Vacaciones ¿a la vista? (por Chelo)

Yo no sé vosotros, pero yo no puedo más. Menudo año. En el 2016 por estas fechas me cambié de trabajo. Ha sido un periodo bastante duro, de adaptación y de aprender muchas cosas nuevas, diferentes formas de trabajar, conocer a mucha, muchísima gente nueva.

390H (1)

Cuando te cambias de trabajo a mitad de año una de las desventajas es el tema de las vacaciones. Si, como fue mi caso, no has podido disfrutar tus correspondientes días de asueto en el curro que dejas y en el que abrazas las tienes disminuidas, el resultado es un año con la mitad de vacaciones de lo habitual. Un horror. Sumado al estrés que provoca cambiar, no solo de faena, sino de hábitos en general (horarios, medio de transporte, responsabilidades, compañeros etc…) resulta en un estado de cansancio máximo.

El tiempo en Madrid ha mejorado notablemente, pero las dos semanas de calor de la muerte que tuvimos hace unos días, ya fueron el acabose. No tenía ganas de nada: ni de socializar, ni de dedicarme a mis hobbies, ni de nada de nada. No me aguantaba ni yo.

El tiempo ha mejorado notablemente y con la llegada de Julio ya veo la luz al final del túnel. Este año me resarciré por el pasado con 4 semanas completas de vacaciones. No veo el día.

Tecnología modo off

El otro día me estaban haciendo las uñas y me di cuenta de los pocos momentos que tengo en blanco para pensar, es agotador. Echamos la culpa a la tecnología, que nos tiene absortos en los teclados, pero lo cierto es que en gran medida depende de nosotros. Cuando te están pintando las uñas hay pocas cosas, además de pensar, que puedas hacer. Sobre todo si la persona que te las está arreglando no habla tu lengua con fluidez. No va a ser el primer verano que aparte la tecnología de mis manos, lo imprescindible y poco más, porque mi salud mental lo pide a gritos.

Y eso, que me gusta mi trabajo. Imagino el infierno de trabajar en algo que no te motiva.

¿Y vosotros, cómo lo lleváis? ¿Os queda mucho o ya estáis con el culo en remojo?


13 respuestas a “Vacaciones ¿a la vista? (por Chelo)

    1. Lo de la mente en blanco y las vacaciones, con o sin manicura, me parecen muy necesarias… Se ve que elegí bien trabajando por cuenta ajena 😉
      ¡Otro abrazo para ti!

      Me gusta

  1. Estoy de vacaciones y cuando vuelva al trabajo es cuando todo el mundo se irá. Eso me gusta. Y de las redes, en las que no soy demasiado activa, no sé si me despido del todo o no, como me apetezca. Feliz verano.

    Le gusta a 2 personas

    1. Mi trabajo no es que no me permita irme al revés del resto, pero aunque es tentador, no me parece bien, cuando todos tus compañeros se van, es cuando baja el trabajo y cuando procede hacer vacaciones, pero cada curro es un mundo.

      Me gusta

  2. No hay nada mejor que esas actividades que te obligan a dejar la mente en blanco o durante las que sólo puedes leer, como máximo. ¡Voy a tener que considerar lo de la manicura! 😉

    Le gusta a 2 personas

  3. Yo también cambié de trabajo el año pasado más o menos por estas fechas el año pasado. No perdí días porque seguí en la misma empresa pero con el cambio y todo el rollo no pude tomarlas hasta septiembre, que no veía yo ya la hora…
    Este año me voy en julio. Menos de dos semanitas me quedan. Se hacen largas pero sé que pasarán. Jajajaja. Besotes!!!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s