¿Liberadas? (por elhombreamadecasa)

“Queremos abarcarlo todo, hasta que nos dé algo”
Escuchado a una mujer en el parque mientras le daba vueltas (mentales) a lo que sigue.

Según la solapa del libro “Contra el amor”, su autora, Laura Kipnis, es un montón de cosas raras: Bachellor in Fine Arts (BFA) por el Instituto de Arte de San Francisco (¿?) y MFA por la Universidad de Nueva Escocia (más ¿?). Su currículum incluye cosas más normales como profesora de universidad, videoartista y escritora. Vale, videoartista no es muy normal pero se puede decir sin recurrir a siglas estrambóticas. En una nota a pie de página de “Contra el amor” escribe: “Aún está por ver si el mayor logro del feminismo ha sido la liberación de la mujer o ha sido redistribuir la sumisión femenina más equitativamente entre los géneros”. A pesar de ser BFA y MFA, Kipnis dice cosas interesantes. Por si fuera poco, el subtítulo de este blog es “La liberación de la mujer es una farsa”. Aquí hay un tema.

Me atrevería a decir que la inmensa mayoría de las mujeres a las que se considera liberadas, no se sienten muy así. Una no es muy libre cuando tiene que madrugar, llevar a los hijos a la escuela o dejarlos con alguien, llegar por los pelos al trabajo, aguantar al jefe, cumplir con la jornada laboral y etcétera. Es que cansa hasta enumerar todas las cosas que hay que hacer al cabo del día, hacedlas ya qué os voy a contar que no sepáis.

La situación de los hombres que han dado (o les han dado) un paso adelante en el tema de la igualdad no es mucho mejor.

Y es que no solo se ha redistribuido la sumisión femenina, también la masculina. A las obligaciones del hogar tradicionales de la mujer se han añadido las penurias del trabajo asalariado. Y al revés para ellos. Hemos vuelto a equivocarnos, en vez de multiplicar lo bueno hemos multiplicado lo malo. ¿Por qué siempre nos pasan estas cosas?

En todo este debate sobre reparto de tareas, conciliación vida laboral-familiar y demás hay que tener en cuenta que en una familia con hijos es muy importante que un miembro o miembra (perdón, no me he podido resistir) se quede en casa. Es tan útil que alguien se haga cargo de la compra, de hacer la comida, de quedarse con los niños cuando están malos, de ir a las reuniones con las seños… En un primer momento podría parecer un argumento arcaico y en contra de los tiempos. Pero, sinceramente, creo que no lo es. Quedarse en casa cuidando a la familia es un trabajo que exige mucha generosidad y tiene poco reconocimiento. A pesar de eso, el valor de ese trabajo es muy, pero que muy alto, aunque no se retribuya con un sueldo.

Según Kipnis, la mujer más que liberarse fue expulsada al mundo laboral. La opción de trabajar fuera del hogar no fue algo decidido libre y espontáneamente. Fue algo que cayó por su propio peso ya que se había llegado a un punto en el que con un sueldo no había suficiente para un hogar. Su discurso está centrado en Estados Unidos pero puede trasladarse tal cual a España. Gracias, globalización. Muy alto debe ser un sueldo para que sirva por sí solo para todos los gastos de una familia. Y, claro, la forma más sencilla de conseguir dos sueldos es que trabajen los dos. Mujer liberada pero atada por las obligaciones domésticas y laborales. Las Im-perfectas, mira por dónde, han subtitulado perfectamente su blog.

Curiosamente, si otras crisis económicas empujaron a las mujeres fuera del hogar, la actual está dejando a muchos hombres dentro de casa. Cada vez es más habitual verlos llevando y trayendo a los niños al cole e incluso en la sala de espera de la pediatra, solos, sin ser los acompañantes de madres o abuelas, el no va más.

Habrá mujeres que sean felices trabajando dentro y fuera de casa, digo yo. También habrá hombres que sean felices se sientan realizados bien siendo amas de casa, doy fe. Pero aparte de los casos personales, la visión optimista de este panorama algo desolador viene cuando uno se da cuenta de que ciertas tendencias democráticas han irrumpido en las relaciones de pareja / familiares. Según los sociólogos, la modernidad empezó cuando se rompieron las barreras sociales y algunos pobres pudieron convertirse en ricos. A esa movilidad social, habría que ir sumando ciertos movimientos en cuestión de género.

Antes, todo estaba claro. Nacías hombre pobre, te deslomabas trabajando y morías pobre. Nacías mujer pobre, te casabas, criabas una patulea de criaturas, te daba el síndrome del nido vacío cuando se iban y te morías pobre. Ahora puedes nacer pobre y morir rico (algún caso habrá), nacer mujer y deslomarte a trabajar, ser hombre y hartarte de criar hijos. Las posibilidades de cambio son pequeñas pero ahí están.

La cosa iría mucho mejor si los sueldos fueran más altos (o los precios más bajos) y con uno solo se llegara a fin de mes. En ese caso sí nos podríamos encontrar ante una escena casi ideal en la que la pareja se sentara a tomar algo y a decidir libremente su futuro. ¿Trabajas tú fuera de casa? ¿Me quedo yo con los niños? ¿Trabajamos los dos y nos buscamos la vida con la guardería? ¿Puedo quedarme en casa a escribir mi siguiente novela de éxito y ya trabajas tú si eso?

Lo siguiente será encontrar la forma de repartir privilegios en vez de sumisiones. Eso sí que estaría bien.

PD: En todo lo anterior, el modelo de referencia ha sido la familia hombre-mujer-hijos lo que no quiere decir que no se contemplen el resto de posibilidades y que mucho de lo dicho les sea igualmente aplicable. Es un rollo tener que hacer estas aclaraciones pero corren tiempos en los que los puntos sobre las íes son imprescindibles.

PDII: La respuesta de ella a la última pregunta de antes es: Perdona, no te he escuchado bien, ¿de verdad has dicho “de éxito”?

________________________________________

NOTAs DE IM-PERFECTAS

– elhombreamadecasa tiene un blog que puedes visitar aquí

– Además, no te pierdas sus Cuentos Pop, un libro muy guay que acaba de publicar, para saber más, lo mejor es pasarte por aquí

– La foto que ilustra el texto es también autoría de elhombreamadecasa


34 respuestas a “¿Liberadas? (por elhombreamadecasa)

  1. La injusticia es tener que elegir entre desarrolar una carrera professional y ser independientes economicamente o cuidar de nuestros hijos. Podriamos organizar una sociedad en que fuera posible que todas las personas (hombres y mujeres) trabajaramos y cuidaramos de los dependientes, hijos y padres. Sencillamente adaptar los horarios, crear servicios gratuitos como guarderias, residencias para las personas de tercera edad y servicios de proximidad con personas que atendieran a los dependientes. Mientras no se hicieran estas reformas se podria desgravar estos servicios. La flexibilidad labora, en los horarios y en poder coger años sabaticos para cuidar de los hijos…etc.
    El gran problema es que cuando las mujeres dejamos de trabajar para cuidar nuestros hijos o familiares enfermos, perdemos “el tren” o sea la trayectoria professional y despues es más dificil encontrar empleo. Y sin independencia economica no hay autonomia ni libertad auténtica para decidir.Recomiendo el articulo de hoy en El País. (9/10/2010) sobre el tema.
    En mi Blog hablo de estos temas por si a alguien le interesa.
    http://eltalentfemeni.blogstop.com
    Anna

    Me gusta

  2. Yo oi una vez a una mujer que se despedía de otra con la siguiente frase “Bueno,guapa que ya he terminado (de trabajar) por hoy; me voy a ver si hago la cena”

    Casi ná ! Se me quedó grabada…

    Me gusta

  3. Efectivamente, es lo que algunas corrientes feministas han denominado como “el doble castigo”.
    Trabajamos el doble, queremos abarcarlo todo y encima quedamos como que hacemos la mitad.
    El clásico ejemplo: si una madre lleva a su hijo al cole aún cuando este tiene fiebre y ella se va a trabajar será criticada por mala madre e irresponsable.
    Si no lo lleva y se queda en casa cuidándolo no da la talla en el trabajo, tb se la critica y hasta se la sanciona a veces.
    Si un hombre hace eso, ocurriría igual?
    Me recomendaron vuestro blog y me ha gustado mucho.
    Un saludo y enhorabuena!

    Me gusta

  4. Totalmente de acuerdo con Isa (para variar)… Yo no tengo hijos, pero creo que si los tuviera lo que exigiría es que los horarios de trabajo fuesen otros, el que existiesen más guarderías públicas, a poder ser en los lugares de trabajo en los que haya x numero de trabajadores… Y poder elegir si dejar de trabajar o no, o si deja de trabajar su padre (igualdad para todos ¿no?)sin que por eso el resto de madres del mundo piensen que soy una madre desnaturalizada o una “simple ama de casa”. Y como mujer sin hijos, exijo que se me trate igual que a mis compañeros, cobrar lo mismo que ellos, etc…

    Y sobre todo me alegro de que este país haya dado pasos de gigante y ahora las mujeres podamos decidir sobre nuestra vida, como bien dice Isa, sin la intervención de un hombre… Por supuesto que queda mucho por hacer y hay que luchar con fuerza por ello, pero creo que estamos mucho mejor que nuestras madres y no te quiero contar que nuestras abuelas… Por supuesto que todo avance tiene sus contrapartidas y quizá nos hemos cargado con más responsabilidades, pero también en nuestra mano está no permitir que ningún hombre se sienta con el derecho de llegar a casa y tener la cena puesta si su pareja tambien trabaja… No sé, yo soy optimista, la verdad…

    Me gusta

  5. Hombreamadecasa! Estás en todas partes!

    Todavía no sé de qué se tenía que liberar la mujer esa de la que habláis ni si alguien se ha sentido más digno que cualquier otro por trabajar. Yo no.

    Nunca estaremos agusto en este valle de lágrimas al que hemos venido para sufril y venga de sufril. Lo único que es seguro es que de las cosas que funcionan son de las que no hay que hablar.

    Y por lo que veo a esta todavía le queda mucho tiempo en el banco de pruebas.

    Me gusta

  6. elhombreamadecasa, me alegro de que seas uno de los ¡elegidos!
    Y si, estoy de acuerdo, no se quien se invento lo de la liberación de la mujer, pero se lució. A mi me tiene agotada tanta liberación , no llego a ningún sitio, todo manga por hombro, no me siento realizada en absoluto. Todo el día deseando que llegue la hora de ir a por el niño y cuando estoy con él, estoy tan cansada que no disfruto…. ¡absurdo!

    Me gusta

  7. Sin comentarios…

    ADIESTRAMIENTO PARA HOMBRES
    CLASES DE OTOÑO/INVIERNO PARA HOMBRES EN EL
    CENTRO DE APRENDIZAJE PARA ADULTOS
    MATRICULA ABIERTA HASTA EL 28 de febrero de 2010.
    NOTA: DEBIDO AL ALTO NIVEL DE COMPLEJIDAD EN SU CONTENIDO, LOS CURSOS SERAN LIMITADOS A UN MAXIMO DE SOLO 8 PARTICIPANTES .

    Clase 1
    Cómo Llenar Los Cubitos De Hielo Del Congelador Paso por Paso, con presentación de diapositivas.”
    Se reúne 4 semanas, Lunes y Miércoles durante 2 horas comenzando a las 7 de la tarde.

    Clase 2
    El Rollo De Papel Higiénico — ¿Se Cambia Solo?
    Discusión de Mesa Redonda.
    Se reune 2 semanas, Sábado a las 12:00 durante 2 horas.

    Clase 3
    Es Posible Orinar Usando La Técnica de Levantamiento de la Tapa y Esquivando el Suelo, Paredes y Bañeras Cercanas? Práctica en Grupo.
    Se reune 4 semanas, Sábado a las 10:00 durante 2 horas.

    Clase 4
    Los Platos Después De la Comida ¿Pueden Levitar y Volar Hasta El Fregadero sólos?
    Ejemplos en Video.
    Se reune 4 semanas, Martes y Jueves durante 2 horas comenzando a las 7:00 de la tarde.

    Clase 5
    Perdida De Identidad — Entregar el Mando de la Tele a Tu Pareja.
    Lí nea de Ayuda y Grupos de Apoyo.
    Se reune 4 Semanas, Viernes y Domingos a las 7:00 de la tarde

    Clase 6
    Aprender A Encontrar Cosas — Empezando con: Buscar En Los Lugares Correctos Y No Poner La Casa Patas Arriba Mientras Se Grita.
    Foro Abierto.
    Lunes a las 8:00 de la tarde, 2 horas.

    Clase 7
    Cuidado De Salud — Llevarle Flores A Tu Pareja , No Daña Tu Salud.
    Gráficas y Cintas de Audio.
    Tres Noches; Lunes, Miércoles, Viernes a las 7:00 durante 2 horas.

    Clase 8
    Los Verdaderos Hombres Preguntan las Direcciones Cuando Se Pierden –
    Testimonios De La Vida Real.
    Martes a las 6:00 de la tarde. Se Informará el Lugar.

    Clase 9
    ¿Es Genéticamente Posible No Decir Nada Mientras Ella Aparca el Coche?
    Simulaciones de Práctica.
    4 semanas, sábados por la tarde, 2 horas.

    Clase 10
    Aprendiendo A Vivir — Las Diferencias Básicas Entre Una Madre Y Una Esposa.
    Clases online y de role-playing .
    Martes a las 7:00 de la tarde. Se Informará el Lugar.

    Clase 11
    Cómo Ser El Compañero Ideal De Compras
    Ejercicios de relajación, Meditación y Técnicas de Respiración.
    Se reúne 4 semanas, Martes y Jueves durante 2 horas comenzando a las 7:00 de la tarde.

    Clase 12
    Cómo Combatir La Atrofia Cerebral — Acordándose de Cumpleaños, Aniversarios y Otras Fechas Importantes y Avisando Cuando Se Va a Llegar Tarde. Sesiones de Terapia de Shock Cerebral y Lobotomí as Completas Disponibles.
    Tres Noches; Lunes, Miércoles, Viernes a las 7:00, durante 2 horas.

    Clase 13
    El Horno — ¿Qué Es y Cómo Se Usa?
    Demostración en Vivo.
    Martes a las 6:00. Se Informará el Lugar.
    Los Diplomas serán únicamente otorgados a los sobrevivientes.

    Envía esta información a todos los hombres que puedan aguantar presión y a tus amigas para que se rían un rato.

    Me gusta

  8. Creo que hemos tratado muy por encima el punto de la independencia que da tener un sueldo, para ellas y para ellos. Madres, padres o mujeres y hombres sin hijos.
    Evidentemente no es algo que a nadie le guste plantearse, pero ¿cuántas parejas de generaciones previas a la nuestra han aguantado carros y carretas porque si se separaban a donde iban ellas? ¿a casa de sus padres con 40 tacos y tres hijos? ¿a trabajar de cualquier cosa para mal vivir? mejor aguantar y aguantar. Ahora podemos elegir que eso no nos pase, trabajando fuera de casa y ganando un sueldo.
    ¿Qué haces hoy en día cuando no puedes independizarte y las cosas te van mal en tu relación de pareja? ¿te vuelves con tus padres? Tal y como está el panorama laborar espero que nadie piense que se pone a buscar trabajo, lo encuentra y se acaba el problema ¿y si tardas un año? ¿aguantas un año viviendo con alguien porque no puedes hacer otra cosa? Con lo que eso debe suponer para los hijos.

    Me gusta el apunte de Isa, ¿Cuántas horas de menos paso con mi hija por trabajar fuera de casa? 2 horas y poco al día 4 días a la semana sólo!! Un total de 9 o 10 horas a la semana. Y eso que mi horario es una porquería ¿he? Salgo de lunes a jueves a las 19h, pero es que del cole ella sale a las 17h. Es verdad que de bebés es otra cosa, pero yo soy partidaria de las Escuelas infantiles, guarderías, casas de niños, ludotecas o como las queramos llamar. Creo que son una solución que da respuesta al cambio de los tiempos y sin ser los padres, mi experiencia es que los peques están bien, juegan, comen, duermen… nada del otro mundo, ni para bien, ni para mal.

    Cómo dice elhombreamadecasa, la verdadera liberación vendrá cuando seamos capaces de “repartir privilegios en vez de sumisiones” y creo que eso pasa principalmente por lo que han apuntado alguno de los comentaristas de este blog: por la verdadera flexibilización laboral, para ellas y para ellos, para todos y sin discriminaciones. Pero estamos muy lejos de que eso sea así, por eso, para mí la liberación de la mujer hoy en día es una farsa.

    Me gusta

  9. Lo primero, agradecer al autor su participación en nuestro blog im-perfecto, lo segundo, felicitarle por su excelente post y por sacar un tema tan polémico como atractivo, y lo tercero, decirle que no es lo mismo dejar de trabajar para dedicarse en exclusiva a la crianza de los hijos que trabajar (escribiendo) en casa mientras se cuida a los hijos -ahí hay un doble enriquecimiento-.

    Yo estoy a favor de la liberación de la mujer, que nos capacita, entre otras cosas, para poder decidir. Creo que a menudo se olvida que no hace demasiados años, y como bien apunta elhombreamadecasa, la mujer nacía con un único objetivo: ser esposa y madre y que moría habiendo sido eso, sin haber tenido más opciones. Y pobre de la 'yerma solterona', que moría además compadecida por el resto, vacía.

    Gracias a la liberación de la mujer, una puede elegir ser madre o no, trabajar o no, casarse o no, votar, ascender a un cargo público, abrir una cuenta corriente… Y todo esto sin la ayuda de un hombre!! Hay países donde todavía no se ha llegado a esto. Las defensoras de esta 'nueva' corriente son muy 'libres' de viajar allí y comprobar como todas esas mujeres viven sumidas en la más absoluta felicidad, sin trabajar, sí, pero dependientes de un padre o de un marido y sin libertad para nada.

    No me vuelve loca mi trabajo. Prefiero las vacaciones, como todo el mundo. Pero hago algo que es importante para mí, para la sociedad y para lo cual me he formado durante años. Mis hijos disfrutarán un par de horas menos al día de mí (¡como mucho!) de lo que yo disfrutaba de mi madre… Pero cuando crezcan y pasen de estar conmigo (es ley de vida) yo tendré mi vida propia y ellos seguro que saben valorar a una madre feliz e independiente.

    No dudo que quede mucho por hacer aún para conseguir la plena liberación de la mujer: mucha educación en la igualdad, equidad en la remuneración y horarios laborales que permitan trabajar para vivir y no lo contrario. Por eso es una farsa. Pero volver atrás no es la solución.

    Me gusta

  10. Da gusto leerte, Chelo. Y sí, en la mayoría de los casos la mujer se ha liberado (¿se ha liberado? ¿seguro?) de la cadena del hogar para encadenarse a la laboral. Y no creo que sea siempre por una cuestión de economía necesaria, sino porque la sociedad está estructurada así. En cualquier caso, para mí es positiva esta situación, aunque os acabe “dando algo”, como dice la mujer del parque 🙂

    Me gusta

  11. Pues sí, es un tema muy complicado.
    Yo creo que el problema de la liberación ha sido que la mujer ha asumido lo de casa y lo de fuera y de lo que se trataba era de que la mujer trabajara y los dos asumieran lo de dentro y fuera.

    Por otro lado, suele ser la mujer la que pone en peligro su trabajo por el tema de los hijos en parte por que es ella la que cobra menos, así si lo pierde el daño es menor, y esto lo digo según mi experiencia laboral, mis compañeras de trabajo son las que pierden horas de trabajo y nunca sus maridos.

    Mi doctora de cabecera está justo al lado de la puerta de pediatría y ya os digo yo, que si hay 20 niños, hay 20 madres y 10 abuelas, pero padres solos es una excepción ver.

    También pienso que a veces se plantea la maternidad como un algo absoluto que abduce a las mujeres en su totalidad y hace que todas ellas actúen igual, como un gran ente biológicamente gobernado por un poder superior.
    Y no, cada mujer tiene sus prioridades y en consecuencia la maternidad le afectará de un modo u otro.
    Habrá mujeres que preferirán quedarse en casa por que su trabajo no les llena y les llena más su bebé, o lo prefieren así y habrá madres que preferirán seguir trabajando igual que hacen los hombres,a los padres no se les acusa de ser unos desnaturalizados por ello, ¿no?

    Y la liberación es una gran farsa como todas las ideas que se basan en la creencia de que todos somos iguales y necesitamos las mismas cosas para ser felices, tanto hombres como mujeres.

    Me gusta

  12. Me considero afortunada de tener la posibilidad de que con mi segunda hija me pueda plantear la opción de cuidar de las dos y no tener que trabajar.

    Lo de antes no era vida: trabajar de 10 a 19 horas y depender de guarderías, generosidad de las abuelas… y como se suele decir: la casa sin barrer. Con lo que llega el fin de semana y maratón de tareas en la casa.

    Ahora vivo y disfruto de mi hija mientras espero que nazca la segunda.

    Me siento realizada como madre y por consiguiente como persona.

    Me gusta

  13. Tengo que reconocer que me pasa un poco como a Chelo, puedo hablar sobre este tema e ir cambiando de opinción a lo largo de la conversación. Bueno, más que cambiar de opinión me voy yendo de un extremo a otro. Presumo de estar bien como “ama de casa” pero hay veces en los que los cacharros de cocina se me caen encima, no soporto ni un “papá, mira” más y necesito escapar, cuanto más lejos mejor. Igual de cierto es que siempre digo que no quiero trabajar y he dicho que sí a la primera oferta de trabajo que me ha salido. Ajustar nuestra vida a tantas encesidades (familiares, laborales, personales, consumistas…) es taaaaan difícil.

    Por si fuera poco, olvide comentar un “asuntillo” en el post. La necesidad de que, en la pareja, ambas partes tengan independencia eocnómica. Es terrible que la pareja se mantenga por dinero. En no sé qué ciudad de EEUU hicieron una pruebla piloto de Renta Básica (un sueldo al mes por persona por el simple hecho de ser persona) y la consecuencia inmediata fue al notable aumento de divorcio.

    Me gusta

  14. Fantástico Post, que bien que haya sido un hombre el que nos describa tan bien una situación tan puramenta femenina como el tema de la supuesta liberación de la mujer. Suscribo casi todas las palabras de su autor punto por punto, pero el debate es tan intenso, que todos los comentarios me parecen muy interesantes. Esto de acuerdo un poquito con todos. Hemos creado una sociedad demasiado artificial y consumista, en la que la mayor parte de las cosas son superficiales y nos olvidamos de cosas realmente esenciales. Parece que es una sociedad que va a peor, y en cierta manera creo que sí. Pero al mismo tiempo soy consciente del momento y de la sociedad en que nos ha tocado vivir y si hay algo que tengo claro es que quitando casos excepcionales, tu vida laboral cambia radicalmente cuando tienes hijos. No quiero extenderme porque estoy segura de que voy a escribir un post en mi blog sobre todo esto, pero como conclusión solo diré: que si me quedase todo el día cuidando de mi hija no sería totalmente feliz, me faltaría algo… (que quizás haya generado en mi mente tantos años dedicados a formarme y estudiar), si estoy trabajando todo el día menos todavía, y entonces queda claro que la solución al menos para mi, es un punto medio. Aunque si te decides por esto último, es muy raro que puedas prosperar en tu trabajo, por que aquí en España no creo que haya discriminación laboral con la mujer, sino más bien con la mujer- madre. Así que ni liberación de la mujer ni nada de nada… El aumento de la libertad (de elección) aunque parezca increíble, nos genera más infelicidad. En fin, solo espero que mi hija lo tenga más facil que nosotras.

    Ah! que bien que con este post haya descubierto el blog de su autor, que realmente Chapó!!

    Me gusta

  15. ¡Jo, con el temita! Me parece que nos ponemos otra vez en el filo de la navaja y caerse es malo pero hacer equilibrios… es muy difícil. Después de estudiar cinco años y de tener vocación por algo (en mi caso el periodismo) creo que es muy duro renunciar voluntariamente y dejarlo para criar a tus hijos. A mí me ayudaron con un empujoncito (la tv cerró y todos a la calle…) pero ahora que mis peques están creciendo, empiezo a tener de nuevo la necesidad de trabajar, de hacer algo por mí misma, de sentirme yo, un ente independiente de estos dos peques a los que adoro. Sí que es cierto que ahora me lo planteo de otro modo, no quiero que mis niños formen parte de la generación de “los niños de la llave” y tampoco quiero que les eduquen ni les formen perfectos desconocidos que pueden ayudar mucho en las labores de la casa pero no en la educación de mis hijos, y sé que eso va a suponer que posponga mi carrera profesional el tiempo que haga falta. Y creo que lo haré. Siempre y cuando no me obligue el hecho de que en mi casa solo entre un sueldo, el de mi marido…. y lo que es mejor y más importante, se trata de una decisión consensuada entre los dos. No es fácil porque en el fondo renuncio a los mejores años de mi vida profesional pero sé que si no lo hago me arrepentiré… así que prefiero hacerlo.
    La vida del ama de casa a mí tampoco me llena, tampoco me hace feliz pero… busco vías de escape como mi blog o blogs como este (y otros…) y voy organizando la vida de la familia, el día a día de mis hijos y en los huecos que quedan mis intereses personales. De momento mis peques lo absorben todo… pero ya habrá tiempo de que crezcan ellos y yo… y espero no echarles tanto de menos porque no me habré perdido todo este periodo tan duro pero tan lindo.

    PD.- Siento la parrafada… de verdad de la buena, es que me lío… uf!!

    Me gusta

  16. Cuando era pequeña trabajaba ayudando a un familiar los fines de semana.
    Cuando crecí un poco trabajaba en lo que saliese, pintar piscinas…
    Cuando estudiaba, tb trabajaba por las tardes. Además lo hacía gratis por aquello de coger experiencia.

    Ahora con mi bebé, no trabajo pq paso de dejarlo en algún sitio en el que tenga que dejarme los 4 duros que fuese a ganar. Para eso, lo educo yo.

    Que tal el tema de como te destrozan, despiezan o despedazan otras madres pq te quedas en tu casa 'sin trabajar'?

    Me gusta

  17. Yo que tengo mucha edad pienso que la independencia economica para la mujer es muy importante y que ser ama de casa y cuidar de los hijos solamente esta idealizandose,a mi no me gustaba,pero reconozco que los eduque yo y los disfrute,pero tambien me aburria.Lo ideal es lo que dice mamacreciente,flexibilizar el mundo del trabajo,adaptarse al momento que nos ha tocado vivir

    Me gusta

  18. Un tema peliagudo, sin duda.

    Yo creo que he pasado por todas las fases posibles. Cuando todavía no era madre, pensaba que jamás renunciaría a mi carrera profesional, me parecía algo implanteable, la verdad, tanta carrera y tanta historia para pasarme el día cambiando pañales, ni hablar. Luego tuve a mis hijas, de carne y hueso, que se meaban encima, reclamaban mis besos y abrazos a cada momento, me sorprendían a cada instante y el plano teórico anterior, pasó de ser “jamás” a “me gustaría pero no puedo”. Y el no puedo muchas veces es una excusa y no digo que en mi caso no fuera así.
    Ahora (bueno, desde hace tiempo) estoy en un punto de indecisión total, de plantearme cada día las cosas que merecen la pena o no la merecen, de pensar que he vivido totalmente engañada por mi misma en un falso feminismo que no es otra cosa que eso, una gran farsa.

    Me ha encantado el comienzo del post, porque es justo como actúo muchas veces, hasta que no puedo más y muchas veces, sin necesidad ninguna, para que engañarnos.
    Personalmente considero que el trabajo (no todos, pero el mío si de momento si) me dignifica y también creo, que sin ser una madre desnaturalizada para nada y queriendo a mis hijas como las quiero, no se si sería capaz de estar 24×7 disponible para ellas, necesito salir, estar con otros adultos, pensar y relacionarme, si eso pasa por trabajar (porque por desgracia rica no soy) pues trabajaré. Pero sigo teniendo dudas, negarlo sería puro cinismo. Que los niños se crían mejor con los padres, totalmente de acuerdo. Pero lo importante es vivir en una familia donde todos sean felices, más importante incluso que pasar parte de la jornada en la guardería. Y no todas las madres y/o padres son capaces de ser felices en el modo “ama de casa”. Siempre he admirado a quienes si lo son (mi madre lo fue y se lo agradezco mucho), no es mi caso, creo, al menos de momento, pero no niego que sea algo que me plantee.

    Menudo rollo, pero es que el tema me apasiona y podría hablar y hablar y cambiar 7 veces de opinión en la misma conversación, todo, sin pestañear, porque es un tema que me preocupa e interesa muchísimo, es humano dudar ¿no?.

    Me gusta

  19. Yo soy mami de un chico de 16 y una mocosilla de 12, cuando mi hijo nació, tomé la decisión de no trabajar, y criar al peque , luego al nacer mi pequecha,pues más de lo mismo, así hasta que las pelillas no nos llegarón y me busqué una casa para un par de horas…Y así hasta que llegó un divorcio,las pasé “putas” y seguí limpiando en casas hasta que mi actual pareja me convenció de que podía trabajar en otra cosa. Ahora hago sustituciones en la Xunta, con lo cúal basicmente trabajo en verano y períodos vacacionales de mis hijos, y el resto del año sigo teniendo una casa para tapar algunos agujeritos…Con los años comprendí que el no estar yo en casa no era tan fundamental, y que a mí personalmente me gusta ir a mi trabajo, porque me pagan,y porque salgo de mi casa,hablo con más gente,y te ayuda a superar etapas de la vida… Un beso

    Me gusta

  20. Pues yo con este asunto estoy muy confusa. Hace un tiempo una compañera me contaba que en Holanda la mayoría de las mujeres trabajan en media jornada cuando son madres. Allí la presión social se dirige hacia las madres que no reducen su jornada al tener crios, las ven irresponsables. Mi compañera creía que es injusto que una madre tenga que hacer ese sacrificio y que se vea presionada a ello, ya que junto con esta reducción de jornada, sus posibilidades de ascenso se reducen y calificaba a Holanda por este motivo de país más machista que España. Yo pensaba justo lo contrario, que una sociedad que es consciente de que los niños necesitan a su madre (o padre, diría yo, pero allí parece ser que la tendencia es que sea la madre quien lo haga) es una sociedad más comprensiva con el hecho de ser padres responsables y es una sociedad que mira al futuro. Y vamos, que no sé, que yo no tengo hijos, pero me planteo que el día que los tenga me gustaría dedicarles el mayor tiempo posible, a pesar de que mi trabajo me gusta y me enriquece. Y me encantaría dejar mi trabajo un tiempo, aunque hubiera que apretarse el cinturón, pero lo malo es que estos parones no son muy bien entendidos en la sociedad actual y se corre el riesgo de quedarse fuera del mercado para siempre.
    Ale, qué rollo he soltado para ser la primera vez que escribo aquí.

    Me gusta

  21. Totalmente de acuerdo con Monet, (aunque a diferencia de él, mis padres sí han trabajado los dos siempre).

    Con respecto a lo de la sumisión y multiplicar las cosas malas, pues yo propongo que no haga la faena de la casa ni el hombre ni la mujer, como ahora dicen que han salido los sexualmente neutros, se contratan de chacha y que limpien ellos!! O que no limpien tanto… que no está sucio! que lo han limpiao ayer! qué manía! hay que limpiar una vez al mes, y siempre y cuando la mierda cubra bastante… si no, no!

    Besito

    Me gusta

  22. En mi caso mi madre nunca ha trabajado y siento mayor apego hacia ella, pero cuando veo a esos padres que prefieren estar trabajando que con sus hijos, no lo entiendo, porque tener hijos para que acaben siendo cuidados por las abuelas o por una cualquiera me parece innecesario. Yo creo que nunca tendré un hijo sino voy a tener tiempo para él: tener hijos, casarse o comprarse un perro no es sólo economía, para mi es algo más. Y en cuanto a liberalización de la mujer, creo que de ninguna manera… sinceramente por lo que he visto por mi pueblo, son mil veces más felices todas las vecinas que tengo que no han trabajado o no lo hacían a jornada completa para atender a sus crios que las que llevan la jornada completa de hoy en día, porque trabajar los dos significa (otro coche, otro seguro,una guardería… ), y en suma vas a acabar igual de pobre pero de tus hijos (si es verdad que te gustan), no habrás podido disfrutar.

    Me gusta

  23. Yo no estoy de acuerdo. Estoy cansada de oir que nos han timado. No es cierto que trabajemos solo por dos sueldos. No siempre es así. No todo es dinero. O el dinero o los hijos. Estoy harta de este discurso.El trabajo es algo más, enriquece también a la persona ( quizá no todos, pero en muchos casos sí). Lo que necesitamos es flexibilidad y poder adaptar la vida laboral a loq ue en cada momento demanda la familia. no es lo mismo tener dos hijos de 3 años que tenerlos de 20.

    Me gusta

  24. pues en mi opinión la necesidadad de dos sueldos suele ser algo puramente consumista, porque yo sólo tengo 21, pero cuando era un crio sé que no íbamos vestidos tan bien como ahora… y seguro que vosotras o a niñas de vuestra misma edad les pasaba lo mismo. La diferencia es que hoy parece que haga falta todo, porque dentro de las familias se crea un clima de “ya que no vamos a ser nunca ricos…. vivamos bien”, error que muchos ahora están pagando por haber sido tremendamente consumistas y viviendo al día. Sé que hay casos que es imposible cubrir gastos con un sólo sueldo, pero también es verdad que hoy por hoy la gente busca todas las comodidades que están a su alcance, como si la felicidad fuera el corte inglés.

    Me gusta

  25. Un asunto peliagudo; soy de las mujeres que opinan que el trabajo dignifica a la persona, pero también soy de la opinión que el ser ama de casa es un trabajo (y a tiempo completo), asique…
    Quizá como no tengo “cargas sociales” vease niños, no puedo comprender en la espiral en la que estan sumergidas las mamas/trabajadoras de nuestro entorno, pero me producen mucho respeto y admiración.
    Sólo os puedo decir… ÁNIMO!.

    Me gusta

  26. Mi madre siempre lo dice, que nos creemos qeu nos hemos liberado, pero nos han engañado y que estamos peor que ellas. Mira la solución sería esa, que trabajara solo uno de la pareja, descendería el paro, y los educaríamos a nuestros hijos mucho mejor, (que me preocupa seriamente las generaciones que suben, con los canguros que tienen). Eso sí en mi casa cada vez qeu sacamos el tema, los dos nos peleamos por ser el afortunado/a que se queda en casa con los niños.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s