No hablar (por Chelo)

Qué difícil es ser una bloguera de moda (juas, juas, juas) y no hablar del tema de moda. Qué difícil es mantener la compostura, el postureo. Ser amigo de todos. Qué difícil es ponerse la templanza por bandera (¿he dicho bandera?) ¡Horror, terror pavor!