coñazo o, como las llama alguien que me conoce bien, mi “extensa lista de odios”. Pero en cambio, muchas veces he seguido una conversación sobre un tema del que no tenía ni idea por pudor de reconocer que, en efecto, no lo conocía. “Claro, claro, ese disco es genial, mmmsí…”. O bien he recurrido al viejo (y penoso) truco de la amnesia: “Uy, sí, es un peliculón, pero es que hace muchos años que lo vi y no me acuerdo… ¿Cómo era la cosa?”. (Bueno, a veces es verdad que no me acuerdo, ¿eh???).

Sí, me siento bastante gilipollas haciendo eso, a mi edad. Así que voy a utilizar este espacio para hacer un poco de autoterapia. Siguiendo la afición por las listas de Chelo, os dejo una con mis cinco mayores aflicciones culpables. ¡Ahí va!

  1. Yo NO he leído el Quijote (sólo trozos sueltos porque era lectura obligatoria en el instituto). Tampoco el Ulises ni La conjura de los necios.
  2. Pérez Galdós y Unamuno me parecen un soberano truño. Si por algo Valle-Inclán llamaba al primero “Don Benito el Garbancero”… (Nota: me da pena que no me guste Unamuno, porque me cae bien. Tuvo el coraje de plantar cara al fascista miserable de Millán Astray, y eso es algo que no se puede decir de mucha gente).
  3. Pese a los esfuerzos de mi madre durante mi infancia (o precisamente por eso), no sé nada de música clásica. Gracias a James Rhodes estoy tratando de aprender a apreciarla.
  4. No termino de pillarle el punto a Bergman y (esto me da mucha vergüenza) nunca he visto entera ‘Amanece, que no es poco’. Perdóname, José Luis.
  5. Me espantan las pinturas sacras de martirios de santos y cristos llagados y casi todos los bodegones. Aunque sean del genio más grande y consagrado del barroco; ¡no puedo ni verlos!

En fin, ésta es la punta del iceberg de mis pecadillos. Algunos tengo la firme intención de solventarlos (la película de Cuerda, sin duda). Otros… yo no apostaría nada por si acaso.

Carol es periodista (cuando puede) y co-bloguera feliz en Canciones de Buen Rollo. Dice que le gusta lo mismo que a todo el mundo: irse de vacaciones, comer y beber bien y dormir sin despertador. Devota del rock and roll y del cine en V.O., se transforma en Hulk cuando la gente habla o come ruidosamente en la sala. Entusiasta, aunque infiel, lectora de tebeos y tía postiza de un puñado de niños y niñas muy molones.


12 respuestas a “Aflicciones culpables (por Carol)

  1. Me aburrió la película que ganó el Óscar este año . El tema muy interesante , pero espere otra cosa. Tampoco entendí a Joyce no pase de la primera página . Y Roberto Bolaño el escritor chileno me resultó un enigma. Me gusta lo más fácil Rosa Montero e Isabel Allende .saludos desde Ecuador

    Me gusta

    1. Bolaño es una asignatura pendiente con la que no me he atrevido aún, ¡a ver si soy capaz! Y no te quites méritos por leer a Rosa Montero e Isabel Allende. Quizá es “literatura fácil” en el sentido de que es fluida, pero eso no es nada malo, todo lo contrario. ¡Un abrazo desde Madrid y gracias por pasarte por aquí, Gina!

      Me gusta

  2. Buenísimo Carol, vamos a quitarnos los prejuicios, di que si.
    A mi hay muchas cosas muy cultas que no me van, nunca me ha dado pudor reconocerlo. En términos musicales son una sorda total, no tengo ni oído ni gusto natural por “lo bueno”. Que le vamos a hacer.

    De literatura, pues un poco de todo, de los que has comentado desde muy joven me he declarado fan incondicional de Unamuno, El Quijote si me lo he leído y me gustó pero de Joyce solo he podido con Retrato del artista adolescente y seguramente por alguna obligación académica.

    En el plano cinematográfico hay peliculas consideradas muy grandes que no he podido terminar ni con jarra de café en mano, no se, muchas de las clasificadas bajo el género Dogma, por ejemplo.

    Me gusta

    1. Mi problema con Unamuno es culpa de una profesora odiosa de literatura que tuve en COU y que me hizo aborrecer a varios escritores españoles a los que, seguramente, debo una segunda oportunidad. Y estoy de acuerdo contigo: hay pelis Dogma que creo que no las ha visto ni el gato de Lars Von Trier (y mira que a mí me va la intensidad…).

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo sí he leído El Quijote. Dos veces. Y lo volvería a leer. Me parece desternillante. Unamuno sí me gusta, pero Galdós, no. Yo tampoco le pillo el punto a Bergman -y eso que soy muy de raros- y tampoco he visto Amanece que no es poco ¡Cine fórum ya!
    Como sabéis los que me frecuentais en http://cancionesdebuenrollo.blogspot.com.es no tengo pudor en reconocer que me gusta gente mu mal vista por el común de la intelectualidad musical y que no me van dioses con Bob Dylan o Bruce Springsteen.
    Como dice Mi Alter Ego, respeto su valía pero que los aguanten otros.
    Entre mis grandes lagunas culturales están las cojo-series como Juego de Tronos o Perdidos… Lo solventaré.

    Me gusta

    1. ¡Sí al cine fórum!
      Lo del Quijote creo que ha sido más bien la desgana de leer esos libros de lectura obligatoria, pero admito que los fragmentos que leí me parecieron divertidos. ¡Pero vi la serie de dibujos animados! ¿Convalida? 😛

      Me gusta

  4. Yo no suelo ir por la vida haciéndome la culta, la verdad. Lo que he leído/visto pues leído o visto está y lo que no, pues no y si no me llama la atención no lo haré por más que me hablen maravillas.
    De todas formas, el tema de los gustos es muy extenso. Quiero decir que a mí, por ejemplo, no me gustan los Beatles. No me han gustado nunca. No por ello les quito mérito; si un grupo ha conseguido ser famoso durante cincuenta años tiene dudo que sea porque eran malos. Es decir, los respeto por todo lo que representan pero no me gustan…

    Y no, tampoco he leído El Quijote. No pude con él. Eso sí, “Amanece que no es poco” la he visto mil veces. Jajajaja.

    Besotes!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Claro, el gusto es libre y, afortunadamente, no todas tenemos el mismo. Pero como dices, una cosa es que no te guste algo y otra es decir que es malo porque no te gusta a ti.
      Definitivamente, lo de “Amanece…” tengo que solucionarlo. Os mantendré informadas de mis progresos 😉

      Me gusta

  5. Como hay gente por aquí que me tiene desvirtualizado me uno a tus confesiones, sin la pantalla del anonimato virtual 😛 De tu lista, me reconozco en la primera, segunda (por triplicicado), tercera.. y lo dejo antes que me echéis a patadas de aquí, no sin antes reconocer que NO me gusta el flamenco, ninguno.

    Y ya me voy (…¡cobarde! ).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s