Belleza modo ON (por Chelo)

Los 40 tienen muchas cosas buenas y entre ellas no se encuentra la de lucir bien con la cara lavada y una coleta mal hecha. Como en todo, hay excepciones, pero las más comunes de las mortales necesitamos un poco de restauración para vernos bien.

doll-1266804_960_720

Empecemos por el pelo. Me lo tiño desde bastante joven, básicamente desde que gano mi propio dinero y puedo permitirme ir a la peluquería a tal menester. Lo he llevado de muchos colores, por gusto. Y ahora pienso en todos los tintes que me podría haber ahorrado. Porque ahora me lo tiño más o menos de mi color (últimamente algo más claro) por pura necesidad. Las canas me acosan hace años, pero lo de ahora es brutal, no puedo dejar más de 4 semanas sin pasar por la pelu sin verme como una homeless . Y lo odio. Pero ahí no acaba la cosa. Mi cabeza es un completo enjambre de rizos y a mí no me gustan, así que al tinte añadimos tratamientos progresivos varios para alisármelo. El último, hace 3 meses, 4 horas de peluquería y ya se está perdiendo. A ver cuando saco de nuevo 4 horas para tal menester de sufrimiento y aburrimiento.

Sigamos por el peso. Antes, tampoco hace tanto, si tenía que perder unos kilos, me ponía a dieta o me echaba dos carreras por semana y listo. La lucha contra báscula es una constante en mi vida. Es lo que tiene haber sido agraciada con una constitución poco benevolente lo que sumado a una gusto voraz por la comida. Pero desde que tengo los 40, por Dior, ya puedo matarme de hambre, que me cuesta la vida perder peso. Si a esto le sumamos que el ejercicio lo tengo limitado a pilates y pasear por una trocanteritis bastante jodida que me amarga la existencia, pues apaga y vámonos. Así que lo único que me permite mantenerme a raya, por decirlo de alguna manera, es vivir a dieta permanentemente. Un asco total que yo he decidido saltarme a la toreara los fines de semana y fiestas de guardar, porque paso de amargarme y porque he renunciado a ganar ningún concurso de belleza, real o ficticio, físico o mental.

Y voy a terminar por el cutis. Todo lo que sube baja, dicen, pero os puedo asegurar que no todo lo que baja, sube. No hay crema en el mundo que te quite las ojeras, ni las arrugas, ni los descolgamientos. No lo hay y si algún lector no está de acuerdo con esta afirmación, por favor, que deje la referencia de la crema mágica en comentarios y prometo probarla (si no lo he hecho ya). Siempre queda la opción del bisturí, pero francamente a día de hoy paso bastante. Salir de casa con la cara lavada lo justo y rezar tres padres nuestros en el ascensor para no encontrarme con nadie conocido es mi ruleta rusa personal. El filtro belleza del móvil teamién ayuda, para que engañarnos ;-).

En fin, todas estas frivolidades insignificantes es lo que os traigo esta semana, que ustedes se mantengan bellas y bellos hasta el final de sus vidas.


8 respuestas a “Belleza modo ON (por Chelo)

  1. Yo me tiño por necesidad, pero la verdad es que lo hago en casa y nunca me ha parecido un suplicio. Sí que es cierto que hasta hace bien poco no había apreciado rasgos de edad en mi cara, pero ahora me veo arruguitas y manchas. Un coñazo. Pero hasta hace no mucho salía sin maquillar a la calle sin ningún problema.
    Todo ha cambiado con el tema del cancer (bueno, de la quimio) no solo se me cayó el pelo de la cabeza, me hinché por todo el cuerpo, me salieron ronchas, el careto me desmejoró como nunca, cara hinchada, sin cejas y pestañas… nunca me había visto tan fea. La vida me dio que existen las pelucas y me enseñaron a maquillarme para salir a la calle sin sentirme un alien. Ahora, no salgo a la calle sin maquillar, me sigo sintiendo insegura. ¿Volveré? No lo sé.

    Me gusta

  2. Pues yo te veo estupenda y siempre me gustaron tus ricitos 🤗
    Pero sí, es cierto que hay cosas que antes no tenían consecuencias visibles y ahora se quedan forever con nosotras en forma de michelín, argh…
    Supongo que la clave es ir aceptando progresivamente que los años pasan, pero siempre me he preguntado si seré así de razonable o terminaré como Sara Montiel, mintiendo sobre mi edad, poniendo unas medias sobre el objetivo de la cámara (nuestro filtro belleza de hoy en día) y poniéndome ropa que ya no es acorde con mis años 😉

    Le gusta a 2 personas

  3. A mí me pasa una cosa que a esta edad da un poco de corte: si voy a menstruar y si ovulo me salen granos. Acné. No son muchos, pero bien visibles. Frente, labio, barbilla. También pelos de esos duros en la barbilla que el láser no redujo en demasía. Siempre retocándome con las pinzas. La verdad es que no me tiño, no lo necesito aún (me he teñido por apetencia hace años) y del peso no me quejo. Pero lo del grano siempre sale en el momento más inoportuno… Antes de algo que requiere ir estupenda.
    Menos mal que el sentido del humor salva muchas situaciones. Hace dos semanas alguien bautizó a mi grano de la frente. Yo que el día antes de que tuviera nombre había recurrido a todo tipo de trucos para rebajarlo -fracaso parcial, todo hay que decirlo- porque maldita suerte la mía que tenía que aparecer el grano ese día, no podía dejar de reírme con lo del nombre. Y la risa es salud, así que no hay mal que por bien no venga.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s